Hepatitis C aumenta riesgo de padecer un tipo de cáncer

Científicos estadounidenses revelan que esa enfermedad incrementa el riesgo de desarrollar el linfoma de Hodgkin, un cáncer del sistema inmunológico que afecta sobre todo a los hombres

Autor:

Juventud Rebelde

Un estudio realizado por científicos estadounidenses y publicado por el Journal of the American Medical Association señala que el virus de la hepatitis C aumenta el riesgo de desarrollar el linfoma de Hodgkin, un cáncer del sistema inmunológico, que afecta sobre todo a los hombres.

El virus de la hepatitis C incrementa entre el 20 y 30 por ciento el riesgo de sufrir el linfoma de Hodgkin, y provoca un aumento del 300 por ciento en el riesgo de que ese linfoma sufra una mutación llamada macroglobulinemia de Waldenstrom, un cáncer de los linfocitos B asociado con la sobreproducción de proteínas llamadas anticuerpos IgM.

Este linfoma afecta sobre todo al sexo masculino y al mutar puede ocasionar tumores. Se desarrolla en los ganglios linfáticos del cuello o del área entre los pulmones y la zona posterior del esternón, pero también aparece en los grupos de ganglios linfáticos que están en las axilas, en la ingle, en el abdomen o en la pelvis. Además, si el cáncer se disemina puede afectar órganos del cuerpo como el bazo y el hígado.

El estudio asegura que si bien el riesgo de desarrollar linfomas es pequeño, las muestras de los infectados por el virus de la hepatitis C podrían desarrollar unas condiciones que derivasen en un cáncer.

La hepatitis C es una enfermedad infectocontagiosa que afecta al hígado, producida por infección con el virus de la hepatitis C (HCV), el cual hace que este órgano se inflame y deje de funcionar bien.

La hepatitis C se propaga fundamentalmente por medio del contacto con la sangre de una persona infectada, ya sea por pincharse con una aguja contaminada, nacer de una madre que tiene la enfermedad, o por vía sexual, cuando en la relación existe sangrado.

La hepatitis C cursa generalmente asintomática, por lo que la mayoría de los casos se determinan a través de análisis de sangre. Esto influye en que muchas veces la enfermedad pueda volverse crónica, e incluso causar una cirrosis hepática o cáncer de hígado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.