Viaje a la historia constitucional

Los jóvenes cubanos que integran la Campaña Admirable cerraron en Sibanicú el recorrido de este miércoles

Autores:

Mileyda Menéndez Dávila
Fernando Martínez Heredia

SIBANICÚ, Camagüey.— La Campaña Admirable es un hecho, y no la detendrán imponderables que la voluntad supera, como la lluvia o el tráfico en la Carretera Central. Si todas las motivaciones patrióticas no alcanzaran, la visita a la casona bicentenaria donde se firmó la Constitución de La Yaya sería suficiente acicate para continuar la marcha.

Los 58 kilómetros superados el miércoles por los jóvenes que participan en esta iniciativa combinaron caminata, traslado en ómnibus y diálogos en centros productivos de cada territorio, donde más jóvenes se sumaron al comando.

En el poblado de Martí, a 15 kilómetros de la cabecera municipal de Guáimaro, los caravanistas visitaron la fábrica de quesos Taíno, que lleva el nombre de Geonel Rodríguez Cordoví, estudiante universitario que consagró su vida a la Patria en las filas del Ejército Rebelde.

En Cascorro visitaron la afamada fábrica de cremitas de leche, nombrada José Hidalgo Oliva, un productor de ese dulce que murió como miliciano cuando la limpia de bandidos en el Escambray. Betty Menéndez, administradora de esta industria, única de su tipo en el país, explicó a los jóvenes la dinámica de funcionamiento del centro.

Los caravanistas cerraron en Sibanicú esta etapa, un viaje por la historia constitucional de una república que no deja de renovar sus leyes para preservar sus sueños de justicia social. Ayer fueron de Guáimaro a La Yaya, y hoy llegarán a Jimaguayú para seguir en cabalgata hasta la cabecera provincial de la tierra agramontina.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.