Una boleta que marca la vida

Los estudiantes de noveno grado están dando un paso decisivo en su futuro. Deben decidir, con el llenado de las boletas, la continuidad de estudios en la enseñanza media superior

Autor:

Margarita Barrios

Los estudiantes de noveno grado viven en estos momentos una etapa importante de sus vidas, pues deben decidir, con el llenado de las boletas, la continuidad de estudios en la enseñanza media superior.

En todas las secundarias básicas del país se encuentran las opciones que corresponden, a partir de las necesidades del territorio, con respecto a las especialidades de obrero calificado, técnico de nivel medio y preuniversitario.

Como en el curso anterior, la mayor cantidad de plazas son de obrero calificado, seguidas por las de técnico de nivel medio, pues esa es la fuerza que más se necesita en concordancia con el reordenamiento económico del país.

Entre las opciones se encuentran también las Escuelas de Formación Pedagógica, para graduarse como maestros de preescolar, primaria y especial, con la posibilidad de luego continuar estudios superiores en las universidades de ciencias pedagógicas. Otras posibilidades las ofrecen los institutos preuniversitarios vocacionales de ciencias pedagógicas y de ciencias exactas, así como las escuelas militares, deportivas y de arte.

Hay que recordar que quienes asuman el preuniversitario es porque luego deberán acceder a la universidad y realizar las pruebas de ingreso, pues ese es el sentido de ese tipo de escuela, no así la técnica profesional, que se considera una enseñanza terminal, lo que no impide que el joven pueda continuar estudios superiores desde su puesto de labor.

Margarita McPherson, viceministra de Educación, explicó que hasta el 30 de abril se está realizando el llenado de las boletas por parte de los estudiantes de noveno grado.

«Quiero enviar un mensaje a la familia, manifestó. Es importante que los estudiantes consignen en la boleta las diez opciones, porque con ello aseguran la continuidad de estudios.

«Se dan casos de una visión muy intencionada hacia una especialidad —por ejemplo, preuniversitario—, y si luego el estudiante no la alcanza y no ha solicitado ninguna otra, tiene que esperar que se otorguen todas las plazas para entonces acceder a lo que quedó. Esa es la importancia de poner todas las opciones».

En mayo, puntualizó Margarita, ocurrirá otro momento importante: del 1ro. al 10 se dará a conocer el preescalafón que, como su nombre lo indica, no es el definitivo.

«El objetivo es que los estudiantes, con la ayuda de sus padres, verifiquen las cifras que allí aparecen con las que ellos guardan. En caso de alguna diferencia, es el momento de resolverlo, porque a partir del 15 de mayo se da a conocer el escalón oficial, y entonces ya no hay posibilidades de hacer ningún arreglo», destacó.

También en mayo se realizarán los exámenes de ingreso a los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas (IPVCE).

A partir del 6 de junio, y de manera masiva, se dará a conocer el otorgamiento de continuidad de estudios a los estudiantes que culminan el noveno grado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.