Digital vs. analógico: ¿se cierra la brecha?

La comercialización de cajas decodificadoras de la televisión digital con múltiples prestaciones ha levantado grandes expectativas. JR recorrió algunos puntos de venta en la capital y contactó con voces autorizadas para profundizar en las ventajas de los nuevos dispositivos y cómo será el proceso de transición de la televisión analógica a la digital en Cuba

Autor:

Mayte María Jiménez

El pasado 21 de agosto se inició en varias tiendas del país la venta de las cajas decodificadoras de la televisión digital, un equipo que tiene la función de convertir la señal digital en analógica, para que las personas no tengan que sustituir de forma inmediata los televisores menos modernos, en el proceso de transición de la televisión analógica a la digital.

A raíz de la comercialización de la «cajita» —como se le llama entre los cubanos—, JR recorrió algunos puntos de venta en la capital y contactó con voces autorizadas para conocer cómo se implementa esta «nueva» etapa, qué beneficios o prestaciones tiene ese equipo y cuál será el camino para lograr generar la televisión digital en la Isla.

Llamó la atención que al visitar algunos puntos de venta, al menos en los primeros días, las personas apenas conocían sobre el famoso «aparatico», y casi ni le hacían caso —como bien señalaron algunos dependientes—. Sin embargo, una vez que se comenzó a correr el rumor de las prestaciones que tenía esta caja decodificadora, en comparación con la que se había entregado hacía unos meses, la demanda del producto fue en ascenso.

Tan es así que, según cifras brindadas por Radiocuba, durante los tres primeros días la venta alcanzó las 1 586 unidades, mientras que al cierre del 31 de agosto ya la cifra se había incrementado a 13 679 cajas, agotándose en no pocos establecimientos comerciales.

Para aclarar algunas dudas —muchas nacidas de la misma población—, y ayudar a esclarecer un poco más cómo se implementará el camino hacia el llamado apagón analógico en 2021, conversamos con Justo Gervacio Moreno García, director general de la Empresa Radiocuba.

Justo Gervacio Moreno García

—¿Cómo se inserta la venta de las nuevas cajas decodificadoras en el proceso de conversión a la televisión digital en Cuba?

—Debemos comenzar recordando que en 2013 se realizó en cinco puntos de La Habana una zona de demostración técnica que comprendió seis meses de emisiones de pruebas técnicas en 45 000 hogares, que luego se amplió a las principales ciudades de las 15 provincias y el municipio especial. Ese primer paso respondía a lo que llamamos etapa de simultaneidad, con una duración estimada de cinco años, que tiene como propósito lograr una transmisión simultánea entre la televisión analógica y digital en todo el país, y que aún se transita.

«Como continuidad a esa etapa desde el pasado 21 de agosto se inició también la venta de las cajas decodificadoras, aunque todavía no en un número significativo. Se espera ir aumentando la cantidad de productos en venta en los meses que restan del año en curso», apuntó.

Uno de los pasos en este camino a la televisión digital —explicó Moreno García—, es la ampliación del número de transmisores en el territorio. Para el primer trimestre de 2015 estarían instalados 17 nuevos transmisores, que sumarían un total de 52 en el país. Se trabaja también en el transporte de señales.

«Con ello potencialmente podrían acceder a la señal de la televisión digital más de cinco millones de personas, dependiendo siempre de las condiciones de recepción necesaria de la televisión, o sea, antenas y conectores adecuados, buena orientación, caja o televisor híbrido, instalaciones y la calidad adecuada de cada conexión», aclaró.

—¿Qué características tienen estas nuevas cajas decodificadoras?

—La caja decodificadora de la televisión digital tiene la función de convertir la señal digital DTMB-6 MHz en la señal analógica NTSC-M. Se trata de una solución para seguir utilizando los televisores analógicos actuales y no tener que sustituirlos de manera inmediata por digitales, lo cual sería mucho más costoso para la población.

«Estas cajas decodificadoras tienen otras opciones adicionales como entrada de puerto USB, con posibilidad de reproducción de videos, y grabaciones de la señal digital de televisión, juegos, reproducción de radio, servicios de valor agregado como efemérides y noticias, entre otras prestaciones.

«La caja decodificadora se le puede poner a cualquier televisor que se esté viendo en Cuba (norma analógica NTSC-M).

«Es importante que la población sepa que ninguna caja decodificadora comprada fuera de Cuba —de ningún país del mundo, incluido China— funciona dentro de nuestro país. Solamente se pueden utilizar las vendidas aquí, que cumplen con las especificaciones obligatorias reguladas por el Ministerio de Comunicaciones para la norma DTMB-6 MHz utilizada en nuestro país».

—¿Se prevé desarrollar la industria en Cuba para la producción de las cajas?

—Sí, esta es una de las líneas de trabajo. Se espera que la industria nacional aporte entre 50 000 y 100 000 cajas este año, que serán ensambladas aquí. Para 2015 se prevé iniciar una producción nacional con una fábrica que se encuentra en proceso de puesta en marcha, y se deberá ir incrementando paulatinamente la producción hasta llegar a las 200 000 anuales.

