Gerardo Hernández: El mundo tiene que conocer esta tortura

Es urgente movilizar a la opinión pública mundial ante el cruel atropello a que está siendo sometido un hombre inocente. Presentan informes las comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos y de Atención a los Servicios

Autor:

Luis Hernández Serrano

Mientras el Héroe Gerardo Hernández Nordelo —asediado por una bacteria, sin atención médica, en el tristemente célebre «hueco» de una cárcel californiana— como explicara el viernes Fidel a un grupo de jóvenes, sufre más aún, la cadena de noticias CNN se dedica a manipular en vez de informar sobre la tortura física y psicológica que sufre este prisionero que nunca debió serlo.

La denuncia la reiteró Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento, quien este sábado ofreció a los diputados nuevos elementos acerca de la situación personal del prisionero y demandó movilizar a la opinión pública nacional e internacional para que conozcan y rechacen este nuevo y arbitrario confinamiento en una celda de castigo.

Alarcón destacó que las declaraciones de Fidel han tenido bastante repercusión en el mundo, no solamente allá. Aquí yo tengo, por ejemplo, la versión que está dando la CNN. Si ustedes se fijan, este es un ejemplo de cómo funciona la manipulación mediática. El título dice: Castro acusa a Estados Unidos de torturar a espía.

«Fíjense, ya de entrada, en el título —y eso es lo que da la vuelta al planeta— a pesar de que la CNN debe conocer lo que yo les he explicado varias veces: que la Corte de Apelaciones de Atlanta dijo que ni Gerardo, ni los demás habían manejado ninguna información secreta, ni habían hecho nada que afectase a la Seguridad Nacional de Estados Unidos. O sea, que no cometieron espionaje, ¡y el que no comete espionaje no es espía!».

Recalcó que si se lee la información, se aprecia claramente que la corresponsal de CNN en ningún momento habla de «espías». «Ella se refiere a Gerardo como un “agente cubano”, lo cual es verdad. Pero la dirección de la empresa, que es la que dicta lo que la gente debe saber, es la que pone el título: “espía”».

Explicó Alarcón que Fidel en sus palabras ayer (el viernes) se refería a que no sabía si tenían luz o no en «el hueco». Y puntualizó: «Sí tienen luz, pero insuficiente, no les permite leer. Es muy deficiente, digamos, la iluminación. Y posiblemente, como él dice, la encienden y la apagan los guardias, no los prisioneros».

Y enfatizó que eso de no tener luz, no es un gran problema para Gerardo, porque él no tiene nada que leer. Y dijo que una información reciente, acabada de recibir, especifica que a Gerardo, cuando lo llevaron al «hueco», no le permitieron llevar sus pertenencias personales.

«O sea —añadió el Presidente del Parlamento— no pudo llevar su reloj. No sabe qué hora del día o de la noche es. No pudo llevar su radio portátil, de manera que tampoco se entera de lo que pasa por esa vía en el mundo exterior. No pudo llevar sus objetos de aseo personal, algo tan esencial como su cepillo dental. Ni ningún material de lectura».

Expuso que, en definitiva, poco le importa a nuestro héroe que la iluminación sea apropiada o no. Y acotó Alarcón que en los últimos días están avanzando  diversas iniciativas para hacer lo que tenemos que hacer, que es «movilizar a la opinión pública y presionar para que se ponga fin a esta situación».

Anunció igualmente que fuera de Cuba están ocurriendo también otras acciones solidarias. Mencionó un mensaje del artista puertorriqueño Danny Rivera, publicado en el sitio digital CubaDebate, así como las acciones de otros amigos, en particular del actor norteamericano Danny Glover, que desde esa nación está tratando de movilizar gente.

«Algunos compañeros —agregó— han planteado una idea que es correcta, de aquí y de allá, que es reclamarle a los parlamentarios norteamericanos. Hay algunos allí que han sido sensibles y críticos de la política de su Gobierno contra Cuba, el bloqueo y las agresiones».

Dijo Alarcón que ahí tenemos una magnífica oportunidad para demostrar si son consecuentes con sus creencias. Y que habrá, con seguridad, algunos que, como antes han hecho, se pronunciarán ahora, y en eso están algunos amigos estadounidenses.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.