Con las fuerzas de toda Cuba - Cuba

Con las fuerzas de toda Cuba

Sandy no pudo arrancarle la confianza a nuestra gente. En momentos como este, nuestro pueblo comparte lo que tiene, para que en el futuro, el paso de este huracán solo sea un mal recuerdo, aunque trajo tras de sí un «ciclón» más poderoso, el de la solidaridad

Autores:

Nelson García Santos
Osviel Castro Medel
Hugo García
Héctor Carballo Hechavarría
Arlin Alberty Loforte
Juan Morales Agüero
Luis Orlando Hernández
Yisell Rodríguez Milán
Eduardo Pinto Sánchez

En el oriente del país ya son evidentes las acciones recuperativas. Sandy pasó y lo hizo con fuerza, pero no pudo arrancarle la esperanza y la confianza a la gente, que en momentos como este comparte lo que tiene sin miramientos, para que en el futuro, el paso de este huracán solo sea un mal recuerdo, aunque trajo tras de sí un «ciclón» más poderoso, el de la solidaridad.

En Santiago de Cuba, el Consejo de Defensa Provincial indicó poner los recursos para la recuperación en las zonas más afectadas, y hacerlo con profesionalidad, honestidad y equidad.

En este territorio todo el sistema de salud está activado en función de atender a la población en caso de ser necesario. El director provincial de este sector, doctor Jorge Miranda, insistió en el uso del hipoclorito de sodio para el tratamiento del agua,  que se encuentra en todas las farmacias y tiendas.

También indicó que la población debe acudir con prontitud a los centros de salud en caso de que se presente fiebre, vómitos o diarrea, e insistió en que hay que alimentarse con productos frescos, y aquellos que tienen falta de refrigeración que se cocinen y se consuman rápidamente para evitar brotes de intoxicación alimentaria; igualmente pidió sanear los patios y las casas.

El Director de Salud en Santiago informó que a partir del lunes comenzará un proceso de fumigación intensiva en toda la capital de este territorio.

Por su parte, el director provincial de Educación, Rafael Darío Pacheco, precisó que hay 567 escuelas afectadas, de 1 504 con que cuenta el territorio, y enfatizó que se está haciendo un reordenamiento en los centros de educación para lograr la continuidad del curso escolar, ya que las clases están suspendidas hasta nuevo aviso.

En Santiago de Cuba, también se trabaja ahora para dar acceso a las principales industrias de la provincia, la planta de gas, centros de alojamientos y las entradas y salidas de las ciudades, así como se labora fuertemente para restablecer lo más pronto posible el servicio de transporte público en las principales rutas de la ciudad.

En la provincia ya se recuperan varias panaderías y se espera que este sábado comience a producir la fábrica de galletas de Palma Soriano. Se indicó además la venta de carbón y leña en la ciudad capital para la cocción de alimentos, y se prioriza la venta de alimentos en los mercados.

Lázaro Expósito Canto, presidente del Consejo de Defensa Provincial, orientó que se buscaran lugares alternativos para vender los alimentos de la canasta familiar que se entrega por vía normada, y que se crearan puntos de venta de alimentos en los barrios para desconcentrar esa actividad.

En Santiago ya están habilitadas la mayoría de los servicentros de la cabecera provincial y se trabaja en el resto de los municipios. También se reparte el combustible doméstico.

El espíritu de los guantanameros

El mar en la costa sur de Guantánamo hizo de las suyas tras el paso del huracán Sandy por el territorio oriental. Tomó, sin compasión, el terreno que le perteneció hace muchísimos años, pues los lugareños de la comunidad de Tortuguilla, en San Antonio del Sur, no recuerdan que haya avanzado nunca antes tantos metros tierra adentro.

«Entró entre 25 y 30 metros y las olas alcanzaron en ocasiones hasta siete de altura», contó Antonio Mosqueda Reyes, delegado de la circunscripción de Tortuguilla.

«Con la fuerza del viento, el mar parecía que rugía», recordó Dulce María Legrá Columbié, presidenta del Consejo Popular de Yateritas, ahora al pie de la costa, que todavía muestra señas evidentes de «incomodidad».

