Generalizan en Camagüey tratamiento contra la hipertensión arterial

Entre el 25 y 35 porciento de la población adulta de Cuba padece esta enfermedad

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey. — El novedoso tratamiento de la hipertensión arterial (HTA) con microdosis de captopril se generaliza en esta provincia, luego de su impacto efectivo en cerca de mil pacientes camagüeyanos, controlados clínicamente en el servicio de Medicina Interna del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de esta ciudad.

«Seis áreas de salud del municipio cabecera tributan pacientes con criterios médicos, para la generalización del nuevo proceder médico», dijo aquí el investigador, Tomás Noel Santana Téllez, Doctor en Ciencias Médicas más joven del país en la especialidad de Medicina Interna.

Santana Téllez, quien desde el 2006 ha liderado el estudio doctoral, Efectos Terapéuticos de la microdosis de captopril en la hipertensión arterial esencial, explicó a JR que su implementación ha sido posible por la impartición de varios cursos de posgrados de preparación médica acerca de esta práctica —de muy poca sistematización científica en el mundo y de escasa publicación y referencia en Cuba.

«Cada edición tiene como objetivo multiplicar paulatinamente, y desde el conocimiento científico, esta modalidad terapéutica», insistió el también Presidente del Consejo Provincial de Sociedades Científicas.

El autor de modificaciones que han permitido comprender mejor el mecanismo de acción de la microdosis de captopril, resaltó entre los resultados más notables de este ensayo el de ser muy seguro, al reducir las reacciones adversas en órganos como el riñón y el corazón, originadas por la terapéutica convencional en tabletas.

«Se han obtenidos efectos positivos sobre la función renal, al disminuirse la Microalbuminuria, y sobre el corazón, al experimentarse una regresión de la hipertrofia ventricular izquierda, con reducción de indicadores de taquicardias e infartos».

Agregó además cómo se redujo el costo del tratamiento por paciente.

Consideró como reto de los galenos que generalizan la investigación «el de concretar la elaboración de microdosis de captopril por especialistas, en centros hospitalarios con condiciones farmacéuticas, para acercar la solución de esta afección al paciente».

La microdosis de captopril en Camagüey, con creciente demanda en la población, exige de mayor interés por las autoridades de salud en Cuba, porque además de sus resultados validados en la práctica, se suma que entre el 25 y 35 porciento de la población adulta de la nación padece de HTA.

«El escenario de esta dolencia en el país se complejiza, porque hay más enfermos con HTA que los registrados oficialmente», ratificó el especialista de segundo grado en Medicina Interna, Noel Santana.

La investigación camagüeyana, abre caminos en el desarrollo de similares estudios efectuados en este hospital universitario, que consolidan tratamientos para la insuficiencia cardiaca con microdosis de digoxina, y para procesos inflamatorios articulares con microdosis de diclofenat (antiinflamatorio), «ambos con resultados muy alentadores», valoró el experto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.