Cuba logra amplio respaldo en el Consejo de Derechos Humanos

La mayoría de los países que emitieron criterios sobre el informe presentado por la Isla ante el Consejo de Derechos Humanos se manifestó de forma constructiva y con signos de admiración

Autor:

Juventud Rebelde

Reconocimientos a sus éxitos en educación, salud, solidaridad internacional y defensa de su soberanía, descollaron hoy en las intervenciones de diversos países sobre el informe de Cuba ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH).

Se trató del ejercicio de Examen Periódico Universal (EPU) en el grupo de trabajo de este órgano de la ONU, que ya examinó desde su instauración a 54 naciones.

La introducción del texto estuvo a cargo de la ministra cubana de Justicia, Maria Esther Reus, quien explicó que para su elaboración se hizo un amplio proceso de consultas con la sociedad civil y más de 200 Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Subrayó que su país concede gran importancia al EPU y la principal cualidad del sistema político cubano es su capacidad para el constante perfeccionamiento en función de las necesidades planteadas.

«Es un proyecto genuinamente autóctono, fundado en una rica historia de lucha por la igualdad y la solidaridad entre los hombres y las mujeres, la independencia, la soberanía, la no discriminación y la justicia social», puntualizó.

La titular terminó su exposición remarcando el apego de la Isla a los principios de objetividad, imparcialidad y no selectividad que deben caracterizar la cooperación internacional en materia de derechos humanos, siempre abierta al diálogo.

Luego se dio paso a los delegados. Se inscribieron más de un centenar de países para emitir sus criterios, pero por razones de tiempo sólo 60 pudieron hacerlo, 51 de los cuales se manifestaron de forma constructiva y la mayoría con signos de admiración.

Nota de color que rompió con el estilo de diplomacia acartonada del EPU fue la intervención del embajador de Sri Lanka, quien no escatimó en palabras de reconocimiento a Cuba, a la que calificó de país de vanguardia en la colaboración con el Tercer Mundo.

Mencionó los avances de la mujer, el apoyo de la Isla a la causa contra el apartheid, las misiones médicas y de alfabetización, la asistencia para enfrentar las consecuencias del tsunami en Sri Lanka y el terremoto en Pakistán, entre otras.

Terminó con un Hasta la Victoria Siempre, que arrancó una cerrada ovación en el Palais de Nations de Ginebra.

Frases como «impresionantes resultados», «mejor muestra de expresión popular de la democracia», «profundo compromiso con la solidaridad internacional pese al bloqueo de Estados Unidos» y «Revolución que dignifica a su pueblo», se escucharon en la sala.

Razón por la cual el viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, se congratuló del contraste alentador y respetuoso que dominaba el ambiente, a diferencia de las antiguas prácticas manipuladores y de doble rasero.

Las tres horas de deliberaciones llegaban a su fin después de que entre otros, oradores de Suráfrica, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Filipinas, Ecuador, México, Jordania, Pakistán, Argelia, China, Rusia, Trinidad-Tobago y Jamaica consumieran sus turnos.

Para completar aspectos de la información, otros integrantes de la delegación cubana abundaron sobre el sistema judicial, parlamentario, trabajo y seguridad social, e informática y comunicaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.