Existen 350 000 nuevos menores obesos por año en el mundo

Esta enfermedad puede afectar el crecimiento y el desarrollo en los niños, además de provocar sobrecarga cardiaca y dificultad para respirar

Autor:

Juventud Rebelde

La obesidad es una enfermedad grave y crónica que puede dañar la salud de la persona que la padece. En los niños puede afectar el crecimiento y el desarrollo, además de provocar sobrecarga cardiaca y dificultad para respirar.

Es una patología que debe ser tenida en cuenta debido al enorme aumento de los casos, pues hay 350 000 nuevos menores obesos por año en el mundo.

Aún no se comprende bien la forma en que el organismo regula el peso y la grasa corporal. La causa parece ser muy simple: si una persona consumía más calorías de las que necesitaba, aumentaba de peso. Pero lo que provoca la obesidad puede ser, en muchos casos, una compleja combinación de factores genéticos, metabólicos, socioeconómicos y de estilo de vida, entre otros. Además, algunas enfermedades, trastornos endocrinos y medicamentos también pueden influir considerablemente.

Se descubrió recientemente que la composición bacteriana de la flora intestinal de las personas con obesidad es diferente a la de las que no padecen esta enfermedad.

No obstante, los hábitos alimentarios no son el único tema a tener en cuenta, pues el sedentarismo, el abuso de determinadas sustancias tóxicas como la nicotina y el alcohol, y la historia familiar, también constituyen factores de riesgo.

Más de 90 por ciento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes depende de factores relacionados con el estilo de vida, que pueden modificarse. Entre estos están el tabaquismo, la hipertensión, la resistencia a la insulina, el incremento de triglicéridos, un elevado colesterol LDL o «malo» y un bajo colesterol bueno; el elevado nivel de azúcar en sangre, la obesidad abdominal y el abuso de alcohol, destacó el especialista estadounidense integrante del equipo científico de la Universidad de Carolina del Norte.

La obesidad infantil y juvenil tiende, según los expertos, a permanecer en la edad adulta, con todas las implicaciones y los riesgos para la salud que esto representa: disfunciones coronarias, diabetes, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.