Con montura y al galope

Cuba celebrará la primera cabalgata nacional competitiva y la primera subasta de caballos de raza en saludo a los 500 años de la introducción de los primeros 36 equinos al archipiélago por Diego Velázquez

Autor:

Patricia Cáceres

El caballo, más que un simple animal de trabajo, es para los cubanos un elemento indisoluble de la cultura nacional, desde su génesis misma, cuando se fundieron en el choque primigenio las comunidades aborígenes y los colonizadores hispanos.

Inspirados en esta premisa —y para celebrar los 500 años de la introducción de los primeros 36 equinos al Archipiélago por Diego Velázquez—, la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, de conjunto con la Asociación Cubana de Producción Animal y la Sociedad Cubana de Amigos de los Équidos, organizó la primera cabalgata nacional competitiva de caballos de raza, que tendrá lugar del 16 al 18 de noviembre.

Según Edel Valle Vázquez, médico veterinario de Flora y Fauna, el recorrido comenzará el próximo 16 desde el kilómetro 300 de la autopista nacional, en Villa Clara, y terminará el día 18 en el Club Ecuestre de La Habana. La marcha se efectuará durante tres días por el borde lateral derecho de la carretera, a partir de las ocho de la mañana y hasta las ocho de la noche, a un paso de cien kilómetros por jornada.

«Participarán 30 jinetes, fundamentalmente domadores y monteros experimentados pertenecientes a Flora y Fauna, que se han preparado para la competición por más de tres meses. En la marcha se van a admitir nada más el trote y el galope corto. No se permite el galope largo o la carrera», explicó Valle Vázquez.

Para el recorrido se utilizarán caballos criollos, patibarcinos y árabes, de entre cinco y diez años de edad, en buen estado físico y debidamente entrenados. Todos pertenecen a las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara, que son los centros genéticos fundamentales de esas tres razas.

«El caballo que más se utiliza en el mundo para las pruebas de resistencia es el árabe, que está preparado para soportar condiciones extremas como los desiertos. Pero en Cuba el más adaptado es el criollo.

«La caminata, por tanto, nos permitirá comparar las capacidades entre criollos, patibarcinos y los árabes y determinar cuáles son más resistentes, para en un futuro insertar las pruebas de resistencia como una disciplina deportiva en nuestro país», comentó el especialista.

Con vistas a garantizar que todos los equinos lleguen a la meta en buen estado físico, los animales serán sometidos a un examen veterinario, cada 25 kilómetros.

De acuerdo con Valle, en Cuba tradicionalmente se han hecho varias actividades de cabalgata, pero no de forma competitiva.

«Esta es una disciplina que se practica y que tiene mucha aceptación en el mundo, pero que implica una preparación rigurosa, tanto del caballo como del jinete. Son recorridos muy largos que demandan muchos nutrientes, de buen balance muscular. De ahí que esta cabalgata no estuviese abierta para todo el público».

Como parte de los festejos, el sábado 19 el Club Ecuestre de La Habana acogerá la primera subasta de potros raciales, donde se ofertará un total de 33 animales: 23 Quarter Horse, seis Árabe y cuatro Appalossa.

«Esta actividad permitirá difundir el material genético de las principales razas equinas utilizados por los ganaderos cubanos y le brindará la oportunidad a todas las personas interesadas en adquirir un buen semental equino, mejorando de esta forma el rendimiento esperado de cada actividad agropecuaria desempeñada por los caballos», concluyó Valle Vázquez.

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.