Delegados singulares

La diputada al Parlamento más joven de Cuba, Liaena Hernández Martínez y el delegado extranjero Abdalahi Mohamed Chej hablan del significado de la FEEM

Autor:

Rachel Domínguez Rojas

Liaena Hernández. Foto: Roberto Suárez Se encontraban en el monumento a Celia Sánchez ubicado en el Parque Lenin, en calidad de invitadas al XI Congreso de la FEEM, 36 de las muchachas integradas al Servicio Militar Voluntario Femenino. Entre ellas la diputada al parlamento más joven del país, Liaena Hernández Martínez. Esta joven es una guantanamera de 18 años que cumple el servicio militar en la Brigada de la Frontera.

«Este momento es trascendental para ratificar la continuidad de la Revolución, por eso es tan importante este congreso, primera reunión de los estudiantes de la Enseñanza Media después de que Fidel anunció que no aceptaría ser propuesto a presidente del Consejo de Estado y de Ministros y Comandante en Jefe, de la conformación del Parlamento y de la elección de Raúl al frente del país», afirmó Liaena.

También confirmamos la participación en una de las comisiones del congreso, del único delegado extranjero a esta importante cita. Abdalahi Mohamed Chej, de onceno grado, estudia hace cuatro años en Cuba y es delegado directo de la Isla de la Juventud. Abdalahi estudia en el IPUEC Amistad Cuba-República Árabe Saharaui Democrática, donde radican más de 280 estudiantes provenientes de ese país.

A este muchacho le gustaría continuar estudiando en la isla para llegar a ser profesor o médico porque «Cuba necesita profesores y mi país necesita muchos médicos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.