Florida podría seguir los pasos de Arizona

El proyecto de ley propuesto este miércoles por el procurador general de Florida requeriría que la policía verifique el estatus de un sospechoso de ser inmigrante ilegal, lo que  provocó de inmediato la reacción de activistas por los derechos civiles

Autor:

Juventud Rebelde

MIAMI, agosto 11.— El procurador general de Florida, Bill McCollum, propuso este miércoles una legislación del mismo corte de la controvertida ley SB 1070 de Arizona, que haría más estrictas las medidas contra inmigrantes ilegales en el estado.

A través de un comunicado, McCollum dio detalles del proyecto de ley, que requeriría que la policía verifique el estatus de un sospechoso de ser inmigrante ilegal, lo que  provocó de inmediato la reacción de activistas por los derechos civiles.

«Es una vergüenza alimentar la idea de que la gente que está en este país y en Florida es indocumentada», dijo Howard Simon, director en Florida de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU).

Otros dos grupos hispanos pro inmigrantes de Florida  arremetieron contra el proyecto, que convierte en delito no llevar la documentación que acredite el estatus migratorio, entre otros puntos.

Esta ley «herirá la economía, los derechos humanos y la seguridad pública» del estado, dijo a EFE John Freid, director de una organización en favor de los trabajadores inmigrantes, quien añadió que la solución a este problema, sería una reforma migratoria integral.

De acuerdo con el Instituto de Política Migratoria, en Florida residen más de 700 000 inmigrantes ilegales.

Por su parte, el Centro para la Defensa de Inmigrantes en Florida rechazó el proyecto y destacó que los trabajadores inmigrantes forman más del 20 por ciento de la fuerza de trabajo del estado y contribuyen con unos 20 000 millones de dólares en impuestos federales, estatales y locales, agregó EFE.

McCollum, quien participa en una reñida campaña electoral como candidato republicano a la gobernatura del estado, dijo que su propuesta va «un paso más allá» que la ley de Arizona, la cual ha desatado protestas y una impugnación constitucional por parte del Gobierno de presidente Barack Obama.

En el comunicado, McCollum señaló que al igual que en el caso de Arizona, el proyecto de ley requiere que los extranjeros porten documentos migratorios o de lo contrario enfrenten un cargo menor y una pena de hasta 20 días de cárcel como primera medida. La propuesta también convierte en delito que un extranjero ilegal trabaje o busque empleo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.