La guerra contra Irán se convertiría en un conflicto nuclear mundial

Sostuvo Fidel en su mensaje ante miles de estudiantes de la enseñanza superior, este viernes, desde la Escalinata de la Universidad de La Habana

Autor:

Juventud Rebelde

«No albergo la menor duda de que la capacidad de respuesta convencional de Irán provocaría una feroz guerra, cuyo control escaparía de las manos de las partes beligerantes, y la misma se tornaría irremediablemente en un conflicto nuclear mundial», sostuvo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su mensaje a los estudiantes de la enseñanza superior de Cuba durante un masivo acto en la Escalinata de la Universidad de La Habana, que comenzó a las 7 y 30 de la mañana de este viernes.

En su primera aparición y discurso público en una concentración de masas desde el inicio de la enfermedad que lo alejó de sus funciones, hace cuatro años, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba reseñó varias informaciones que confirman el alerta que ha hecho sobre la inminencia de un grave conflicto bélico en el Medio Oriente, con consecuencias de la que no escapará ningún país.

Fidel comentó un cable publicado en el sitio web Cubadebate en el que un importante experto en temas estratégicos señalaba que la nueva ola de filtraciones sobre un ataque contra objetivos nucleares de Irán, que Israel prepara junto a Estados Unidos, esta vez puede tener un fundamento real.

«Han sido numerosas las ocasiones en la que se han difundido diversas razones del posible ataque contra la República islámica; se trataba de ejercer presión psicológica sobre Teherán; esta técnica no prosperó y es muy poco probable que se pueda emplear con el mismo objetivo», señalaba el analista.

«La nueva tanda de rumores sobre la guerra esta vez puede estar dirigida a convencer a Irán de que no habrá guerra, mientras en realidad se está preparando ya».

El analista, señaló Fidel, descartó por completo que Tel Aviv se atreva a emprender una operación militar sin contar con el apoyo del Pentágono.

Al mismo tiempo —continuó el líder cubano—, el estudioso advirtió que la consecuencia más grave sería que la República islámica bloqueara el estrecho de Ormuz, lo cual haría colapsar el 45 por ciento del suministro mundial de petróleo, lo que dispararía los precios y agravaría el despegue económico mundial tras la recesión.

Más adelante el el líder histórico de la Revolución cubana señaló: «Para mí resulta increíble que el temor a un ataque se deba a las consecuencias que pueda tener en el precio del petróleo y en la lucha contra la recesión». Y alertó que la guerra nuclear es el verdadero peligro.

Más adelante, también dio lectura a un cable de la Agencia Francesa de Prensa que informaba sobre una entrevista a la BBC del ex premier británico Tony Blair, donde este advirtió que la comunidad internacional podría no tener otra alternativa que la opción militar si Irán desarrolla armas nucleares.

«Pienso que no hay alternativa a esto, deben recibir este mensaje alto y claro», agregó Blair, haciéndose eco de una amenaza que ya han blandido Estados Unidos e Israel, concluyó el cable.

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba señaló que Irán no tiene armas nucleares; no tiene material para empezar a fabricar una bomba hasta dentro de uno o dos años, dijo.

Denunció que a pesar de esta preocupación, las potencias nucleares disponen actualmente de 25 000 armas de este tipo, sin contar el enorme arsenal convencional con que cuentan.

Para ellos —dijo Fidel— un centro de investigación es una razón para atacarlos. Tener una planta que produzca energía eléctrica a partir del uranio, no constituye un delito —enfatizó—, pero para ellos es «una prueba» de la fabricación de armas.

Recordó también que ya con ese pretexto, en 1981 Israel lanzó una operación contra un centro de investigación en Iraq, y en el 2007, contra otro en Siria, del cual, apuntó, no se habló nunca, es una especie de misterio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.