Por una universidad integradora

El escenario actual cubano se caracteriza por la integración de los centros de educación superior de diferentes perfiles, lo que permite una mayor capacidad para responder a las demandas de  la sociedad

Autor:

Margarita Barrios

«En Cuba defendemos el modelo de una universidad humanista, moderna y universalizada; científica, tecnológica e innovadora, integrada a la sociedad y comprometida con la Revolución», expresó Rodolfo Alarcón Ortiz, Ministro de Educación Superior, durante el congreso internacional de Pedagogía que sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana.

En la conferencia especial «Las ciencias de la educación en una universidad integrada e innovadora», el titular significó que el escenario actual cubano se caracteriza por la integración de los centros de educación superior de diferentes perfiles, lo que permite una mayor capacidad para responder a las demandas cada vez más complejas que plantea la sociedad.

Alarcón se refirió también a que la formación en valores es intrínseca a la misión de las universidades, pues es fundamental en la preparación de profesionales con un elevado compromiso social.

«La educación exige hoy una transformación radical de los objetivos, métodos y contenidos de nuestros planes y programas, para situar al estudiante en el centro de atención y orientarse más al aprendizaje que a la enseñanza», argumentó.

Más adelante puntualizó que una universidad con integración interna y externa está en mejores condiciones de cumplir su misión social. «Debe vincularse con toda la sociedad, superando el concepto estrecho de la relación universidad-empresa. Para la educación superior innovación supone el fortalecimiento de la investigación, que aúne calidad y pertinencia».

Estudian diez millones de venezolanos

Un total de diez millones de venezolanos cursan estudios gracias a los programas que impulsó el Comandante Hugo Chávez, se reveló este martes en un panel dedicado al pensamiento educativo del líder bolivariano, en Pedagogía 2015.

Rodulfo Pérez Hernández, viceministro de Educación de la República Bolivariana, destacó que en 2005 se declararon libres de analfabetismo, y desde entonces gracias a las Misiones Rivas y Sucre, impulsadas personalmente por Chávez, muchos han logrado terminar el Bachillerato y los estudios universitarios, mientras las aulas se encuentran llenas de niños y jóvenes que disfrutan del derecho a estudiar.

Igualmente argumentó que hoy el país cuenta con 204 escuelas técnicas y el 79 por ciento de los estudiantes están matriculados en centros del Estado.

«Estos logros, dijo, se han alcanzado a pesar de las constantes agresiones de los enemigos de la Patria, que no podrán detener estas obras sociales, como por ejemplo la entrega gratuita en el actual curso escolar de 30 millones de libros de la Colección Bicentenario».

Cuba y Estados Unidos: dos lógicas diferentes

El encuentro entre Cuba y Estados Unidos fue catalogado metafóricamente por el teólogo brasileño Frei Betto como el de un camión con un Lada. «Un camión que simboliza el consumismo y un Lada que representa la austeridad».

Durante su conferencia «Educación y formación de una conciencia crítica», dictada en el congreso pedagógico, el intelectual consideró que esa diferencia deja claro que va a tardar en llegar la sintonía.

Se preguntó cómo preparar a los jóvenes cubanos para ese encuentro que, dijo, puede compararse con la llegada de un extraterrestre que viene con otra lógica y, sobre todo, con muchos objetivos colonialistas, imperialistas. «Por eso no basta con que Obama diga que está cambiando su método, tiene que decir con qué objetivos lo hace», subrayó.

Betto destacó que Obama ha asumido públicamente que Estados Unidos y el bloqueo contra Cuba están derrotados como método para derrocar a la Revolución en Cuba. «Para mí, de manera simbólica, equivale a la derrota real impuesta por los vietnamitas a los estadounidenses hace ya algunos años, comparó.

Para Frei Betto el neoliberalismo es «como un virus» que se impregna en los seres humanos, y significó que una de las armas más poderosas para superarlo es una educación crítica y cooperativa, capaz de crear nuevos parámetros de conocimientos y mover nuevas praxis emancipadoras.

«Desde Marx hasta la Teología de la Liberación todos sabemos que no existirá libertad plena sin la eliminación del sistema capitalista. Una educación liberadora no debe perder de vista esa meta, y debe despertar en los educandos una visión crítica que no se restrinja a consignas repetitivas, que exacerban la emoción en lugar de profundizar en la razón».

Su conferencia la dedicó de manera especial a los cinco luchadores antiterroristas y a la recientemente fallecida pedagoga cubana Leonela Relys, creadora del programa de alfabetización “Yo, sí puedo”.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.