Maduro: Tenemos la confianza de que nuestro Comandante Chávez seguirá evolucionando

Ratifica el Vicepresidente ejecutivo de Venezuela la complejidad del proceso posoperatorio que transita el líder bolivariano, y critica manipulaciones mediáticas de la derecha

Autor:

Marina Menéndez Quintero

El Presidente (Hugo Chávez) está siendo atendido, tiene su tratamiento; es una situación compleja, y todo el tiempo estamos esperando su evolución positiva, declaró el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Nicolás Maduro, en entrevista concedida a Telesur a propósito del 54 aniversario del triunfo de la Revolución Cubana.

Al repasar el proceso que ha seguido a la última intervención quirúrgica realizada al Comandante Chávez, y de la que precisamente este martes se cumplieron tres semanas, Maduro añadió que a veces ha tenido ligeras mejorías, a veces situaciones estacionarias, y ratificó al pueblo venezolano y al mundo que, como ha sido decisión del líder bolivariano, «estaremos informando; que tengan confianza y seguridad en las informaciones que en cada momento estaremos dando.

«Y nosotros tenemos la confianza y la fe, en Dios y en los médicos, añadió, de que nuestro Comandante Hugo Chávez seguirá evolucionando, y que más temprano que tarde saldrá de esta situación posoperatoria compleja y delicada en que está», señaló Maduro, quien en varios momentos de la conversación exaltó la abnegación, el nivel científico y el amor de los médicos que atienden al líder venezolano, formados en Cuba.

En alusión a las mentiras y los rumores mal intencionados al respecto echados a rodar por ciertos sectores de la oposición y la prensa al servicio de los peores intereses imperiales antiPatria, Maduro llamó a «vacunarnos contra la mentira» y señaló que, aunque han recibido mensajes de gente de oposición que no comparte esas campañas, hay quien se convierte en cómplice por omisión.

Sin embargo, dijo, ya algunas voces están saliendo: es el sentimiento más genuino del pueblo; y lo tratan de envenenar con odio para tratar de buscar en algún momento, un desenlace violento, advirtió.

Le decimos a nuestro pueblo que tengamos confianza; siempre diremos la verdad, sea la que sea, porque confiamos en las fuerzas espirituales de nuestro pueblo, que ha demostrado que sabe crecerse en cualquier circunstancia. Y el presidente Chávez tiene confianza en su pueblo.

Maduro señaló que el mayor respaldo a él, además de la oración, es trabajar, unirnos cada vez más, como dijo el propio Jefe de Estado. Unidad, batalla y victoria, esa es nuestra consigna.

Revolución para todo lo que queda de siglo

En conversación con la periodista cubana Arleen Rodríguez Derivet, el Vicepresidente ejecutivo venezolano narró que desde su llegada a Cuba ha visto a Chávez dos veces, «y si de algo me ha preguntado ha sido de trabajo», narró.

Contó también el mensaje escrito mediante el cual alguien le preguntaba cómo había encontrado al líder bolivariano. Respondió que lo saludó con la mano izquierda y él la apretó con «una fuerza gigantesca».

«¿Y el rostro», le inquirieron entonces. «Con la fuerza de siempre», respondió.

Si nuestro Comandante está dando esta batalla con esta fuerza, nosotros tenemos que estar con esta misma fuerza y borrar rumores y mentiras, insistió Maduro, quien llamó a la derecha venezolana a reflexionar y a respetar al pueblo, a la familia del presidente Chávez. Que nos respeten, demandó.

En otro momento del diálogo, e interrogado sobre la solidez del proceso bolivariano, Maduro consideró que la adversidad más dura que le ha tocado vivir ha sido esta por la que transcurre Venezuela desde julio de 2011, y que «hemos enfrentado con entereza, con la confianza absoluta que él (Chávez) tiene en el pueblo venezolano.

Nuestro pueblo —consideró—, tiene hoy organización, cultura política, para hacer continuar esta Revolución por lo menos lo que resta de siglo. Nuestro pueblo hoy goza de fortaleza política y espiritual como nunca antes.

Si algo ha sido tocado y removido en el alma del pueblo venezolano en este año y medio, relató, ha sido nuestra raíz de pueblo bueno, noble, que es capaz de juntar su oración con el mayor sentimiento para acompañar al líder que ama.

El pueblo venezolano —aseguró— ha crecido espiritualmente en su confianza en que la energía positiva colectiva siempre va a permitir abrir los caminos de la victoria, en la lucha por la salud y la vida. Y eso —dijo— ha alimentado mucho al presidente Chávez. Estamos viviendo también una revolución del amor; espiritual, profunda, de componentes éticos, espirituales; de una revolución verdaderamente socialista.

La Revolución bolivariana tiene reservas morales y reservas políticas para crecerse ante las circunstancias que le toque vivir, aseveró.