Entre tablas, algunas tejas, escombros y el guano característico de la zona de playa avanzamos hacia donde 48 horas antes, estaban en pie 12 viviendas. Ahora quedaron totalmente destruidas.

Allí, en lo que fuera su casa, Omar Columbié Hernández recupera lo que todavía es útil. «Aquí vivíamos cinco personas y alrededor de las siete de la noche salimos todos siguiendo las orientaciones del Consejo de Defensa Zonal y fuimos acogidos por un vecino.

«Ahora estamos alojados en la casa de visita de la Empresa de Industrias Locales y no nos ha faltado atención en ningún momento», explicó, mientras nos comentó que nunca en sus 26 años el mar había llegado hasta allí.

En Tortuguilla la gente es humilde pero le sobra solidaridad y ganas de ayudar. Más de 30 personas fueron protegidas en casas de amigos, familiares o vecinos, y han tenido la garantía de un techo, alimentos y agua, y la constante preocupación de las máximas autoridades de ese municipio y la provincia, quienes también llegaron hasta allí.

También fue destruido más del 80 por ciento de las plantaciones de la Granja Platanera Microjet y el 30 por ciento del fondo habitacional sufrió afectaciones, según informó Isidro Rojas Gómez, presidente de la Zona de Defensa en esta comunidad.

Mientras llegan los materiales asignados para las reparaciones, la gente allí hace lo suyo. Recogen los árboles caídos, limpian y organizan dentro de lo posible, y no faltan las sonrisas, ni la confianza entre tanto destrozo.

Hasta el medio día de este viernes en Tortuguilla no había corriente eléctrica. Avanzando más hacia San Antonio del Sur encontramos a Armando Díaz Matos, quien estaba al frente de cuatro linieros de la Empresa Eléctrica de Imías que apoyaban el trabajo en el restablecimiento de las líneas y el servicio.

Entre la llovizna pertinaz y el sol que salía a ratos, avanzaban en la sustitución de postes que estaban en el piso y dejaban todo listo. Escaleras arriba uno de sus hombres desafiaba no solo las alturas sino al mar que soplaba en su oído, amenazante.

Un poco más al este, en el sitio conocido como el Batebate, la vía se desviaba algo de su trayecto habitual, para que los hombres de Leonardo de la Cruz Nápoles, jefe de un colectivo del Contingente Emilio Daudinot perteneciente al Ministerio de la Construcción en Guantánamo, pudieran restablecer el paso. Sandy había levantado con su furia varios tramos de la carretera, dejando por momentos huecos profundos sobre el diente de perro en el que descansa la vía.

En la ciudad cabecera de Guantánamo, este viernes, estaban también poniéndole manos a la obra los linieros de Etecsa para restablecer las comunicaciones. La fibra óptica había sido afectada también en Bayate, Limonar, La Escondida y Costa Rica, aunque ya se restablecía en Imías.

Informaciones preliminares reportaban más de 3 300 viviendas afectadas en esta provincia, con daño total de los techos en 294 y algo más de 3 000 parcialmente.

Por ejemplo, en los Consejos Populares de Costa Rica y Bayate, pertenecientes al municipio de El Salvador —calificado como el más impactado en Guantánamo por los vientos y lluvias del huracán Sandy—, se contabilizaron más de 850 viviendas dañadas, 20 centros de educación superior sin tejas o con agrietamientos en las paredes, y  más de 10 000 latas de café maduro en el suelo y fuertes afectaciones.

Marisol Tito Tejeda, presidenta del Consejo de Defensa en ese montañoso municipio, informó a la prensa que del total de viviendas perjudicadas hay 61 sin techo y siete derrumbes totales, y agregó que también se conoce de problemas en algunas panaderías, un consultorio y un hogar de ancianos.

Con respecto a la agricultura, una de las actividades fundamentales de la serranía salvadoreña, notificó la existencia de un nivel alto —aún sin cuantificar— de plantas de plátano caídas, y que unas 2 000 posturas de la Unidad Silvícola de Bayate quedaron inservibles.

