Gusanos rinden cuenta al amo y patrón - Internacionales

Gusanos rinden cuenta al amo y patrón

Grupúsculos contrarrevolucionarios alentados por la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en Cuba realizaron en los dos últimos días actividades provocativas, pero solo lograron el rápido repudio y la respuesta firme del pueblo

Autor:

Juventud Rebelde

Una vez más la Oficina de Intereses de Estados Unidos en la capital de todos los cubanos se convierte en desagradable y despreciable noticia al dar aliento, impulso y órdenes a sus asalariados de la contrarrevolución.

Como parte de los 300 contactos que este año ha sostenido dicha Oficina con grupúsculos contrarrevolucionarios, estimularon y organizaron dos shows en la vía pública, el domingo y ayer lunes. El primero ocurrió frente a la Iglesia de Santa Rita, en 5ta. y 26, en Miramar y el segundo en el Parque Villalón, en Calzada y D, en el Vedado, dos puntos céntricos de la capital cubana.

Ambas actuaciones responden al estímulo constante y alevoso que en los últimos meses han librado en contra de la Revolución la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana (SINA). Los diferentes medios de la prensa contrarrevolucionaria fueron utilizados una vez más para intentar manipular la opinión pública, en función de promover la subversión interna y viabilizar que los grupusculeros materializaran sus actividades provocativas, que solo han logrado el rápido repudio y la respuesta firme de nuestro pueblo.

Los gusanos que intervinieron en la provocación del Parque no sobrepasaron la ridícula cifra de diez, número que contrastó con la elevada cifra de los que asistieron a la fiesta ofrecida por el jefe de la SINA en su residencia.

En ambos casos, el denominador común fue el carácter mercenario y anexionista, bajo el pretexto de celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Esta especie de teatro callejero pone en evidencia una vez más la injerencia de la SINA en los asuntos internos de Cuba y su objetivo de ofrecer una imagen en el exterior de la existencia de una contrarrevolución activa y preparada para recibir las altas sumas de dinero aprobadas en fecha reciente por el gobierno norteamericano, a fin de lograr su deseada transición hacia el capitalismo.

Esas aventuras de aparentes «demócratas» que no quisieron que la prensa revolucionaria cubana los filmara o les tomara fotos, encierran las claras intenciones manipuladas a sus anchas por los personajes diplomáticos norteamericanos.

Es significativa la participación planificada de ciudadanos extranjeros de varias nacionalidades que, escudándose en visas de turistas, hicieron el juego a los gusanos del patio, abasteciéndolos de materiales en plena vía pública.

El punto de acreditación de los contrarrevolucionarios que participaron en la fiesta ofrecida por el jefe de la SINA en su residencia, se montó en la vivienda de uno de sus diplomáticos, ubicada en 7ma. y 24, Miramar, donde abordaron los vehículos empleados con el fin de que los mercenarios rindieran cuenta a su amo y patrón: el representante del gobierno de W. Bush.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.