Todas las armas sobre la mesa

Con la entrega de la nómina de Brasil, ya se conocen todos los equipos que intervendrán en la próxima Liga Mundial de voleibol

Autor:

Raiko Martín

Terminó el pasado domingo la Superliga del voleibol brasileño, y con el triunfo del Sada Cruzeiro de Minas Gerais acabó el plazo pedido por la Confederación del Gigante Sudamericano para anunciar la nómina de elegibles a la venidera Liga Mundial.

Así, fue Bernardo Rezende el último de los estrategas en develar sus armas. Y como era de esperar, en el listado de 25 aparecen todos los hombres que conquistaron la medalla de bronce en la más reciente Copa del Mundo.

Un vez más, Bernardinho entregó los galones de capitán al experimentado Gilberto Godoy Filho «Giba», quien estará acompañado por otros no menos estelares como Rodrigao, Vissoto, Sergio, Murilo y Gustavo Endres, Sidao y Bruno.

Así, los auriverdes salen como favoritos para imponerse en la llave B del torneo, en la que también están enroladas las selecciones de Polonia, Finlandia y Canadá. Si se cumple el pronóstico, los sudamericanos estarían peleando por su décimo título en estas lides durante la final que se organizará en la capital de Bulgaria.

Más complicada es la vía para el elenco cubano, que por estos días disputa una serie de cinco partidos amistosos frente a Argentina en Buenos Aires, como parte de su preparación rumbo al Preolímpico con sede en la ciudad estadounidense de Long Beach.

Para acceder de forma directa a la fase conclusiva en la Liga Mundial, los discípulos de Orlando Samuels deberán dominar el grupo A, que tiene como favoritos a los campeones defensores de Rusia.

Ya se sabe que el técnico ruso Vladimir Alekno tendrá a su disposición a los mejores jugadores de esa nación, incluidos los seis que él mismo guió recientemente en el club Zenit Kazan rumbo al título en la Liga de Campeones de Europa.

Hombres como Taras Khtey –designado capitán-, Maxim Mikhaylov, Dmitry Muserskiy, Serguey Grankin o Alexandr Volkov, por solo citar algunos «ilustres», conformarán un grupo lo suficientemente sólido para avanzar hacia la defensa de su corona.

Menos compacta, pero igual un obstáculo en las aspiraciones cubanas, será la formación de Serbia. Esta vez sentirán el anunciado retiro de la arena internacional del implacable atacador Iván Miljkovic, un verdadero verdugo de los nuestros en casi todos los duelos particulares. Sin embargo, nuevamente se alistarán figuras relevantes como Bojan Janic, Nikola Kovacevic, Milos Nikic, Sasa Starovic y Dragan Stankovic, todos con basta experiencia en estos torneos.

La selección cubana comenzará su andar por la 23 edición de la Liga Mundial en la ciudad japonesa de Hamamatsu el próximo 18 de mayo, enfrentando a la representación anfitriona. Un día después, retará a los serbios, y cerrará las acciones en esa urbe frente a los rusos.

El programa ya ratificado establece que estos cuatro equipos disputarán otras tres series similares con sedes en Santo Domingo (15 al 17 de junio), Kaliningrado (22 al 24 de junio) y Novi Sad (28 al 30 de junio).

Según la fórmula de competencia adoptada en esta ocasión para dar cabida a los diferentes torneos de clasificación olímpica, los vencedores de los cuatro grupos, más el mejor segundo lugar, avanzarán a la final entre el 1 y el 8 de julio en Sofía. Allí los esperará el elenco búlgaro en su condición de anfitrión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.