«En este sentido se está evaluando el prototipo de diseño de una línea de cajas decodificadoras más económica y con menos prestaciones. También para principios de 2015 se iniciará la venta de antenas, bajantes y otros accesorios en la red de tiendas de todo el país».

—¿Qué prestaciones tienen las cajas que se venderán en las tiendas?

—Se comercializarán dos marcas de cajas decodificadoras: la Konka (recomendada para cualquier tipo de televisor, ya que tiene salida por RF Canal ¾, y audio y video, con puerto USB en la parte frontal), y la Soyea (recomendada para los televisores con entrada de audio y video, pues esta caja no tiene salida por RF Canal ¾, solo tiene el Lazo de RF).

—Pero hasta el momento del recorrido solo estaban vendiendo la Soyea.

—Está previsto que próximamente el otro modelo (Konka) también esté comercializándose en los puntos de venta. Estas cajas son de definición estándar; para 2015 se prevé tener a la venta cajas de alta definición.

—¿Cuáles son las ventajas y beneficios de la televisión digital en Cuba?

—Primero, se abre la posibilidad de incrementar los programas (conocidos por la población como canales) televisivos, ampliando las opciones para el televidente. Esta es una vía adicional para ofrecer programación radial actualmente con siete cadenas nacionales (Radio Progreso, Radio Rebelde, Radio Taíno, Radio Enciclopedia, Radio Habana Cuba, Radio Musical y Radio Reloj).

«La televisión digital ofrece el acceso a la guía electrónica de programación, así como nuevos servicios relacionados con la capacidad de transmitir información en formato de texto e imágenes, adicional a la programación televisiva.

«A partir de las inversiones que se realizan en el programa de la televisión digital, durante los próximos años se podrá mejorar la imagen con la introducción de sistemas de producción digitales de alta definición. Por el momento comenzamos empleando la misma forma de producción analógica y progresivamente transitaremos hacia los sistemas de producción digitales.

«Otra ventaja es que en un mismo canal que hoy transmite una señal analógica, por la digital se transmiten hasta ocho programas y ello implica un ahorro de energía y de frecuencias del espectro radioeléctrico.

«A su vez, ello conduce a una reducción del consumo energético en los centros transmisores, no solo por el consumo mismo de los transmisores, sino por el del sistema de aire acondicionado, que deberá evacuar menos calor generado por el menor número de equipos. En sentido general es una tecnología más eficiente».

Para los televidentes, argumentó el directivo, se logra una uniformidad en la calidad de recepción de todos los programas, con una mejor calidad de la señal recibida, las imágenes digitales siempre estarán libres de distorsiones, fantasmas, ruidos, desvanecimientos y el sonido tiene mayor calidad.

«Además, se accede a todos los programas desde un solo transmisor, sin necesidad de reorientar la antena, salvo que usted tenga la posibilidad de recibir la señal desde varios centros transmisores y en caso de que falle el principal o uno de ellos entonces usted pueda reorientar hacia otro para captar u optimizar la calidad de la señal».

—¿Quiénes acceden hoy a la señal digital?

—La señal digital de televisión en estos momentos está presente en todas las cabeceras de provincia y en algunos municipios. En 2015 se incrementarán en 17 sitios los transmisores de televisión digital, proceso que continuará en 2016.

«Un elemento que se debe destacar es que dentro de la etapa de simultaneidad se realizó la prueba de transmisión en alta definición en La Habana, con la transmisión de programas especiales como Palmas y Cañas, eventos deportivos (Mundial de Fútbol, Liga de Voleibol, la Serie Nacional de Béisbol), y conciertos como el de homenaje de Van Van a Juan Formell. Se ubicaron con este propósito cajas decodificadoras en lugares de acceso público, como cines, teatros y otros sitios de interés, y los resultados fueron alentadores y con aceptación popular.

«El despliegue de la televisión digital simplifica el cubrimiento de las zonas de silencio; es un proyecto integral de creación de infraestructura social, con la finalidad de mejorar el nivel de vida del pueblo, introduciendo una tecnología de avanzada que beneficie a toda la población».

—¿Por qué implementar este proceso de transición hacia la televisión digital?

—Es necesario por la carencia de partes y piezas de repuesto;  la inevitable obsolescencia tecnológica de los equipos analógicos; la necesidad de incrementar el número de programas; la no existencia de frecuencia analógica en el espectro, y la necesidad de disminuir el consumo eléctrico de la red de radiodifusión. También el mundo de los receptores de televisión se orienta hacia el entorno digital y estos equipos también son más eficientes. Durante varios años, aproximadamente hasta 2021, se trasmitirán las dos señales de televisión, la analógica y la señal digital. Este período es el tiempo para que la población obtenga las cajas decodificadoras o televisores híbridos, hasta que suceda el apagón analógico.

—Recordemos qué se define como apagón analógico…

—Es el momento en que cesan las transmisiones de la televisión analógica, y por tanto los televisores analógicos actuales se quedan sin señal y necesitarán tener acoplada una caja decodificadora para recibir la señal digital.