Balance del año que se fue

Interrogado sobre cómo terminó el 2012 para Venezuela y cómo el país recibe el año que recién comienza, Nicolás Maduro calificó al que se fue como un año de grandes luchas, sobre todo de Chávez —ante la situación compleja de salud que ha enfrentado, siempre conduciendo la Revolución bolivariana, creando permanentemente, para que «sus aguas estén limpias siempre y no se estanquen»—  y también de grandes avances.

Entre estos citó el denominado Programa de la patria, guía del proceso para los próximos seis años y para concretar el socialismo, y que por ello consideró un logro histórico de la Revolución.

Se refirió Maduro a los cinco grandes objetivos planteados en el mismo, y por los cuales, puntualizó, ya estamos transitando; están conectados a la vida, la lucha, la capacidad de trabajo y de hacer del pueblo venezolano, y  lo conectan con la lucha de todos los pueblos del continente: la consolidación de la independencia, la construcción del socialismo nuestro —que no es calco ni copia, señaló parafraseando a Mariátegui—, la construcción de Venezuela como país potencia en el marco de la gran potencia que estamos construyendo en América Latina y el Caribe; la lucha por un mundo multipolar y multicéntrico, sin hegemonismos, y la incorporación «con humildad pero con conciencia»  por salvar al planeta y a la especie humana.

En similar dirección se refirió a los recientes procesos electorales que han tenido lugar en su país. El pueblo, apuntó, fue capaz de construir y entregarle al presidente Chávez una gran victoria el 7 de octubre. Pero no fue solo el triunfo en la elección presidencial, explicó, sino del camino que Chávez ha trazado.

Otra gran victoria fue la de los comicios regionales del 16 de diciembre, cuando los bolivarianos se hicieron de 20 de 23 gobernaciones, y recuperaron estados tan importantes que estaban en manos de la oposición como Zulia; Carabobo, cuna de la independencia y además, territorio industrializado; Táchira, que era la base para un intento separatista o para facilitar el movimiento de paramilitares; Nueva Esparta y, Monagas, estado que consideró clave, ubicado en el eje de la faja petrolífera del Orinoco.

También recordó logros en lo económico, como el crecimiento del PIB en 5,5 por ciento frente a los estimados de cinco puntos porcentuales, lo que se consiguió, dijo, con el trabajo de la clase obrera y los sectores empresariales; el control de la inflación, que ya se ubica por debajo del 20 por ciento, y el  6,4 por ciento a que ha descendido el desempleo.

Dos mil doce fue además el año de la consolidación de las grandes misiones, que engloban el esfuerzo para concretar objetivos estructurales como vencer la pobreza extrema y diversificar la economía del país, entre otros.

Destacó los éxitos de la gran misión Vivienda, mediante la cual se entregaron el año que terminó 200 000 casas de gran dignidad para «los más pobres de los pobres».

El desarrollo en la industria del cemento, del hierro; los movimientos de trabajadores, los empresarios, la banca pública y la banca privada, entre otros sectores, así como el incremento de las relaciones con Rusia, China, Belarús, Turquía y Cuba, entre otros, también fueron puntos a favor de la Revolución.

Más adelante, Maduro también ratificó los esfuerzos que se llevan a cabo en busca de la eficiencia.

En cuanto a la integración regional anotó que en el ámbito del ALBA se cuadruplicaron las transacciones haciendo uso de la moneda virtual del bloque, el sucre (Sistema Único de Compensación Regional), equivalentes, de 300 millones a 1 200 millones de dólares.

También se registró la entrada de Venezuela como miembro pleno al Mercosur y avanzaron Unasur y la Celac.

1ro. de  enero de 1959 : Una nueva etapa

Al inicio de su diálogo, el Vicepresidente ejecutivo venezolano envió un gran saludo y su abrazo de felicitación a Raúl, Fidel y a todo el pueblo de la Isla, dando siempre la batalla por su independencia, por su felicidad, en estos 54 años que cumple la Revolución Cubana, señaló.

Destacó que ese hecho histórico abrió una nueva etapa en América Latina y el Caribe y dijo que su impacto y significación no se pierden a lo largo de estos 54 años transcurridos, sino que se incrementan. Cada década que pase, crece la importancia de que el pueblo cubano, con Fidel al frente, haya logrado la Revolución y consolidar el proceso de independencia y de rescate de su nacionalidad que ha tenido lugar en la Isla, así como constituirse en un ejemplo para los pueblos de la región y del mundo.

Recordó también cómo Bolívar tenía presente en su estrategia de independencia a Puerto Rico y a Cuba, y el bolivarianismo de Martí, lo que dio cuenta desde entonces de la identidad entre nuestros procesos.

No podría entenderse la historia de la Revolución Bolivariana y de ninguna otra sin entenderse la historia de la Revolución Cubana, señaló.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.