Más expertos en negocios que en administración pública

El artículo II, sección 2 de la Constitución de EE. UU., establece que el gabinete tiene el papel de aconsejar al presidente de cualquier tema que requiera para poder ejercer sus deberes. Con la primera presidencia, la de George Washington, se estableció también el primer gabinete

Autor:

Juventud Rebelde

Vicepresidente de Estados Unidos

Mike Pence

Michael Richard Pence, conservador que trabajó como abogado y locutor de radio antes de entrar en política, obtuvo la vicepresidencia en las elecciones del 8 de noviembre. Representante a la Cámara (2001-2013) y gobernador de Indiana (2013-2017). Tras el 11 de septiembre de 2001 integró el Comité Judicial de la Cámara en el Subcomité sobre Constitución y Libertades Civiles. Participó en la redacción del borrador de la represiva Ley Patriótica, y la legislación que creó el Departamento de Seguridad de la Patria. Votó a favor de los recortes de impuestos de 2001 y 2003, de la prohibición del aborto, y en contra de los subsidios federales a la investigación con células madre. Recibió apoyo de organizaciones conservadoras como la American Conservative Union. En su estado aprobó la controvertida Ley de Restauración de la Libertad Religiosa y declaró a Indiana «estado pro-carbón».

Secretario de Estado

Rex Tillerson

Recomendado a Trump por Condoleezza Rice y respaldado por Robert Gates, para ocupar este cargo, Rex Tillerson dejó de ser director ejecutivo de ExxonMobil Corporation, donde trabajó durante 41 años. En 2016 declaró ser dueño de 218 millones de dólares de acciones de Exxon y tener un fondo de pensiones de 70 millones y su renta bruta anual  supera los 40 millones. No tiene experiencia en el mundo de la política, pero sí como negociador con diferentes gobiernos del mundo, entre ellos Rusia.  Es un escéptico del cambio climático: «El mundo va a tener que continuar usando combustibles fósiles, les guste o no». Defiende el libre comercio y apoya al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. En la audiencia senatorial sobre su nominación fue cuestionado por sus vínculos con el presidente Putin, quien le otorgó en 2013 la Orden de la Amistad.

Secretario de Defensa

James N. Mattis

General (r) del cuerpo de marines con 44 años de servicio, Mattis ha sido el primero confirmado para el cargo de Secretario de Defensa, al apoyarlo abrumadoramente la Comisión de Servicios Armados del Senado tras declarar que considera a Rusia la principal «amenaza para Estados Unidos» y acusar al presidente Vladimir Putin de tratar de «desbaratar» a la OTAN. Le llaman «Perro rabioso», fue comandante de la 1ra. División en la invasión de Irak y de la Fuerza de Tarea 58 en Afganistán. Entre sus opiniones contundentes: «Se cortés, se profesional, pero ten un plan para matar a cualquiera que te encuentres». En mayo de 2004, en 30 segundos, ordenó atacar una «casa sospechosa de dar seguridad a un combatiente extranjero» en Mukareeb, que resultó una boda  donde mataron a 42 hombres, mujeres y niños.Es coautor, con el general David Petraeus, del Manual de contrainsurgencia.

Secretario del Departamento de Seguridad de la Patria

General John F. Kelly

Tras 45 años como militar, el general (r)  de Marines John F. Kelly, dejó el cargo de jefe del Comando Sur de EE. UU. en enero de 2016, responsable de las actividades militares  en Latinoamérica y el Caribe, incluida la ilegal Base Naval de Guantánamo, punto de fricción con Obama porque se negó al cierre de la prisión. Kelly concuerda con Trump en el tema de la inmigración. Advierte que la frontera es paso de drogas y «terroristas», un enemigo «salvaje». En marzo de 2015, ante el Comité de Servicios Armados, explicó la amenaza de la frontera sur con estas exageradas cifras: «40 000 estadounidenses mueren cada año por las drogas que se mueven desde mi parte del mundo» (así llamó a América Latina y el Caribe), aunque la mayoría corresponden a sobredosis de opiáceos prescritos legalmente. Fue subordinado de Mattis en Irak.

