Alertar sobre el desliz antes que corroa

Los militantes de la UJC del municipio villaclareño de Sagua la Grande celebraron su Asamblea X Congreso

Autor:

Nelson García Santos

SAGUA LA GRANDE, Villa Clara.— Unidad, ejemplaridad, crecimiento, valores, enfrentamiento a las indisciplinas sociales, y a la subversión, fueron quizás las expresiones más recurrentes en la Asamblea de Balance de la UJC en este municipio, una de las primeras que se desarrollan a nivel de país.

Luego, al reparar con detenimiento en cada uno de estos vocablos, quedó claro que para concretar eficazmente su significado solo hace falta que cada cual haga lo que le corresponde en su centro de trabajo, estudio, en la cuadra o el barrio.

Para eso, hubo consenso en que la UJC debe ser ese reflejo de virtudes que le impregne su militancia, que debe hacer frente a lo mal hecho y alertar sobre el desliz antes que este corroa.

La delegada Dainaris Rosio Rodríguez destacó que había menguado la ejemplaridad y mencionó que, a veces, muchos en su propio entorno no enfrentan un comportamiento inadecuado como el fraude o las indisciplinas sociales.

Sobre el particular, Lidean González afirmó que hay comités de base carentes de liderazgo y protagonismo, lo cual influye en que haya jóvenes con condiciones a los que no les interesa ingresar en la organización.

Ocupó espacio del debate la búsqueda de maneras para desterrar la incapacidad a la hora de motivar y lograr la interacción entre los militantes y los que no lo son.

Sobre el tema económico, Henry Pérez Chaviano expuso que en ocasiones cuando se le llama la atención a alguien por una indisciplina, responde que el salario no le alcanza.

Al respecto, Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en Villa Clara, recordó que esa problemática se resolverá en la medida en que aumente la producción y la productividad. Pero enfatizó en que la necesidad no puede llevar a cometer un delito. Y recordó frases del saber popular cubano que resaltan la honestidad.

Ana Belén conmovió a la asamblea al contar que su padre le decía: «Niña, si ustedes hubieran vivido aquel tiempo, supieran la grandeza que tienen en sus manos. No podrás comprarte unas zapatillas de marca, esto o aquello, pero te puedes hacer médico o ingeniera».

La joven militante cuentapropista Ibelsis Betancourt se refirió a la problemática de la relación con los jóvenes trabajadores no estatales, entre los que figuran, igualmente, militantes.

En ese sentido se habló sobre la necesidad de que la organización debe interactuar más con ellos y recibir el apoyo del Partido y las organizaciones de masas.

La virtud de la asamblea radicó en aprovechar el intercambio para analizar los problemas sin vanagloriarse de sus logros, a la vez que las voces juveniles enfatizaron que nadie podrá revertir esta Revolución.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, destacó la grandeza de los jóvenes en la Cuba actual. Tras ponderar lo mucho que significa el ejemplo de nuestros Cinco Héroes para las nuevas generaciones, sostuvo que contamos con jóvenes valiosos en todos los sectores y que muchas veces ese ejemplo no lo enaltecemos en su justo momento.

Crespo Baquero destacó la valía del análisis crítico sobre la base de lo que hay que hacer, para cambiar en la práctica lo que ha salido mal, como se expuso en la asamblea. Por último, exhortó a saber discernir entre lo culto y la banalidad.

Los delegados eligieron el Comité Municipal de la UJC, este seleccionó al Buró, y fue ratificado Yosdany Artiles Sánchez como su primer secretario.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.