De zurda con Yohan Mora

Tras ganar el Campeonato Nacional Juvenil en dos ocasiones fue llamado al equipo grande en el año 2006, siendo su debut internacional los Juegos del ALBA en Venezuela, donde obtuvo la medalla de bronce

Autor:

Javier Rodríguez Perera

No estaba contemplada en mis planes una charla con Yohan Mora. Llegué al salón de entrenamientos de la preselección nacional de tenis de mesa con otros intereses, y me encontré con que el matancero de 28 años había regresado recientemente de una próspera participación en la cuarta división de la Bundesliga alemana de este deporte. Celebraba un partido de preparación contra su compañero Jorge Moisés Campos, pero ante la petición, rápidamente accedió a dialogar con JR.

Me dice que empezó a los 13 años la práctica de esta disciplina, debido a que muy cerca de su casa existía un área donde se jugaba tenis de mesa y su hermano estaba apuntado. Solo un mes estuvo allí, porque lo trasladaron a la EIDE por su condición de zurdo, «algo que es favorable, pues la mayoría de los jugadores son derechos y a la hora de enfrentarlos tengo una ligera ventaja», expresa.

Tras ganar el Campeonato Nacional Juvenil en dos ocasiones fue llamado al equipo grande en el año 2006, siendo su debut internacional los Juegos del ALBA en Venezuela, donde obtuvo la medalla de bronce en el torneo colectivo junto a Jorge Moisés Campos, Alejandro Rodríguez y Cleivis Justin, «un resultado aceptable, pues éramos todavía juveniles y ese evento fue de primera categoría», afirma.

En ese período no tuvo grandes oportunidades. Era entendible, pues figuras de buen nivel y más experimentados como Andy Pereira, Dimey Góngora y Pavel Oxamendi, ocupaban el protagonismo del equipo Cuba en las competiciones fundamentales. No fue hasta el Campeonato Latinoamericano en Brasil 2012 que comienza a sentirse la presencia de Mora, pues allí obtuvo la medalla bronceada, y al año siguiente, en otra edición de ese certamen en El Salvador, conquista el subtítulo, resultado que repetiría en el por equipos de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014.

Su presencia en la cita continental de Toronto 2015 no pudo concretarse. Debido a ello contactó con una persona vinculada a la Bundesliga alemana, que se interesó por él, en buena parte por su estilo de juego y porque el club SV Niklashausen necesitaba un jugador de sus características. Aunque ese circuito ya había comenzado, el yumurino acudió a prestar sus servicios el 15 de enero de este año y retornó a Cuba el 6 de mayo.

En suelo germano realizó 20 partidos en Liga —se desarrolla todos los fines de semana—, de los cuales ganó 16, mientras que en Copa —existen dos tipos: una que se celebra a choques de ida y vuelta a simple eliminación y otra en la que se inscriben un fin de semana cuatro equipos y de allí sale el campeón— efectuó ocho encuentros y cedió en dos, además de ganar con su plantel los dos sistemas de Copa.

Explica Yohan que en la Bundesliga se juega mucho y se entrena poco, sobre todo se apoyan en la visualización de videos de los adversarios. No obstante, la rivalidad es bastante fuerte porque todos los conjuntos cuentan con exponentes asiáticos, además de que por club se admite a un solo jugador que viva fuera de Europa. En este caso, Mora era la primera raqueta de su franquicia, que a la postre del torneo descendió en la tabla de posiciones porque cayó ante una de las selecciones más poderosas, «de las que tienen más dinero y por ende, contratan a mejores deportistas», asegura.

En septiembre no se perderá el inicio de este torneo germánico, pues ya cuenta con la confirmación de su club SV Niklashausen para reforzar la plantilla y aspirar a una mejor posición.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.