Director de la CIA

Mike Pompeo

Congresista por Kansas, Mike Pompeo, ha llamado «héroes» a los hombres de la CIA que participaron en interrogatorios y torturas, por tanto, se opone al cierre de la cárcel en la Base Naval en Guantánamo. Integrante del movimiento político de ultraderecha conocido como Tea Party y del Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara, es un fuerte crítico del acuerdo nuclear con Irán y está a favor de la  masiva recolección  de información y el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Sobre Edward Snowden dijo que «debiera ser traído de Rusia, darle un debido proceso y creo que el resultado apropiado sería que le dieran sentencia de muerte». Está en contra de la regulación de gases de efecto invernadero y preside Sentry International, una compañía de equipos para campos petroleros. Asistió a la Academia Militar de EE. UU. y sirvió en el Ejército hasta 1991.

Secretario del Tesoro

Steven Mnuchin

Inversor y ejecutivo de Goldman Sachs, proviene de una familia judía millonaria. Su fortuna personal se calcula en 40 millones. Steve Mnuchin fue director financiero de la campaña de Trump. Graduado de Yale, ha tenido también una carrera como productor de Hollywood desde la empresa en que es socio, RatPac Dune Entertainment, que tiene en su haber películas como American Sniper y Avatar. Será responsable de los préstamos del Gobierno y se declara dispuesto a sancionar financieramente a otros países, dicen analistas. Dejó Goldman Sachs en 2002 y en 2004 fundó el Dune Capital Managment. Durante la crisis financiera  regresó al negocio bancario, con un grupo compró un banco hipotecario problemático, que transformaron en One West Bank, descrito como «duro y repugnante» por su política de desalojos de casas. Fue vendido en 2015 en un lucrativo negocio.

Secretario del Trabajo

Andrew Puzder

Se opone a las leyes que pudieran promulgar un aumento del salario mínimo como piden sectores del servicio en las cadenas de comida rápida y tiendas por departamentos. Culpa al Obamacare por el incremento de los costos, critica la extensión del pago de horas extras y responsabiliza al Gobierno de «la recesión de los restaurantes». Está por la reducción de impuestos a las empresas y por flexibilizar las regulaciones para las compañías porque pueden impulsar la creación de empleos. Andrew Puzder es director ejecutivo (CEO) de la CKE, cadena de comidas rápidas con más de 3 700 instalaciones en 44 estados y 39 países. Su compañía ha sido acusada de violar regulaciones laborales y presentar anuncios sexistas. Considera que los empleados de su negocio pueden ser sustituidos por máquinas, estas serán: «Siempre educadas, nunca toman vacaciones, nunca llegan tarde».

Fiscal General de Estados Unidos (Secretario de Justicia)

Jeff Sessions

Jefferson Beauregar «Jeff» Sessions III  político conservador, senador republicano por Alabama desde 1997. Fue uno de los primeros miembros del Congreso que apoyaron a Trump, y se convirtió en consejero de buena parte de las decisiones y propuestas políticas de la campaña electoral, por lo que se le consideró que sería una figura pivote de su administración. Se le atribuyen posiciones racistas, y contra la comunidad LGTB y está considerado un defensor a ultranza de las políticas antiinmigrantes pues estima que hasta la migración legal es fuente de los bajos salarios. Según National Review se ha opuesto a cada una de las leyes sobre inmigrantes que han llegado al Senado en las últimas dos décadas. En la audiencia en el Comité de Justicia se reiteró la denuncia en protestas: representa «una amenaza a todos nuestros derechos civiles».

