Protestas por obras israelíes en el Monte del Templo

Israel aprovecha la actual situación y los enfrentamientos entre palestinos para imponer sus propios planes

Autor:

Juventud Rebelde

Miles de palestinos protestan por reparaciones israelíes cerca de la sagrada Mezquita de Al Aqsa (Foto: AP) JERUSALÉN, febrero 6.— Musulmanes indignados protestaron este martes por las obras que las autoridades israelíes han iniciado en el Monte del Templo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, afirmando que los trabajos podrían poner en peligro la Mezquita de Al Aqsa situada dentro del recinto, que los musulmanes denominan Al Haram al Sharif.

Israel quiere construir un nuevo camino desde la plaza del Muro de las Lamentaciones, que se encuentra a los pies del Monte del Templo, hasta el elevado recinto, explicó a la agencia DPA una portavoz de la Autoridad Israelí para Antigüedades.

Dicho camino debe reemplazar a otro que se derrumbó en 2004, tras años de daños causados por la lluvia y otras condiciones meteorológicas. Desde entonces, se ha venido empleando un puente de madera.

Israel ha realizado en los últimos meses excavaciones arqueológicas para asegurarse de que no se dañará ningún yacimiento durante las obras.

Sin embargo, Adnan al Husseini, director de la Fundación islámica Waqf —encargada de la administración religiosa de los lugares de culto en el Monte del Templo—, reclamó el fin de las obras.

«Israel aprovecha la actual situación y los enfrentamientos entre palestinos para imponer sus propios planes», dijo por su parte Taysir al Tamimi, el juez islámico supremo de los palestinos.

Algunos líderes palestinos han llamado a los musulmanes a congregarse en el área para protestar por las obras, afirmando que se trata de un intento de destruir la Mezquita de Al Aqsa, uno de los principales lugares sagrados de los musulmanes.

Cientos de policías israelíes fueron desplegados en la zona para impedir enfrentamientos, que aun así se produjeron, aunque los agentes limitaron la entrada al Monte del Templo a los musulmanes mayores de 45 años, para impedir revueltas.

El Monte del Templo es considerado sagrado tanto por judíos —que sitúan allí su bíblico templo— como por musulmanes, que creen que marca el lugar desde donde el Profeta Mahoma ascendió a los cielos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.