También se conoció de la afectación total de la lombricultura del municipio y la destrucción parcial de sus siete casas de cultivos tapados, ubicados en la comunidad de Costa Rica.

Entre las medidas de rápida implementación orientadas desde el jueves por la mañana en el municipio para aliviar los destrozos de Sandy se encuentran: la limpieza de los escombros, el acopio de viandas y su venta inmediata a la población en los mercados estatales, la destupición de zanjas, alcantarillas y tragantes, y se orientó la venta de hipoclorito de sodio en todas las farmacias para desinfectar el agua.

El empeño de los holguineros

Jorge Cuevas Ramos, presidente del Consejo de Defensa Provincial de Holguín, realizó este viernes un recorrido por los municipios de Cueto y Mayarí. En este último, visitó el Hospital Docente de ese poblado cabecera, el cual recibió severos daños en su estructura, fundamentalmente en los ventanales, obligando a adoptar a su personal puntuales medidas para recuperar el funcionamiento del salón de operaciones y salas de distintas especialidades.

Al intercambiar con trabajadores y pobladores de esa ciudad holguinera, Cuevas Ramos exhortó a los cuadros y dirigentes de las distintas instancias a sostener una permanente comunicación con la población, orientar, informar, brindar aliento, porque esa es la gran responsabilidad que les corresponde.

La evaluación de las afectaciones continúa realizándose en cada uno de los consejos populares, hasta contar con una cifra exacta, herramienta indispensable para poder emprender las acciones de recuperación.

La recogida de escombros, restos de árboles, la clasificación y aprovechamiento de los materiales de las viviendas afectadas y labores de saneamiento, son las actividades principales y más comunes en que se ven enfrascados los lugareños en los asentamientos que JR ha podido visitar.

Al cierre de esta edición, la termoeléctrica de Felton, Lidio Ramón Pérez, de Mayarí, mantenía sus dos generadores fuera de servicio, mientras se trabajaba en la reparación de los techos en varias instalaciones de esta entidad.

Más de 17 000 viviendas recibieron daños de distinta magnitud durante el paso del huracán Sandy por esta provincia, según datos preliminares recopilados por el Puesto de Dirección del Consejo de Defensa Provincial, desde los 14 municipios holguineros.

En el poblado de Antilla, por ejemplo, el emblemático restaurante El Náutico, emplazado a orillas del mar, y así, también, la terminal de la lancha que recorre varios puntos de la bahía de Nipe, parecen haber sido borrados para siempre, de un modo grotesco.

No obstante, causa admiración y respeto considerables la actitud de los lugareños, quines con evidente disposición, laboran por alistar en el plazo más breve, y a más tardar, el lunes, los centros educacionales que fueron afectados constructivamente, y aplicando las iniciativas y variantes más insospechadas, para reiniciar el curso escolar.

Lo anterior resulta algo común en la cotidianidad de los 14 municipios holguineros, donde existen decenas de centros educacionales con afectaciones de distinta magnitud.

En el campo de las comunicaciones las averías han sido causadas, fundamentalmente, por el derribo de postes y el desprendimiento de cables. Una situación inesperada vivieron los pobladores de Mayarí, donde la torre de su emisora radial se desplomó a causa de la fuerza de los vientos de Sandy y quedaron por varias horas sin información por esa vía.

Según se conoció, en la tarde de ayer, los trabajadores de ese medio de comunicación transmitían al éter, mediante una radio base instalada para revertir esas condiciones.

En el poblado de Sagua de Tánamo, las inundaciones provocadas por el río del mismo nombre (siete metros por encima de su cauce habitual) obligó a la evacuación hacia sitios seguros de decenas de personas.

En Granma se trabaja intensamente

En la provincia de Granma se trabaja sin descanso con el propósito de restablecer en el menor tiempo posible las severas afectaciones en el servicio eléctrico sufridas en todos los municipios de este territorio, ante el paso de Sandy.

Una nota de la Unión Eléctrica en el territorio, enviada a los medios de comunicación masiva, explica que «las líneas de transmisión que alimentan la provincia, desde Santiago de Cuba y Holguín están seriamente afectadas» y que restablecer el sistema «requiere del esfuerzo de cientos de hombres, que ya están trabajando sin descansar, pero serán largas las jornadas y hasta los días para lograrlo».

