Dudas sobre el idioma español

rss
Buscar por letra:

Respuestas a las preguntas

  • Palabras claves:

    Caridad Peña preguntó:

    Es común que algunas personas al pronunciar los verbos ‘evacuar’, ‘adecuar’ y ‘licuar’, hagan recaer la mayor fuerza enfática en la ‘u’. Lo he escuchado incluso en los medios masivos de comunicación. Mi pregunta es ¿estos verbos se pronuncian y se escriben sin el acento en la ‘u’?

    Estas voces pertenecen a un reducido grupo de verbos terminados en –uar que, en algunas de sus formas, admiten dos acentuaciones.

    Sobre este aspecto nos dice la Ortografía de la lengua española (2010, p. 211): “… tan válido es decir y escribir expatrio como expatrío, palian como palían, adecuan como adecúan, evacua como evacúan, etc. En el caso de los verbos terminados en –uar, parece existir hoy, en términos generales, cierta preferencia por acentuar sus formas según el modelo de actuar, es decir con tilde en la ‘u’: adecúa, evacúan, etc. Estas pronunciaciones, hasta no hace mucho, se consideraban incorrectas, razón por la que los hablantes más cultos suelen preferir, contra el uso general, las formas que siguen el modelo acentual de averiguar: adecua, evacuan, etc.”. (Depto. de Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Mario Augusto Cruzata preguntó:

    Se dice ¿‘liderar’ o ‘liderear’?

    En el ámbito americano se prefiere el uso de la voz ‘liderear’. Aparece registrada en el Diccionario ejemplificado del español de Cuba (2001, ILL) y en el Diccionario de americanismos (2001), en este caso con la marca de popular, con las siguientes acepciones: liderear: v 1 tr Dirigir un grupo o partido político: ej. en las escuelas dedicaron un rato a pensar, hablar y recordar a uno de los hombres que lidereó la guerra definitiva contra la colonia española./ 2 tr En un campeonato o una competencia, estar en el primer puesto: ej. …clasifica como el camarero que más juegos ha participado y liderea los casilleros de outs, asistencias y jugadas de doble play. (Diccionario ejemplificado del español de Cuba, 2001, ILL) liderear: 1. tr. Mx, Es, Ni, Cu, RD, PR, Py, pop. Dirigir o ser el líder de algo, especialmente un grupo o un partido político. (Diccionario de americanismos, 2010) Por su parte, la voz ‘liderar’ pertenece al español general. Aparece registrada en los diccionarios generales de la lengua española con las siguientes acepciones: liderar. verbo transitivo. 1. Encabezar y dirigir un grupo o movimiento social, político, religioso, etc.// 2. Ir en cabeza de una clasificación, generalmente de tipo deportivo: su equipo lidera la clasificación por etapas; el delantero lidera la clasificación de goleadores. (Diccionario de uso del español de América y España, 2003). liderar: 1. tr. Dirigir o estar a la cabeza de un grupo, de un partido político, de una competición, etc. (Diccionario de la Lengua Española, 2001) Depto. de Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Otoniel Williams preguntó:

    ¿Se dice ‘él azúcar’ o ‘la azúcar’?

    La palabra ‘azúcar’ es un sustantivo con género ambiguo, puede decirse “la azúcar” o “el azúcar”, aunque se usa generalmente en masculino. Al respecto señala el diccionario de dudas y dificultades de la lengua española de Manuel Seco: azúcar. Puede ser masculino o femenino, el azúcar, la azúcar. Es más general usarlo como masculino: azúcar refinado, azúcar moreno. Un ejemplo de uso femenino: ej. la azúcar del malvavisco. En plural es, casi sin excepción, de género masculino: los azúcares finos. Curiosamente, es muy frecuente que en singular vaya acompañado a la vez de artículo masculino y adjetivo femenino: ej. No vamos a obtener el azúcar necesaria; El precio del azúcar blanca subirá un 7,7%. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    julio cesar salazar ramirez preguntó:

    Cómo se conjuga al español las palabras - lider - consolar - cocer (de cocinar)

    La voz líder es un sustantivo. El verbo es liderar o liderear, este último es un cubanismo. Liderar, es un verbo regular y se conjuga según el modelo de amar: ej. yo lidero, tú lideras o liderás, él o ella lidera, nosotros lideramos, vosotros lideráis, ellos o ellas lideran (presente de modo indicativo).

    Consolar es un verbo irregular ya que en la conjugación del presente se produce un cambio de o por ue. Se conjuga según el modelo de contar: ej. yo consuelo, tú consuelas o consolás, él o ella consuela, nosotros consolamos, vosotros consoláis, ellos o ellas consuelan (presente de modo indicativo).

