Ni porque lo diga la Gaceta

Armando Martínez (Línea y C No. 206, Vedado, La Habana)  pregunta cómo es posible que se ignore e incumpla la Resolución de un ministerio, publicada en la Gaceta Oficial de la República de Cuba. Y recuerda que el 18 de agosto la Gaceta reveló la Resolución 461/2017 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), que dispone una rebaja al precio de la caja de cigarro negro Popular SC Auténtico, con filtro:. de 0,70 CUC a O,60 CUC.

Al día siguiente, apunta, Juventud Rebelde se hizo eco de la rebaja, en voz del reportero René Tamayo. Aún así, «en algunos sitios la venden a los 0,60 centavos establecidos por el Ministerio de Finanzas y Precios; y en otros te dicen que no les ha llegado la Resolución, que no saben nada. Hasta un turno lo vende en el precio dispuesto por el MFP, y el siguiente dice que no, que eso no ha llegado. O que el cliente está diciendo mentiras».

Armando anda con el Juventud Rebelde del 19 de agosto bajo el brazo, y lo esgrime dondequiera. Los consumidores lo apoyan, «pero a los administrativos y dependientes, al parecer, les importa un pepino lo que se publica en la Gaceta Oficial y el periódico».

Y piensa que a esas bravatas contra el consumidor y la legislación, ya es hora de ponerle coto, para acabar con el robo y la estafa de algunos. «Si hoy un ministerio dicta una resolución sencilla como esa, y no se le hace caso, mañana podría ser algo más serio y afectar a muchos cubanos», concluye Armando.

Solución en el menor tiempo posible

El pasado 29 de junio, desde Holguín José Manuel Tamayo denunció problemas en los servicios del policlínico Alcides Pino, de esa ciudad: que se dan turnos para especialistas quienes luego no asisten, y hay que volver otro día. Que la sala de espera de Rehabilitación, donde están las consultas de Fisioterapia, Diabetes y Podología, solo tiene cinco asientos en mal estado, para personas sobre todo de la tercera edad.

El 23 de junio, decía, se informó allí a los pacientes que no habría tratamiento, porque el colectivo del centro estaba volcado para la campaña de fumigación. «Muy importante la fumigación —acotó—, pero en otro centro se puede recuperar lo dejado de hacer; en materia de salud del paciente no debe haber postergación».

Responde el doctor Luis Arley González, director provincial de Salud, que la comisión investigadora se entrevistó con Tamayo, la directora del policlínico, la vicedirectora de Asistencia Médica, pacientes y la jefa del servicio de Rehabilitación, entre otras personas, además de revisar el sistema de turnos de la especialidad de Urología.

En esta última consulta, dice, hubo falta de información a los pacientes citados para el 15 de febrero, motivada por insuficiente organización en esa especialidad; se reprogramaron las consultas para el día 17 sin previo aviso a la población. Y se consideró responsabilidad de la directora del policlínico, por no garantizar una comunicación oportuna a los pacientes con turnos planificados.

A la directora del policlínico, añade, se le aplicó una amonestación ante el Consejo de Dirección Municipal. Y a la jefa del Departamento de Estadísticas, un descuento del 25 por ciento del salario por un mes. Sobre el mobiliario en Rehabilitación, informa que será sustituido paulatinamente.

Sí hubo afectación en el servicio de Rehabilitación el 23 de junio, por cambio de labor para abatización en el área, lo que tampoco se informó a la población por las autoridades sanitarias del policlínico, ni la Dirección Municipal de Salud. Por esas y otras irregularidades, fue liberada de su cargo la directora municipal de Salud.

«Se calificó la queja con razón —apunta el doctor Luis Arley—, toda vez que se identificó una deficiente organización de los servicios, además de falta de información oportuna a la población, condicionando molestias e insatisfacciones, lo que motivó un riguroso análisis en la Dirección Municipal de Salud, y en todos los policlínicos del territorio».

Se adoptaron medidas organizativas, afirma, como la reorganización de los recursos humanos de la sala de Rehabilitación y la consulta de Urología, que permitan garantizar ininterrumpidamente asistencia médica con calidad; y el monitoreo sistemático del funcionamiento de los servicios, por medio de encuestas y entrevistas a pacientes, trabajadores y directivos, para obtener una información actualizada que propicie acciones oportunas para solucionar los problemas en el menor tiempo posible.

Agradezco la respuesta y la atención al caso. Ojalá que este llegue a ser el estilo cotidiano en ese y otros centros de salud en Holguín: «La solución de los problemas identificados en el menor tiempo posible».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica