Benedicto XVI inició la Santa Misa en Santiago de Cuba

La ceremonia religiosa comenzó tras las palabras de bienvenida de Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba y Arzobispo de Santiago de Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

Su Santidad Benedicto XVI inició la Santa Misa, dedicada a la Anunciación del Señor, deseándole paz a todos los presentes en la celebración, que tiene lugar en la Plaza Antonio Maceo de la Ciudad de Santiago de Cuba.

El Papa Benedicto XVI, quien inicia así sus celebraciones religiosas en Cuba, convocó a los congregados a reconocer sus pecados, en unión colectiva, a fin de celebrar dignamente la Eucaristía y acoger la misericordia del Señor.

Tras una breve pausa en silencio, Su Santidad junto a los fieles reconoció los pecados cometidos, y unidos ruegan, mediante la oración Yo confieso… su absolución ante la Virgen María, los ángeles, los santos y los hermanos presentes.

Luego, el Santo Padre pidió misericordia a Dios, el perdón de los pecados y la llegada a la vida eterna, por el bien de los presentes.

El coro elevó las voces para aclamar la piedad del Señor y todos juntos entonaron el cántico de Gloria.

El Papa oró en nombre de todos. Pidió al Señor en nombre de Jesús, su hijo, que todos cuantos confesaron sus pecados lleguen a ser semejantes a él en su naturaleza divina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.