El mensaje añade que la electricidad que se está produciendo ahora aquí es «mediante las baterías de grupos electrógenos de fuel oil y de diésel, enclavados en distintos puntos, que han sido interconectados formando un microsistema de emergencia. Estos grupos no cubren la máxima demanda de la provincia, por lo que se impone el ahorro en todos los hogares y por todos sus consumidores».

Durante la jornada del viernes se ha pedido, por altoparlantes a los pobladores del territorio, no planchar ni conectar ventiladores, acondicionadores de aire o turbinas; no encender equipos innecesarios, aprovechar la luz solar y cocinar con los medios más eficientes.

Por otro lado, como consecuencia del desbordamiento de los ríos, permanecen incomunicados por carretera algunos poblados y caseríos, como Dos Ríos y el Cepillo, ambos en Jiguaní. También se torna muy difícil, por el estado de los caminos, el acceso a zonas montañosas.

Aunque los directivos locales del Ministerio de la Agricultura no han podido contabilizar todos los daños en esta región, se sabe que las lluvias de los últimos días perjudicaron semilleros de tabaco y tomate y plantaciones de esta hortaliza, las cuales quedaron bajo el agua.

Asimismo se afectaron cafetales en Guisa por la caída de árboles, y hubo algunos daños en 12 hectáreas de yuca, diez de plátano y ocho de boniato en el municipio de Cauto Cristo. Algunas de estas cosechas pudieran aprovecharse en parte.

También hay perjuicios, aunque no de envergadura, en plantaciones de arroz en Manzanillo y Río Cauto.

Con el paso de Sandy el volumen de agua en los 11 embalses administrados por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos creció de 603 038 000 metros cúbicos a 775 838 000 en solo 48 horas; quiere decir, que las presas en su conjunto elevaron de 64 a 82 el porcentaje de llenado.

Con excepción de Vicana, en Media Luna, que acumula solo el 22 por ciento, las restantes se encuentran por encima del 70. Cauto el Paso, la mayor de la provincia, con capacidad superior a los 330 millones, vertía el viernes 1 080 metros cúbicos por segundo.

En la jornada de la víspera hubo inundaciones costeras en el municipio de Niquero y se reportaron lluvias en varios puntos de esta región oriental.

Las personas protegidas que no tenían peligros en sus lugares de residencia retornaron a los hogares; mientras se mantuvo la indicación continua de las autoridades a no cruzar ríos crecidos y extremar las medidas higiénico-sanitarias.

Las Tunas se recupera

La lluvia asociada al huracán Sandy no aplacó la sed de los embalses tuneros, que recibieron por esa vía solo 11,93 millones de metros cúbicos de agua, apenas el cuatro por ciento de incremento del líquido almacenado.

Sin embargo, la agricultura cañera resultó favorecida, pues los suelos húmedos propiciarán el cumplimiento del plan de siembra del año, ascendente a unas 15 062 hectáreas.

Sandy no causó aquí daños severos, pero afectó 120 metros de la carretera hacia la playa La Llanita, 567 hectáreas de cultivos varios y 200 de caña, 55 casas e interrumpió temporalmente el fluido eléctrico en cuatro municipios.

En Las Tunas fueron evacuadas unas

35 000 personas, la mayoría en casas de familia, y casi todas ya han retornado a sus hogares luego de decretada la normalidad.

Alerta el centro de la Isla

El trabajo eficaz del Consejo de Defensa Provincial de Villa Clara, para hacer frente a las intensas lluvias asociadas al huracán Sandy, fue destacado en este territorio por el general de cuerpo de ejército Joaquín Quintas Solá, viceministro de las FAR y Héroe de la República de Cuba.

En reunión anoche con los integrantes de ese órgano, Quintas Solá subrayó que tomaron las medidas correspondientes a la situación surgida y fueron muy oportunas y acertadas.

Eso evitó que hubieran sobrevenido serias afectaciones, sobre todo en el poblado del Santo que quedó incomunicado como consecuencias de las inundaciones.

