Juventud que no creyó en la altura - Deporte

Juventud que no creyó en la altura

La selección nacional masculina de voleibol espera en semifinales a su próximo rival de la Copa Panamericana, luego de liderar invicto su grupo

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Las expectativas que rodeaban el partido entre cubanos y estadounidenses se cumplieron por completo, para beneplácito de los aficionados que asistieron al centro Robert Guertin de la ciudad de Gatineau, quienes pudieron disfrutar de un espectacular duelo que finalizó con victoria cubana en tie-break, y que sirvió a los antillanos para avanzar «sin escala» hasta las semifinales del torneo.

El duelo, que cerró las acciones del grupo A de la 12ma. Copa Panamericana de Voleibol, enfrentaba a la escuadra más joven (Cuba) contra la de mayor promedio de altura (Estados Unidos). No obstante, como incrédulos ante las estadísticas de edad y talla, los antillanos impusieron su ley sobre la net.

Todo comenzó con los norteños «robándose» la arrancada, tras llevarse el primer parcial por cerrado marcador de 26-24. Los de la Mayor de las Antillas respondieron de inmediato y lograron imponerse en la segunda y tercera mangas con idéntico resultado de 25-21, solo para ver cómo sus rivales empataban las acciones y forzaban la «muerte súbita».

Ya en el quinto y definitivo set, los cubanos fueron capaces de imponer su ritmo para dominar de punta a cabo (15-11), y de paso mantener su liderato e invicto en la cita continental.

Miguel David Gutiérrez asumió a tope su rol de «artillero» principal, y desde su «torreta» exhibió una excepcional puntería que le sirvió para convertir nada menos que 30 tantos a lo largo del juego.

«Esta victoria significa mucho para mí y para todo el equipo. Somos un equipo joven y, a pesar de los altibajos, todos hicieron lo mejor en el último set y logramos ganar. Esta es una nueva generación decidida a mover el voleibol cubano hacia adelante», declaró el opuesto cubano tras semejante demostración.

Por su parte, Nicolás Vives, entrenador del seleccionado nacional, reconoció el creciente desempeño de sus muchachos en todo el encuentro, aunque señaló a los nervios como el principal enemigo de sus jugadores.

«Ponen demasiada presión sobre sí mismos. Estados Unidos es un buen equipo, pero podríamos haber ganado en tres sets. Nuestro próximo partido será sin duda difícil, pero nuestra mentalidad está en la victoria», expresó Vives en la conferencia de prensa posterior al match.

Hoy, los ya clasificados Cuba y Argentina se enfrentarán a los ganadores de los encuentros de cuartos de final, que saldrán de los topes República Dominicana-Canadá y Puerto Rico-Estados Unidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.