Secretario de Salud

Tom Price

Representante republicano por Georgia durante seis términos, Tom Price es un cirujano ortopédico que se opuso constantemente a la Affordable Care Act  (Obamacare). Presidió desde 2015 el Comité de Presupuesto en la Cámara y allí intentó eliminar los fondos para el programa de Paternidad Planeada. Se le ve como un oponente a los  programas de salud para la mujer y al derecho al aborto. Uno de los cuestionamientos a su nominación se fundamenta en su extenso stock en la industria médica y que ha sido recipiente de cientos de miles de donaciones del sector de la salud y farmacéutico. The Wall Street Journal reveló que negoció más de 300 000 dólares en acciones de compañías de la salud en los últimos cuatro años,  mientras presentó nueve leyes y fue copatrocinador de 35 en la Cámara, al tiempo que compró y vendió acciones en unas 40 compañías del sector.

Secretario de Energía

James Richard «Rick» Perry

Dos veces candidato presidencial y el político que durante más años ha ocupado la gobernación de Texas (2000-2015), Rick Perry está nominado para el Departamento de Energía, a pesar de que en 2011 dijo que si fuera presidente lo eliminaría. Primero criticó a Trump, pero después se apresuró en endosar su candidatura cuando se retiró de la campaña, donde había calificado a Trump como «un cáncer del conservadurismo». El 15 de agosto de 2014, Perry fue acusado por un gran jurado del condado de Travis (Texas), a raíz de una investigación por retención de millones de dólares de la oficina del fiscal de distrito, de abusar de sus funciones y coacción a un funcionario público. En el anuncio de su nominación, Trump dijo que esperaba que Perry trajera a su administración las estrategias sobre energía y desarrollo económico que puso en práctica en Texas.

Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano

Ben Carson

Neurocirujano pediatra retirado que durante 30 años dirigió el departamento de esa especialidad en la famosa institución médica Johns Hopkins, Ben Carson se lanzó a la política aspirando a ser candidato presidencial republicano en las primarias de 2016, pero fue uno de los derrotados por Trump, a quien consideró descalificado para ser presidente por su temperamento y carencia de habilidades para el cargo, luego se unió a la campaña del magnate. A pesar de que su madre crió a Carson y a un hermano en la pobreza en Detroit y en Boston, dependiendo ocasionalmente de estampillas de comida, es un crítico de los programas gubernamentales de bienestar. Compara el aborto con la esclavitud y el matrimonio homosexual con la pedofilia. También sostine que un musulmán no puede ser presidente de Estados Unidos. Carson ha hecho algunos comentarios que le han dado cierta fama, como que el Obamacare «es la peor cosa que le ha sucedido a esta nación desde la esclavitud».

Agencia de Protección Ambiental

Scott Pruitt

Scott Pruitt es el fiscal general de Oklahoma, niega el cambio climático y en su biografía oficial destaca su papel como «uno de los principales opositores a la agenda activista de la EPA», que ahora encabezará. Según grupos ambientalistas es una «marioneta» de la industria de los combustibles fósiles; pero voceros de ese sector —dice la BBC—, han dicho que Pruitt hará que tenga un enfoque más racional y no haga regulaciones fuera de su competencia. La Coalición Estadounidense de la Energía Limpia de Carbón se mostró complacida con su designación. Esos criterios coinciden con los de Trump, quien al nombrarlo manifestó: «Durante demasiado tiempo, la EPA ha gastado dinero de los contribuyentes en una descontrolada agenda contra el sector energético que ha destruido millones de puestos de trabajo», Pruitt «revertirá esa tendencia y restaurará la misión esencial de la EPA de mantener el aire y el agua limpios». En un twitt, el senador por Vermont, Bernie Sanders, consideró su nominación «triste y peligrosa».

Secretario de Comercio

Wilbur Ross

De rey de la bancarrota, a cara de los negocios estadounidenses, así tituló USA Today la noticia sobre la nominación del multimillonario inversionista Wilbur Ross para este cargo. A Ross, a pesar de su hablar suave, se le conoce por sus agresivos movimientos para aglomerar y vender intereses en crisis de la industria del acero y del carbón por lo que se le estima «buitre» de las bancarrotas. Es un crítico de los tratados comerciales que, asegura, han hecho declinar a la manufactura estadounidense. Según Forbes, su fortuna personal se calcula en 2 900 millones de dólares. Esperan que ese olfato para los negocios le ayude a Trump a persuadir a las fábricas estadounidenses a mantenerse en el país y hacer regresar a los que tienen sus factorías en el exterior, al tiempo que les permita reducir la brecha anual deficitaria del comercio estadounidense, que se calcula en 500 000 millones de dólares. En su audiencia senatorial se comprometió a vender algunos de sus activos y renunciar como directivo de sus empresas, dijo ANSA.