En esa comunidad se produjo una compleja situación que se ha ido resolviendo gracias a las medidas aplicadas y el apoyo del Ejército y de la DAAFAR, que fue decisivo para sacar, con la utilización de helicópteros, a los pobladores que quedaron aislados.

El general de cuerpo de ejército, acompañado de Julio Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa Provincial en Villa Clara; el general de división Raúl Rodríguez Lobaina, jefe del Ejército Central y otros dirigentes, recorrió la comunidad del Santo, donde intercambió con pobladores. También visitó zonas perjudicadas del municipio de Sagua la Grande.

En el Santo y Pavón, ambos en el municipio de Encrucijada, fueron protegidas 1 330 personas en casas de familiares y amigos.

En Villa Clara las intensísimas lluvias ocasionaron inundaciones, cierre de carreteras y un incremento sustancial del volumen de agua en las 12 presas de la provincia.

Al cierre de esta información estaba cerrada al tráfico la Autopista Nacional en el tramo entre la ciudad de Santa Clara y Ranchuelo, debido al desbordamiento del Río Sagua, y la carretera de Manicaragua a Jibacoa.

En el territorio se encuentran activados los 13 consejos de defensa municipales, el provincial y los correspondientes a 169 zonas.

En Villa Clara fue necesario proteger en casas de familiares y amigos a más de

3 400 personas, fundamentalmente de los municipios de Encrucijada, Placetas, Santo Domingo, Cifuentes y Sagua la Grande, destacó el mayor Isidro Sánchez Alfonso, jefe de Sección de la Defensa Civil en la Región Militar.

Desde las ocho de la noche del día 25 a igual hora de la mañana de este viernes, cayeron en la localidad de Vueltas más de 500 milímetros y cifras superiores a los 240 milímetros en Camajuaní, Zulueta, Mata, Ranchuelo, Quemado de Güines y Guaracabulla, en el centro geográfico de Cuba, así como cifras apreciables en otras localidades.

En la actualidad, las presas —siete se encuentran aliviando— acumulan 943 millones de metros cúbicos de agua, lo que representa más del 90 por ciento de su capacidad.

Según Humberto Yera Artiles, delegado del Instituto de Recursos Hidráulicos en la provincia, el volumen de agua se incrementó en unos 34 millones en 24 horas, como resultado de las lluvias de los últimos días.

En cada de uno de los municipios se aplican las medidas pertinentes para proteger a la población y los recursos materiales.

Rápido llenado de la Presa Zaza

La saturación de los suelos del territorio espirituano ante las constantes precipitaciones de este año —el más lluvioso aquí de las últimas dos décadas—, así como las recientes lluvias después del huracán Sandy, provocaron que la presa Zaza almacene unos 1 059 millones de metros cúbicos de agua, lo que representa un 104 por ciento de su capacidad normal de llenado.

Las seis compuertas del mayor reservorio de agua dulce del país se abrieron para evacuar el exceso de volumen, por lo que de forma rápida se protegieron a miles de habitantes de comunidades aguas abajo.

Rafael Rangel, subdelegado de Recursos Hidráulicos en Sancti Spíritus, argumentó que a pesar de que entre el jueves y el viernes tan solo se registraron 77,5 milímetros de lluvia en toda la provincia, la Zaza subió más de cien millones de metros cúbicos en un día, debido a los escurrimientos y a los altos registros en toda su cuenca, que abarca también a parte de Villa Clara.

Alivian, además de la Zaza, cinco embalses, y los acumulados totales de la provincia ascienden al 106 por ciento.

El subdelegado de Recursos Hidráulicos en el territorio agregó que los registros provinciales de precipitaciones del mes de octubre ascienden a 299,5 milímetros, lo que representa el 181 por ciento de la media histórica.

Las lluvias también provocaron la crecida vertiginosa de los ríos Zaza, Tuinucú y Agabama.

Carlos Hernández Roque, subdirector provincial de Transporte, aseguró que al cierre de esta información se encontraba interrumpido el paso vehicular por el llamado puente fusible, en la carretera de Trinidad-Sancti Spíritus, ante la crecida del Agabama.