    Cocer es un verbo irregular ya que en la conjugación del presente se produce un cambio de o por ue. El cambio de c por z es para mantener el sonido. Se conjuga según el modelo de mover: ej. yo cuezo, tú cueces o cocés, él o ella cuece, nosotros cocemos, vosotros cocéis, ellos o ellas cuecen (presente de modo indicativo).

    Con respecto a su conjugación, el Diccionario panhispánico de dudas (2005) nos advierte que debe evitarse conjugar este verbo según el modelo de agradecer: *cuezco, *cuezca, *cuezcamos, etc. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Dany Boyd Cortés preguntó:

    Prácticamente se dice el agua en singular ¿sería correcto decir los aguas en plural? ¿se diría lo mismo de las palabras: programa, tema, mapa, sistema ?

    Lo correcto es decir las aguas. La palabra agua es un sustantivo femenino por tanto le corresponde el uso del artículo femenino plural 'las'. El cambio ocurre en el singular porque, según señala el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE (2005), este sustantivo, al comenzar por /a/ tónica, exige el uso del artículo definido 'el' si entre ambos elementos no se interpone otra palabra: el agua. En cuanto a las palabras programa, tema, mapa y sistema, aunque terminan en -a, constituyen sustantivos masculinos; por lo tanto, les corresponde el uso del artículo masculino plural 'los': los programas, los temas, los mapas y los sistemas. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Raúl García Cuervo preguntó:

    ¿Por qué los niños y las niñas? Entonces, los combatientes y las combatientes o los y las combatientes. Por contexto cuando nos referimos a los niños este generaliza ambos sexos. Deseo conocer la correcta utilizacion de este uso tan arraigado en los medios. Escuché ¨día de el jurista y de la jurista¨ por la TV. Gracias, Raúl.

    En ocasiones no es necesario el desdoblamiento de género. En la designación de seres animados, los sustantivos de género masculino no solo se emplean para referirse a los individuos de ese sexo, sino también para designar la clase que corresponde a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. Por ejemplo, en un enunciado como Los niños llegaron temprano a clase, los niños se refiere tanto a los a niños como a las niñas.

    La Nueva gramática de la lengua española (2009) explica que existe una tendencia reciente, y variable según los países, a construir series coordinadas constituidas por sustantivos de persona que manifiesten los dos géneros: ej. A todos los vecinos y vecinas; La voluntad de los peruanos y peruanas.

    Esta doble mención se ha hecho general en ciertos usos vocativos en los que el desdoblamiento se interpreta como señal de cortesía: ej. señoras y señores; damas y caballeros. Sin embargo, la Nueva gramática sugiere que no se use el circunloquio cuando el empleo del género no marcado (masculino) es suficientemente explícito para abarcar a los individuos de uno y otro sexo.

    En aquellos casos especiales en los que el contexto podría ser ambiguo reconoce que este desdoblamiento es aceptado. Por ejemplo, en un enunciado como Todos los cubanos pueden entrar al ejército, sería necesario decir todos los cubanos y todas las cubanas, pues es sabido que hasta hace pocos años el ejército era (y para algunos, sigue siendo) una profesión de hombres; y realmente lo se quiere decir es que tanto hombres como mujeres pueden entrar al ejército.

    Referido al tema también hay que decir que desde la década del 70 del pasado siglo emergieron en las ciencias sociales, particularmente en la lingüística, las preocupaciones por la representación en el discurso de las desigualdades entre mujeres y hombres y por la presencia de las normas masculinas como normas generales para la sociedad y el lenguaje.

    Como resultado de esos cuestionamientos, surgió el concepto de sexismo lingüístico: fenómeno lingüístico que se caracteriza por la presencia en el discurso de mecanismos que reproducen desigualdades entre mujeres y hombres.

    Desde esta perspectiva el uso del masculino genérico es una clara expresión de discriminación e invisibilización de la figura femenina en el discurso, de ahí que se propongan fórmulas desdobladas, como los niños y las niñas, los combatientes y las combatientes, para combatirlo.

    Este fenómeno ha dado lugar a que varias universidades y organizaciones elaboren guías de lenguaje no sexista, en las que es común encontrar como sugerencia la sustitución del uso del masculino genérico por fórmulas desdobladas como las mencionadas.

    En este sentido, los medios de comunicación se han hecho eco de esta tendencia y es por ello que escuchamos con frecuencia esas fórmulas desdobladas en la radio y la televisión nacionales.

