Reino Unido-UE: futuros «ex» se piden aclaraciones

El acuerdo de divorcio podría ser para octubre de 2018

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, julio 20.— El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, pidió este jueves aclaraciones sobre la posición británica en temas claves como la factura a pagar por Londres y los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido, al término de la segunda ronda de negociaciones de ruptura de ese país con el bloque.

«Requerimos aclaraciones sobre los derechos de los ciudadanos, la liquidación financiera y sobre Irlanda», dijo el francés Barnier en una rueda de prensa conjunta con el negociador británico, David Davis, en Bruselas, donde tuvieron lugar las negociaciones de divorcio.

Las conversaciones fueron «fuertes pero constructivas», si bien «queda mucho por hablar», estimó Davis. «Una solución requerirá flexibilidad por ambas partes», agregó, según AFP.

El objetivo es un acuerdo de divorcio para octubre de 2018.

Los negociadores acordaron en la primera ronda, el 19 de junio, abordar primero los tres asuntos prioritarios citados este jueves por Barnier, antes de empezar a discutir, si se registran «avances», un acuerdo de libre comercio deseado por Londres.

La segunda ronda, que según el representante europeo era de «presentación» de las posiciones, sirvió para identificar los posibles escollos, entre ellos cómo solucionar los diferendos sobre los derechos de los ciudadanos tras el Brexit.

El bloque quiere que el Tribunal de Justicia de la UE resuelva, tras el Brexit, los conflictos sobre los derechos que afecten a los más de tres millones de ciudadanos europeos residentes en suelo británico, opción que Londres rechaza de plano.

Barnier ya había pedido en junio mayor «claridad» sobre el plan presentado por la primera ministra británica, Theresa May, acogido con frialdad por su pares europeos y que prevé garantizar los mismos derechos a los europeos viviendo más de cinco años en el país, desde una fecha aún por determinar.

Otro punto espinoso es la factura a pagar por Reino Unido por sus compromisos como miembro de la UE, que podría llegar a 100 000 millones de euros, cifra que Londres calificó de «disparatada».

Respecto a la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte, el negociador europeo pidió «aclaraciones» sobre cómo Londres protegerá la cooperación y la circulación de personas entre ambos territorios, todavía miembros de la UE.

Las próximas rondas de negociaciones tendrán lugar el 28 de agosto, el 18 de septiembre y el 9 de octubre.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.