Del mismo modo, se evaluaban los daños en el puente sobre el río Zaza, en la Carretera Central, que estaba totalmente inundado, situación que se agravaba con la cantidad de escombros acumulados al paso del río.

También se registraron daños en viales de diferentes comunidades de los municipios de Fomento y Cabaiguán, debido a la tupición de alcantarillas. Igualmente se reportan averías en el acueducto de Fomento y en la conductora de El Pedrero.

Daños en Matanzas

Las intensas lluvias de las últimas horas provocaron en este territorio inundaciones que afectaron a los municipios de Martí, Los Arabos, Colón y Calimete. Según el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Omar Ruiz Martín, las mayores afectaciones se concentran en la agricultura, sobre todo en los sembrados de arroz, así como en la ganadería.

Ruiz Martín hizo un llamado a mantener las medidas higiénico-sanitarias, priorizar la cloración del agua y a velar por la disciplina en las zonas inundadas y ríos crecidos.

En Los Arabos, donde se computaron 329 milímetros de lluvias en 24 horas, permanecían anegadas en la noche de este viernes 250 viviendas, mientras que en Martí también el agua penetró en 221 hogares. Igualmente, se reportaban en horas de la tarde del viernes  cientos de clientes sin servicios eléctrico y telefónico.

Más apoyo para el oriente

Apenas el huracán Sandy abandonó suelo cubano, de diversas provincias partió el auxilio para las zonas perjudicadas por el meteoro.

La respuesta de los espirituanos no se hizo esperar y el mismo jueves marchó hacia Santiago de Cuba un destacamento de 36 trabajadores del sector eléctrico.

Este viernes, en la madrugada, 82 trabajadores del ramo en Matanzas partieron hacia la región oriental para apoyar la recuperación del sistema energético, reportó la AIN.

El contingente lo integran en su mayoría linieros, organizados en 15 grupos de trabajo y seis brigadas, además de personal técnico y de apoyo. Lleva consigo transporte, compresores y grúas para laborar el tiempo que sea necesario, así como grupos electrógenos, barrenadores y otros medios.

Otros 32 hombres se incorporaron a esta avanzada provenientes de territorio cienfueguero, organizados en seis brigadas de linieros y operadores, y con equipos para acometer las tareas de rehabilitación del servicio energético. Se esperaba, igualmente, la incorporación de dos grupos más, uno procedente de Ciego de Ávila y otro de Camagüey.

Según informaron nuestros corresponsales en Las Tunas y Holguín, hacia Santiago también partieron cinco brigadas de linieros de la tierra del Cucalambé, cuyos integrantes reúnen experiencia en restaurar servicios eléctricos y telefónicos. Viajaron con el equipamiento necesario para estar allí el tiempo que haga falta. Asimismo, agrupaciones técnicas de la termoeléctrica de Felton y otras provenientes de Artemisa y Mayabeque —cada una con 50 técnicos— comenzaron a llegar a Holguín, para apoyar en la recuperación en los municipios de Rafael Freyre, Banes, Antilla, Sagua de Tánamo y Moa.

En este territorio también esperaban la llegada de 90 trabajadores eléctricos de Pinar del Río —con amplia experiencia en restañar heridas dejadas por los meteoros—, quienes laborarán en el levantamiento y sustitución de postes, energización de líneas, cambios de acometidas y transformadores, entre otras tareas, fundamentalmente en Santiago.

Para garantizar que el trasiego de hombres y medios sea expedito, movilizados holguineros trabajan intensamente en la desobstrucción de las vías de acceso por la Carretera Central hacia la capital provincial, paso indispensable para que los trabajadores de Servicios Comunales puedan incorporarse al apoyo del resto de los territorios.

En este sentido, en el día de ayer se trabajaba en garantizar el tránsito por la carretera de la ciudad de Holguín hacia el polo turístico de Guardalavaca, la cual permanecía obstruida como consecuencia del derribo de postes eléctricos y árboles.

