África de nuevo en peligro de gran hambruna

Millones de africanos podrían carecer de alimentos debido a los efectos climatológicos extremos que produce El Niño

Autor:

Juventud Rebelde

Johannesburgo, octubre 15.— Las graves condiciones climáticas actuales, en las que se combinan fuertes lluvias y sequías, podrían provocar hambruna a más de 13 millones de personas en África, advirtió la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

Según la agencia de la ONU, la situación meteorológica actual es causada por el fenómeno de El Niño, que ocurre aproximadamente cada siete años y provoca patrones climáticos erráticos, incluidas altas temperaturas y sequías, lo cual perjudica las zafras y la producción agrícola en todo el mundo.

De esta manera, la falta de precipitaciones está afectando a Malawi, Zambia, Mozambique, Botswana, Zimbabwe, Namibia e incluso Sudáfrica y Madagascar. Mientras, en Tanzania y Congo las lluvias torrenciales podrían destruir los cultivos.

Específicamente, datos recientes publicados por la organización humanitaria Oxfam revelan que casi tres millones de habitantes en Malawi podrían pasar hambre; no solo por la escasez de alimentos, sino por los altos precios que alcanzan estos productos debido a la carencia y el consiguiente aumento de la demanda.

En tal sentido, la institución Christian Aid informó que la producción de maíz, elemento básico en la dieta de esta nación africana, se redujo el 30 por ciento en 2014, mientras que los precios del cereal subieron entre un 50 y 100 por ciento.

Otro país con graves condiciones es Etiopía, donde 8,2  millones de personas necesitan asistencia alimentaria debido a la sequía.

Por otra parte, la situación humanitaria en Tanzania podría agravarse por la epidemia de cólera, que ya ha cobrado 54 vidas y afecta a cerca de 5 600 personas, reflejan estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Un informe publicado por Oxfam indica que el calentamiento de los océanos, agravado por el cambio climático, podría duplicar la frecuencia de los más poderosos fenómenos naturales, como es el caso de El Niño. La organización instó a la acción preventiva y recordó las terribles consecuencias que puede acarrear la falta de respuesta por parte de la comunidad internacional, como la muerte de 260 000 personas durante la crisis alimentaria de 2011 en el Cuerno Africano.

Los efectos de las extremas condiciones climatológicas no solo se han de sentir en África. Los productores agrícolas de América Central también padecen una sequía desde hace casi dos años, que afectó la producción de maíz y disminuyó el acceso a una nutrición suficiente. En tanto, durante este 2015 han disminuido  las lluvias en India, lo que podría desencadenar una extensa sequía, además de inseguridad alimentaria en la región oriental del continente asiático.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.