«Consiste en sacar del aire las señales de televisión analógica actuales; esto se traduce para el usuario final en que para poder ver la televisión tendrá que contar con una caja decodificadora (con un televisor analógico), o un televisor híbrido o con un televisor ciento por ciento digital.

«A partir de este momento será significativo el ahorro energético para el país, debido a que en cada centro transmisor se sustituirán de cuatro a seis transmisores analógicos por un transmisor digital para el nivel de programación actual.

«Partiendo de las características del servicio de televisión analógica actual, el despliegue del transmisor principal de televisión digital se realizará principalmente en Banda III en los centros principales.

«La Isla se dividirá en zonas geográficas, las cuales migrarán a la televisión digital atendiendo a un cronograma de ejecución en dependencia de los aspectos técnicos y la disponibilidad financiera del país. Las zonas pueden migrar en cualquier orden y se puede migrar en más de una zona a la vez».

—¿Está contemplada la señal de televisión digital a otros formatos, como los móviles?

—Este es un tema técnicamente posible, pero hay que disponer de un móvil con la norma correspondiente. No obstante, es algo que en estos momentos no constituye una prioridad para la etapa que transitamos.

Consejos

• Las antenas, bajantes, distribuidores de video y conectores no son exclusivos de la televisión digital; son elementos comunes para cualquier sistema de televisión terrestre. Por tal motivo se puede utilizar el mismo sistema de recepción (antena y bajante) que se venía utilizando en la televisión analógica.

• Existe la posibilidad de que la caja no tenga suficiente nivel de señal y muestre el cartel de no señal. La antena, bajante y caja decodificadora o televisor tienen que tener la misma impedancia (valor de oposición al paso de la corriente que tiene la resistencia), las antenas exteriores más comunes y difundidas en Cuba son de 300 ohm, al igual que las cintas, por lo que se necesita un acoplador de impedancia o cachimba, ya que los televisores y cajas decodificadoras son de 75 ohm.

• Se recomienda una caja por televisor, ya que aunque técnicamente se puede conectar una caja a dos televisores o más (siempre que se haga correctamente), la caja  puede sintonizar un solo programa de los ocho que hay hoy y se vería en todos los televisores el mismo programa.

• Los televisores en blanco y negro, los equipos viejos de selector mecánico de canales (mazorca) y algunos modelos de LG como el 20 A30 y algunos Daewoo viejos no tienen entrada de audio y video y solo reciben señal por la entrada de antena (entrada de RF).

• Si el televisor tiene una sola entrada de audio y video, y ya está conectada a un DVD, u otro equipo de reproducción de video o juego, la conexión de la caja decodificadora implicaría tener que desconectar los cables cada vez que quisiera ver el DVD, provocando que se deterioren el cable o el conector, además de la molestia y el trabajo de esa acción; en tal caso se recomienda al cliente que conecte la caja decodificadora por RF Canal ¾ (recomendar caja con salida RF) y que mantenga su DVD conectado a la entrada de AV de su televisor.

Problemas comunes

• Si no hay imagen ni sonido debe comprobar que el receptor esté conectado al tomacorriente y que el interruptor general esté en la posición de encendido.

• Si hay imagen pero no hay sonido debe verificar que tanto el control de volumen del receptor como el de su TV no estén en el mínimo o esté activada la función de mute en cualquiera de los dos. Compruebe que el cable de conexión entre el receptor y el TV esté en buen estado.

• Si no trabaja el control remoto debe comprobar que el receptor está encendido. Revise si las baterías están gastadas, y asegúrese de que no existan obstáculos delante del sensor del control remoto.

• Si no hay señal de televisión debe ver si tiene un nivel de señal adecuado; puede que necesite orientar su antena o cambiarla.

• Si la imagen se detiene y se observan cuadros debe revisar el nivel y calidad de la señal; puede que necesite orientar su antena o cambiarla.

• Si no recibe algún programa digital debe comprobar el nivel y calidad de la señal, y si son los óptimos realice una nueva búsqueda de programas.

• Si no puede reproducir algún formato de video debe tener en cuenta que el receptor no reproduce todos los formatos existentes, sino solo los de definición estándar.

Modelo de caja decodificadora Soyea, que está a la venta en moneda libremente 
convertible.

Era de la televisión digital

El cambio tecnológico de la televisión analógica a la televisión digital comenzó en el mundo en 1998. Se estima que en el año 2020 el 90 por ciento de todos los televisores en el mundo estarán preparados para captar las señales digitales, lo que provocará una aguda escasez de piezas de repuesto para los televisores y demás equipamiento analógico. Es un cambio inevitable que cada país tiene que enfrentar y que forma parte del proceso de digitalización que ya ha tenido lugar en muchas tecnologías, como la telefonía fija y móvil, el almacenamiento y la transmisión de datos, Internet, la prensa, el cine, las transmisiones satelitales y las comunicaciones en general.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.