Celebran dos siglos de prensa en Camagüey

La primera publicación periódica de Camagüey, Semanario Curioso, fue creada en junio de 1810 por el dominicano Antonio Herrera y Gordo, quien se desempeñó como licenciado en la Real Audiencia de Puerto Príncipe, institución que devino centro de irradiación cultural en la Isla

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— La celebración por los dos siglos del periodismo camagüeyano, inició aquí con la inauguración de la muestra personal de Isabel de las Mercedes Guerra (1922-2002), paradigma del arte naif en el territorio, en el espacio alternativo Nicolás Guillén, ubicado en el periódico local Adelante.

La primera publicación periódica de Camagüey, Semanario Curioso, fue creado en junio de 1810 por el dominicano Antonio Herrera y Gordo, quien se desempeñó como licenciado en la Real Audiencia de Puerto Príncipe, institución trasladada de Santo Domingo y que fue centro de irradiación cultural en la Isla.

Coinciden entendidos en la temática que tal vez antes de esta fecha se ejercía, de alguna manera, el periodismo en la Villa legendaria, pero hasta la actualidad no se discute que el primer periódico que se publicó en Puerto Príncipe fue en 1810, solo a 20 años de creado el Papel Periódico en La Habana, según datos citados por el especialista Jorge Juárez Cano en su libro Apuntes de Camagüey, editado por la imprenta El Popular en 1929.

El bicentenario de la prensa camagüeyana recordará el nacimiento de este Semanario, órgano manuscrito, que con unos  20 escribanos reproducían igual cantidad de ejemplares de la publicación primaria.

El artículo de Juárez Cano, apunta  que el periódico se editaba de la siguiente manera, «… el licenciado Herrera vivía en la casa número 63 de la calle de San Ramón, en este lugar coincidían 20 escribientes, provistos de sendas plumas de aves, las de acero no se habían inventado aún, y de frascos de barro cocido, conteniendo tinta fabricada en la población».

Comenta además que el propio Gordo dictaba a la vez a sus 20 amanuenses el texto del periódico y que estos escribían con letra española, y el tamaño del periódico era el de un pliego de papel de barba y que terminada la original tirada, los 20 ejemplares se repartían a otros suscriptores, que al ser leídos tenían la obligación de facilitar el ejemplar a otros 10 suscriptores más, y así, hasta quedar servidos 200 suscriptores más, de acuerdo con la investigación de Eduardo Labrada Rodríguez, periodista del semanario local Adelante.

El órgano manuscrito fue sustituido en 1812 por Espejo, decano de los periódicos impresos en la ciudad, y proveniente de la imprenta pionera de la localidad, donde resultó instalada en ese año, dicha referencia consta en el libro La prensa camagüeyana del siglo XIX, del investigador Labrada Rodríguez.

Nicolás Guillén en el bicentenario de la prensa camagüeyana, tendrá su espacio permanente, porque entre las acciones por la celebración se efectuará, el próximo

19 de junio, el taller acerca de temas del periodismo e intercambio de la labor periodística de este camagüeyano, Poeta Nacional de Cuba, que en vida reconoció en más de una ocasión que antes de poeta fue periodista.

Según apuntes de bibliografías referentes al tema, Camagüey devino la tercera urbe donde se editó un periódico en el país, antecedida por la Habana y Santiago de Cuba, en 1764 y 1805, respectivamente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.