Niega Abbas contradicción entre reconciliación interna y paz con Israel

Mahmoud Abbas respondió así al primer ministro israelí, quien advirtió al dirigente de la ANP que tenía que elegir entre la reconciliación con Hamas o la paz con Israel

Autor:

Juventud Rebelde

RAMALÁ, febrero 9.— El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, negó este jueves cualquier contradicción entre la reconciliación pactada recientemente con el grupo de resistencia islamista Hamas y las negociaciones de paz con Israel.

Abbas respondió así al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu quien, tras anunciarse en Doha el entendimiento para formar un gobierno de unidad palestino, advirtió al dirigente de la ANP que tenía que elegir entre la reconciliación con Hamas o la paz con Israel, reportó PL.

Respecto al pacto sellado en Qatar con el líder político del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), Khaled Meshaal, Abbas apuntó que la unidad interna y la reconciliación palestina son intereses y necesidades nacionales que nada tienen que ver con el diálogo de paz.

El canciller israelí, Avigdor Liberman, lanzó la misma amenaza que Netanyahu durante una reunión que sostuvo este jueves en Nueva York con los 15 miembros del Consejo de Seguridad, cuando aseguró que Tel Aviv no aceptará ningún gobierno palestino que incluya a Hamas, reportó EFE.

Las declaraciones de Abbas ante dirigentes palestinos este jueves fueron ratificadas personalmente al enviado especial de Estados Unidos para Medio Oriente, David Hale, durante una reunión aquí.

El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina reiteró que la paz es una opción estratégica que los palestinos están determinados a alcanzar.

El Centro de Prensa Internacional de Medio Oriente precisó este jueves que Abbas también llamó a Netanyahu a aceptar abiertamente la solución de dos Estados (uno palestino y otro israelí) basada en las fronteras existentes durante la Guerra de los Seis Días, de 1967.

Recalcó que la principal demanda palestina al Estado sionista es que frene sin condiciones todas las actividades de sus asentamientos ilegales para colonos judíos, además de la liberación de todos los prisioneros políticos, incluidos los encarcelados desde antes de 1993. En ese año se firmaron los acuerdos de Oslo que intentaron impulsar una solución al contencioso palestino-israelí.

Sin embargo, Abbas aclaró que los principios exigidos a Tel Aviv de ninguna manera son precondiciones, sino compromisos que permitirían reanudar el proceso de paz y conversar del llamado estatuto final, relativo a temas medulares como frontera, Estado y refugiados.

Israel ha alentado a unos 500 000 de sus habitantes a residir en colonias en Cisjordania y Jerusalén Este en los últimos años, pese a que la ONU considera ilegal dichos asentamientos, y ahora busca frustrar el acuerdo interpalestino que unificaría la Ribera Occidental y Gaza.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.