Negociar, no escalar, demandan pacifistas a Trump

Frente a la Casa Blanca en Washington y ante la Torre Trump en Nueva York los grupos antibélicos llaman a la cordura

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 10.— La escalada retórica sigue en aumento entre los mandatarios de Estados Unidos y de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), y este jueves, el presidente Donald Trump redobló su amenaza de que desatará «fuego y furia» contra Pyongyang, asegurando que esas palabras «quizá no fueron lo suficientemente fuertes».

Trump recordó que tiene el apoyo de sus fuerzas armadas «al ciento por ciento» para responder con la fuerza, declaración que hizo durante sus vacaciones de verano en Bedminster, estado de Nueva Jersey, previo a una reunión de seguridad y junto al vicepresidente Mike Pence, señaló EFE.

El mandatario estadounidense aseguró que si el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, ordena un ataque contra ellos o sus aliados, «deberían estar muy, muy nerviosos», al tiempo que no descartó un ataque preventivo, porque «alguien tiene que hacerlo».

Trump recibió la respuesta de Pyongyang: Si Estados Unidos les agrede atacarían la isla de Guam, territorio estadounidense sede de una estratégica base naval en el Pacífico.

La crisis, que involucra el armamento nuclear, pues Estados Unidos quiere frenar el desarrollo atómico de la RPDC y las pruebas que ha hecho en julio de misiles balísticos intercontinentales, ha levantado preocupación mundial y entre el movimiento estadounidense contra la guerra, que está demandando a su Gobierno «negociar, no escalar», y considera que es tiempo de resistir a quienes quieren una confrontación bélica.

El sitio digital commondreams.org citó este jueves a John Mecklin, editor jefe del Bulletin of the Atomic Scientists, cuando al denunciar las declaraciones de Trump las calificó de «una estupidez y la más peligrosa declaración que jamás se le haya escuchado a un Presidente de Estados Unidos».

Ante el tenebroso intercambio de amenazas una coalición de grupos antibélicos realizó una concentración de emergencia frente a la Casa Blanca en la noche del miércoles 9 de agosto, en conmemoración del aniversario 72 del lanzamiento, por parte de Estados Unidos, de la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Nagasaki, para de esa manera «tomar posición contra el uso de las armas nucleares».

«Durante las últimas 24 horas la situación con Corea del Norte ha estallado en una crisis total», declaró la coalición y señaló que «la perspectiva de una guerra nuclear está más cerca que nunca».

Al mismo tiempo que se llevaba a cabo la manifestación frente a la Casa Blanca otros grupos protestaban fuera de la Torre Trump, de Nueva York, entre ellos la organización pacifista Codepink, que realizó una vigilia con el mensaje sencillo de «negociar, no escalar», reportó Common Dreams.

La fundadora de Codepink, Medea Benjamin, expuso en detalle una potencial opción diplomática al conflicto: congelar los juegos de guerra que realizan Estados Unidos y Corea del Sur en la península asiática a cambio de que la RPDC congele sus pruebas nucleares y de misiles.

A su vez, Derek Johnson, director ejecutivo de la organización Global Zero apuntó que «cada esfuerzo diplomático debe ser hecho para evitar cualquier escenario de riesgo del uso de armas nucleares».

Common Dreams recuerda que legisladores y activistas han respondido a la amenaza de «fuego y furia» de Trump, llamándolo a que no use su autoridad para un primer golpe nuclear, y que en mayo medio millón de personas firmaron una petición al Congreso de EE. UU. instándolo a adoptar un proyecto de ley introducido por el representante demócrata californiano Ted Lieu y el senador demócrata por Massachusetts, Ed Markey, que restringiría la autoridad presidencial en el uso primero de armas nucleares.

Además de los esfuerzos diplomáticos y legislativos, los grupos urgen a la movilización y a las acciones de desobediencia civil para tratar de detener una escalada que puede llevar a terribles consecuencias y consideran que «el tiempo de resistir es ahora».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.