Metales en la arena - Deporte

Metales en la arena

Este martes, la dupla de Lianma Flores y Leila Martínez ganaron la medalla de plata

Autor:

Norland Rosendo

TORONTO.— Este martes, ocho años después de que la pareja cubana de Tamara Larrea y Dalixia Fernández subiera por última vez a un podio de premiaciones en el voleibol de playa de los Juegos Panamericanos, se repitió el hecho cuando la dupla de Lianma Flores y Leila Martínez (L-L) se vistieran con trusa de plata.

El partido frente a las argentinas Ana Gallay y Georgina Klug se extendió a tres sets. Las sudamericanas salieron delante con pizarra de 21-17, gracias, sobre todo, a la efectividad de su servicio y a una hermética defensa de campo. Además de las habilidades técnicas, las gauchas exhibieron serenidad en los momentos tensos e inteligencia para colocar el balón.

Las cubanas se repusieron en la segunda manga. Lograron una ventaja inicial de ocho cartones por uno, que lograron sostener pese a la capacidad de las argentinas para recortar la diferencia casi al mínimo. Varios servicios potentes, pero por fuera, y remates descolocados de las nuestras, así como la estrategia de las albicelestes de jugar con más maña que fuerza, mantuvieron nivelado el marcador hasta que la pareja de L-L concretó los puntos con los que se adjudicó el set por 21-19.

Lamentablemente, en el tercer parcial las cubanas se vieron superadas en toda la línea. «El aire nos afectó un poco, empezamos en el terreno menos ventajoso y ellas se nos fueron delante muy rápido. Nos faltó inteligencia en esos momentos», comentó Lianma al finalizar el juego.

Ante una gran concurrencia que disfrutó con delirio el espectáculo —porque eso es también este deporte, un show—, las cubanas cedieron por 7-15 en el tie break.

Las gauchas no solo sacaron con precisión todo el tiempo, sino que aseguraron en esa manga crucial dos puntos por bloqueo, mientras del lado opuesto, ya con el partido casi decidido, las nuestras dejaron varias pelotas en la net.

Para las cubanitas este es un buen resultado. Hace poco que compiten juntas, ya fueron campeonas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz y desde ya auguran que estarán en las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016.

«Estamos contentas. Dijimos que veníamos por un lugar en el podio y lo cumplimos. Le dedicamos esta medalla a nuestras madres, a los entrenadores, a los profesores de la escuela de voleibol, a la gente que en Cuba ha apostado por nosotras», comentaron ambas.

En la lid masculina, Nivaldo Díaz y Sergio González salieron airosos en la discusión de la presea de bronce, al derrotar a la pareja de chilenos conformada por Marco y Esteban Grimalt, con pizarra de 18-21, 25-23 y  15-12.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.