El frenesí recuperativo también se extendía por tierras guantanameras. En Costa Rica —Consejo Popular más impactado del municipio de El Salvador, a su vez el más afectado en esta provincia— este viernes los obreros de la Empresa Eléctrica reemplazaban los postes caídos para restablecer el fluido eléctrico.

También en esa región se autorizó la puesta en funcionamiento de un grupo electrógeno —permitirá abastecer de agua a la población— y la venta de queroseno para cocinar durante cinco días, período en el cual se espera que los servicios elementales estén restablecidos, informó Lorna Mirás San Jorge, presidenta de ese Consejo Popular.

En Granma, 18 brigadas de operarios y los carros de guardia están activados durante todo el día, con el propósito de restablecer en el menor tiempo posible las severas afectaciones en el servicio eléctrico sufridas en todos los municipios de este territorio.

Asegurar las comunicaciones

Otro frente estratégico en el que se movilizaba ayuda hacia las zonas impactadas por el huracán Sandy es el de las comunicaciones.

Trabajadores de Etecsa en la Perla del Sur partieron este viernes hacia el oriente cubano para apoyar la recuperación. El equipo, integrado por dos carros con diez ingenieros de la entidad, llegará hasta Santiago de Cuba y Guantánamo para atender fundamentalmente redes exteriores, cables y postes afectados.

Otro tanto hicieron dos brigadas de linieros y reparadores de Etecsa en Camagüey, integradas por 15 técnicos, mientras que la dirección de esa empresa en territorio agramontino dispuso el traslado al oriente de un grupo electrógeno de cien kiloWatts para contribuir a la generación energética.

Al esfuerzo también se sumaban operarios, reparadores de redes y linieros provenientes de Ciego de Ávila, en camino a Santiago. Este grupo lo conforman 17 trabajadores y siete carros, uno de ellos especializado —dispone de grúa y barrenadora—, con el cual acelerarán la recogida de postes caídos y las labores de perforación.

De acuerdo con datos brindados por nuestro corresponsal, brigadas de Etecsa de Granma, Las Tunas, Ciego de Ávila, La Habana y Villa Clara se encuentran trabajando en Santiago de Cuba, provincia en la que están afectados 41 600 servicios de telefonía básica —representan el 59,7 por ciento del total—, 981 postes, 243 kilómetros de cables telefónicos, 18 emisoras radiales y diez transmisores de televisión.

Las brigadas que trabajan en la limpieza e higienización en la ciudad están distribuidas en los 29 consejos populares de la cabecera de la capital y el resto de los municipios. Hasta el momento se calculan seis millones de metros cúbicos de árboles caídos y un millón y medio de metros cúbicos de escombros, según Gilberto Romero, jefe del Grupo de construcciones e inversiones del Consejo de Defensa Provincial.

Nota informativa No. 1 sobre intensas lluvias en la región central

26 de octubre de 2012, 14:30 horas

De acuerdo con las informaciones recibidas del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología, el huracán Sandy continúa influyendo sobre Cuba, provocando lluvias con acumulados significativos en las últimas 12 horas. Se estima que estas condiciones persistirán al menos 24 horas más, con chubascos y lluvias fuertes en las regiones occidental y central, principalmente entre Villa Clara y Ciego de Ávila, vientos que pueden ocasionar inundaciones costeras ligeras en zonas bajas del litoral norte de las regiones occidental y central, y en el Golfo de Guacanayabo.

Teniendo en cuenta esta situación se decidió establecer la FASE DE ALERTA por intensas lluvias en las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. Los órganos de dirección de estos territorios deben adoptar racionalmente las medidas de protección de las personas y los recursos de la economía en correspondencia con la situación de los embalses y micropresas, así como el estado de obstrucción de los ríos, canales y sistemas de drenaje; puntualizar las personas que residen en áreas de mayor riesgo de inundaciones, en los asentamientos ubicados cerca de ríos, arroyos y canales, aguas abajo de las presas y en zonas bajas o con drenaje insuficiente.

Los órganos, organismos estatales, entidades económicas, instituciones sociales y la población deben cumplir disciplinadamente las orientaciones de la Defensa Civil. Las regiones occidental y oriental deben mantenerse atentas a la evolución de este evento.

Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.