    Como se puede apreciar, este es un tema que no está aun concluido y que es extremadamente polémico ya que no solo tiene que ver con la lengua misma sino también con un problema social de vital importancia y alta complejidad: la discriminación de género. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Anniel Rodriguez preguntó:

    ¿Me gustaría saber si han incluido la CH en el abecedario?

    Según la Ortografía de la Lengua Española (2010), el abecedario del español está hoy formado por veintisiete letras, que "se recomienda" denominar como escribimos entre paréntesis:

    a,A (a), b,B (be), c,C (ce), d,D(de), e,E (e), f,F (efe), g,G (ge), h,H (hache), i,I (i), j,J (jota), k,K (ka), l,L (ele), m,M (eme), n,N (ene), ñ,Ñ (eñe), o,O (o), p,P (pe), q,Q (cu), r,R (erre), s,S (ese), t,T (te), u,U (u), v,V (uve), w,W (uve doble), x,X (equis), y,Y (ye), z,Z (zeta).

    Además de estas veintisiete letras, existen cinco dígrafos o combinaciones de dos letras: ch (chapa), ll (lluvia), gu (guiño), qu (queso), rr (denominada doble erre: arroz). Desde 1754 hasta 2010 los dígrafos ch y ll se consideraron letras del abecedario español, aunque desde 1994 habían pasado a ordenarse en los diccionarios no como letras independientes, sino dentro de c y l, respectivamente (chicha después de cetro, pero antes que cianuro; pulla entre pulir y pulmón).

    Por lo tanto, las letras ya no son 29 sino 27. Hay libertad para seguir denominándolas como antes (ye o i griega, uve o be corta o chica, pero no se llama ere a la vibrante simple, sino erre). (Depto. de Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Lorenzo L. Peña Marrero preguntó:

    El agua, el azúcar, el hambre, etc. no son sustantivos femeninos (independientemente del artículo que usan) ¿Por qué escucho decir mucho hambre, azúcar refino?

    Los sustantivos agua, hambre y harina son femeninos. Al respecto el Diccionario de panhispánico de dudas (2005) aclara que aquellos que comienzan con la /a/ tónica, como los dos primeros, exigen el uso de la forma el del artículo masculino, si entre ambos elementos no se interpone otra palabra. ej: el agua, el álamo, el hambre.

    En cambio, harina utiliza el artículo la pues la fuerza de pronunciación recae sobre la /i/. Sus modificadores deben concordar en femenino: el agua fresca, mucha hambre, harina blanca.

    Por su parte, azúcar es un sustantivo con género ambiguo, puede decirse la azúcar o el azúcar, aunque se usa generalmente en masculino: azúcar refinado, azúcar moreno.

    Además señala el Diccionario panhispánico de dudas que este sustantivo tiene la particularidad de admitir su uso con la forma el del artículo y un adjetivo en forma femenina a pesar de no comenzar por /a/ tónica: ej. Se ponen en una cazuela la leche y el azúcar blanca.

    Se trata de un resto del antiguo uso de la forma el del artículo entre nombres femeninos que comenzaban por vocal, tanto átona como tónica, algo que era normal en el español medieval. (Depto. Lingüística, ILL)

  • Palabras claves:

    Ana María González Pancorbo preguntó:

    Hoy día el uso de la letra mayúscula se ha eliminado notablemente y estoy de acuerdo en que el abuso es incorrecto. No obstante me encuentro con frecuencia la situación siguiente, que no me parece correcta: "Se incumple lo establecido en la resolución No.60 de la Contraloría General"

    Es correcto el uso de la mayúscula en 'Se incumple lo establecido en la resolución No.60 de la Contraloría General' porque en este ejemplo Contraloría General es el nombre propio que designa una institución.

    También el término contraloría (americanismo) puede usarse como un sustantivo común referido en sentido general al "órgano encargado de examinar la legalidad y corrección de los cargos público" (Diccionario de la Lengua Española (RAE, 2001); en este caso debe escribirse con minúscula: ej. Señaló que establecerá una contraloría independiente dotada de autonomía para terminar con el flagelo y transparentar los procesos de...; en cada juicio, el tribunal podrá apoyarse en organizaciones de las comunidades para que realicen contraloría social en estos procesos. (Depto. Lingüística, ILL )

  • Palabras claves:

    Beatriz Ruby Sánchez Pino preguntó:

    ¿Qué es litigio?

    La voz litigio aparece recogida en el Diccionario de la Lengua Española, RAE, (2001) con la siguiente significación:

    litigio m. 1. Pleito, alteración en jucio.// 2. Disputa, contienda. (Depto. Lingüística, ILL)