Secretaria de Transporte

Elaine Chao

Es la única con experiencia en el ejecutivo de Washington: fue secretaria del Trabajo (2001-2009) durante George W. Bush y subsecretaria de Transporte de Bush, el padre, (1989-1991). La primera mujer de ascendencia asiática miembro de un gabinete presidencial, procede de una familia rica —magnate de la navegación— que migró a EE. UU. desde Taiwán cuando ella tenía ocho años. Fue presidenta ejecutiva (CEO) de United Way y directora de los Cuerpos de Paz.   Se le considera la mitad de una de las parejas más poderosas de Washington, junto a su esposo, el líder de la mayoría senatorial Mitch McConnell. En 2015 hizo más de un millón de dólares en ganancias en las juntas directivas de News Corp., Wells Fargo, Ingersoll Rand y Vulcan Materials. Forma parte del tanque-pensante conservador Heritage Foundation. Según Mother Jones, no hubo protestas durante su audiencia de confirmación y los sindicatos «la quieren» por su actuación como secretaria del Trabajo. Es probablemente la menos controversial de las designaciones.

Embajadora ante la ONU

Nikki Haley

La gobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley, la más joven del país, y de padres inmigrantes de la India, nació con el nombre de Nimrata Nikki Randhawa. En 1994 se unió a la empresa de su madre, Exotica International, una firma de ropa de lujo que se transformó en una compañía multimillonaria. Endosó la candidatura de Marco Rubio en las primarias y criticó a Donald Trump, pero todo parece indicar que ya enmendó las relaciones con el presidente electo. Se le estima una estrella naciente dentro del Partido Republicano y ganó la gobernatura de Carolina del Sur con el apoyo del movimiento de derecha Tea Party y de una figura clave de esa tendencia política, Sarah Palin, exgobernadora de Alaska y aspirante a la vicepresidencia. Nikki Haley se opuso públicamente al reasentamiento de refugiados sirios en su estado y a la  ley de cuidados de salud del presidente Barack Obama. Ahora va a ser la cara de Estados Unidos ante la comunidad internacional reunida en la Organización de las Naciones Unidas, con sede en Nueva York.

Secretario del Interior

Ryan Zinke

El congresista republicano por Montana, Ryan Zynke, con un largo expediente de 23 años en el SEAL de la Armada y condecorado por su participación como comandante de la Fuerza de Tarea Combinada de Operaciones Especiales en la Península Arábiga dirigiendo a 3 500 efectivos en la Guerra de Irak y misiones en Bosnia-Herzegovina, Croacia y Kosovo, es el nominado para este departamento que se ocupa de las tierras federales y parques nacionales. Presenta una proyección contradictoria, porque a la vez que es un conservacionista que favorece la protección de las tierras federales y su acceso recreacional, ha votado a favor de permitir a la industria petrolera y del gas que las explote y apoya el controvertido proyecto del oleoducto Keystone XL. Mother Jones dice que en 2014 aceptó una donación de campaña de Earl Holt, líder del Council Conservative Citizen, organización de supremacía blanca, y apoyó a su vez a Taylor Rose para la cámara de Montana, quien está involucrado con Jóvenes por la Civilización Occidental, grupo de nacionalismo blanco opuesto al multiculturalismo.

