Manrique Larduet se subió al podio

En la final del all around, el cubano estuvo muy cerca del título, que recayó en el estadounidense Samuel Mikulak

Autor:

Julieta García Ríos

Muy cerca estuvo este lunes el cubano Manrique Larduet de abrazar el título más preciado de la gimnasia artística en los XVII Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá.

Reñidísima fue la porfía entre él y el estadounidense Samuel Mikulak en la final del all around, en la que el norteño terminó con registro de 89,650 puntos y dejó al espectacular santiaguero sin la ansiada corona que define al mejor gimnasta del evento.

El santiaguero, debutante en Juegos Panamericanos, terminó con acumulado de 89.600 y un poco más atrás quedó el experimentado colombiano Jossimar Calvo (89,400), ganador del all around hace cuatro años en Guadalajara.

Mikulak, de 22 años de edad, integró el equipo estadounidense en las Olimpiadas de Londres 2012 y en las Olimpiadas Juveniles de Singapur 2010 ganó el campeonato all around, así como los concursos de ejercicios manos libres y caballo de salto.

Manrique, quien sigue causando sensación ante público y expertos, tuvo notas de 14.500 en ejercicios manos libres, 13.450 en caballo con arzones, su talón de Aquiles. Además, quedó segundo en anillas (15.400) y barras fijas (15.150). Además, dominó el caballo de salto (15.400) y en las barras paralelas, prueba en la que se dieron las notas más altas, quedó tercero (15.750).

En los próximos días estará en cinco finales, pues solo no se presentará en caballo con arzones.

Su entrenador Carlos Gil, vía electrónica, comentó a este diario que «su actuación fue excelente. Manrique demostró de qué estamos hecho los cubanos y Randy estuvo muy bien también. Al resto de las finales vamos con más fuerzas».

Estos jovencitos tiene la tutela del entrenador Carlos Gil.

Prueba de que la gimnasia artística cubana retoma sus tiempos dorados de antaño es el octavo lugar alcanzado por Randy Lerú (83.750), quien también estará en finales de barras fija (miércoles).

Erick López al habla

La leyenda de la gimnasia latinoamericana, Erick López, sigue la cita continental desde La Habana. Su ritmo cardiaco no siente la agitación de hace 12 años, cuando en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 se convertía en el mejor gimnasta de América.

«Mi época de nervios ya pasó», dice a Juventud Rebelde. «Hoy con tranquilidad espero los resultados de los muchachos y sé que serán positivos, porque se prepararon para eso. Confío en ellos, son muy buenos muchachos, su disciplina les permitirá lograr los objetivos que tienen, que de hecho, ya los están logrando».

Sobre la posibilidad de que Manrique fuera el campeón panamericano del all around, comentó previo al concurso que «tiene muchas opciones de ganar el título, solo debe competir tranquilo y limar detalles de la clasificación para que no quede duda y se marque la diferencia con el resto de los competidores que luchan por el trono».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.