Celebración a medias - Deporte

Celebración a medias

Victoria para el equipo masculino frente a Venezuela y caída de las muchachas ante sus rivales alemana. Solo un buen resultado este lunes les permitirá a las cubanas abandonar el lugar 59 del escalafón

Autor:

Daniel Palacios

Diametralmente opuestos son ahora los estados de ánimo de los elencos cubanos presentes en la Olimpiada Mundial de Ajedrez, con sede en Estambul, después de la victoria aplastante de los hombres frente a Venezuela y la costosa derrota encajada por nuestras mujeres ante las alemanas durante la quinta ronda del torneo.

La sonrisa se dibujó en cada uno de los rostros de nuestros trebejistas, pues el 4-0 sobre los bolivarianos es un bálsamo para los resultados adversos en las dos rondas precedentes.

El primero en imponer respeto ante los sudamericanos fue el Gran Maestro (GM) Leinier Domínguez (2725), quien solo necesitó 21 movimientos de las piezas blancas y un excelente manejo de la Defensa Grunfeld planteada por el GM Eduardo Iturrizaga (2627).

Con esa arrancada era cuestión de orgullo para el resto del elenco antillano continuar con el mismo ritmo ante un rival a todas luces menor. Fue entonces que el GM tunero Lázaro Bruzón (2711) se valió de una Defensa Francesa, variante Tarrash, para liquidar con figuras oscuras al Maestro Internacional (MI) Rafael Prasca (2415), luego de 59 jugadas.

Yunieski Quesada (2626) tenía un pareo sin grandes exigencias frente al Maestro FIDE José Félix Ynojoza (2374) y lo aprovechó sin vacilaciones. Sentado en la tercera mesa manejó correctamente las piezas blancas en una variante Alapin de la Defensa Siciliana, y tras 62 jugadas logró inclinar el rey de su rival.

Ya con el match en el bolsillo, solo restaba la barrida. Para eso se «pintó» solo el GM Isán Ortiz, quien tuvo tablero por medio al MI Julio Ostos (2345). El debutante cubano formó su «tropa de negro» bajo los dictámenes de una Defensa Benoni muy sólida y solamente necesitó de 24 movidas para asegurar su primer éxito en la justa. Así, la escuadra cubana ascendió del puesto 61 al 47 en la tabla de posiciones, gracias a las seis unidades acumuladas. La nueva ubicación la lleva hasta el enfrentamiento mañana con los representantes de Qatar, para cumplir la sexta ronda del certamen.

En el caso de las chicas, tres derrotas y un empate (3,5-0,5) ante las germanas fueron suficientes para amargarles el día.

La Gran Maestro Femenina (GMF) Lisandra Ordaz (2344) no pudo con su similar Elisabeth Paehtz (2483), victoriosa tras 24 jugadas de una Apertura Vienesa, variante Falkbeer.

Por su parte, la GMF Oleiny Linares (2355) también cayó contra la GMF Melanie Ohme (2337) luego de 52 movimientos de una Defensa Pirc, en tanto la GMF Maritza Arribas (2296) rindió su rey ante la GMF Martha Michna (2380), luego de 35 escaramuzas de una Defensa Francesa, variante cerrada.

La única que pudo «sobrevivir» fue la GMF granmense Sulennis Piña (2345), quien dividió el punto con la GMF Tetyana Melamed (2356), tras 72 movimientos de una Defensa Siciliana, variante Paulsen.

Solo un buen resultado mañana frente a las representantes de Guatemala permitiría a las cubanitas abandonar el lugar 59 del escalafón que dominan las rusas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.