Secretaria de Educación

Betsy DeVos

Nuera de Richard DeVos, co-fundador de la empresa Amway, la familia tiene una riqueza neta de 5 100 millones de dólares según la revista Forbes. Ella hizo cabildeo por el programa de váucher para la enseñanza secundaria, que provee becas para que estudien en escuelas privadas, lo que socava la enseñanza pública en lugar de invertir en el mejoramiento de la calidad y condiciones de las escuelas del sistema. Es hermana de Erik Prince, fundador de la notoria compañía Blackwater, contratista de seguridad privada que se hizo  famosa por su lucrativo y mortal papel en la guerra de Iraq, donde sus mercenarios cometieron crímenes de guerra. DeVos fue la elegida por Trump para dirigir el Departamento de Educación. Según The Intercept, durante su confirmación dio respuestas inquietantes en sus puntos de vista sobre la Ley de Educación a Personas con Discapacidades, los exámenes estandarizados y los váucher escolares. También sugirió que las armas tienen un lugar en las escuelas estadounidenses para defender a los estudiantes de ataques.

Administración de pequeños negocios

Linda McMahon

El día 7 de diciembre de 2016, el Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, designó de manera oficial a la multimillonaria Linda McMahon para que ocupe la Jefatura de la Administración de Pequeños Negocios. Linda McMahon es otra de las magnates del Gabinete, presidenta ejecutiva (CEO) por décadas 1980-2009 de una poderosa industria del entretenimiento, la liga de lucha, llamada World Wrestling Entertaiment WWE, de quien fue cofundadora junto con su esposo Vince McMahon, cuyas riquezas conjuntas, según Forbes, ascienden a mil millones de dólares. Donó millones a la campaña de Trump y también ha dado millones para su fundación. Según Huffington Post, la paradoja es que construyó su imperio corporativo aplastando a muchos pequeños competidores de la WWE. En 2010 y 2012 aspiró sin éxito a una banca en el Senado en Connecticut y se gastó cien millones de dólares, superando los 72 millones que Ross Perot utilizó en las dos oportunidades que intentó ser presidente.

Secretario de asuntos de los veteranos

David Shulkin

Actual subsecretario para la salud en la Administración de Asuntos de los Veteranos, el médico internista David Shulkin fue nominado para encabezar esa institución con rango de Departamento. Shulken había sido nombrado en marzo de 2015 por Barack Obama y confirmado por el Senado en el mes de junio de ese año. Fue jefe ejecutivo y jefe médico de varios hospitales y sistemas de hospitales al tiempo que empresario, pues fundó la compañía de información sobre cuidados de salud Doctor Quality. Con esta nominación se rompe otra tradición, pues Shulkin no es veterano, cuando siempre un ex militar había liderado la VAA. Trump reconoció que él y su equipo de transición habían entrevistado «por lo menos a cien personas» en su búsqueda de un ejecutivo que llevara a cabo las múltiples promesas que hizo para mejorar la atención, y finalmente lo encontraron dentro de la propia Administración. «No tengo dudas de que el Doctor Shulkin será capaz de liderar el cambio que necesita nuestro Departamento de Asuntos de los Veteranos».

Secretario de Agricultura

Sonny Perdue

Con un sector agrícola y fuerza en la industria ganadera, Georgia es el hogar de 42 000 granjas, y precisamente su exgobernador, Sonny Perdue (2003-2011) —de raíz rural desde su nacimiento, doctorado en Medicina veterinaria y de gran experiencia en el agronegocio—, ha sido nominado al frente del Departamento de Agricultura para comprender y resolver los retos que enfrentan y lograr mejores resultados pues la economía agrícola ha declinado de manera pronunciada en los últimos tres años (de 120 000 millones en 2013 a 66 900 millones en 2016). Fundador de la compañía Perdue, Partners LLC tras concluir la gobernatura,  prometió ayudar a las compañías a encontrar «nuevas oportunidades de vender los productos y servicios estadounidenses en el exterior». Perdue estuvo en Cuba en junio de 2010 liderando una delegación empresarial y dijo entonces: «Cuando regresemos (a Georgia) lo que diremos es que hay oportunidades para mejores empleos y prosperidad en Estados Unidos como resultado del comercio con Cuba».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.