Recomiendan montaje de protección contra rayos

Las descargas eléctricas afectan directamente la economía familiar y estatal en lugares no protegidos

Autor:

Juventud Rebelde

El Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) insistió en la necesidad de ampliar en Cuba la aplicación de los Sistemas de Protección contra Rayos (SPCR), sobre todo cuando este mes concluye la temporada ciclónica.

La utilización de esa tecnología ocupa un lugar preponderante y decisivo en todo el desarrollo de la industria, el comercio, la salud, el turismo, comentó Reniel Suárez Pérez, especialista de la institución, con más de 20 años de experiencia en materia de investigación-desarrollo y servicios de este tipo, reportó la AIN.

Una edificación y sus integrantes solo están protegidos cuando emplean las normas vigentes, ya bien sean de carácter nacional o internacional, aunque la casi la totalidad su materiales hay que impórtalos, añadió.

Precisó al respecto que los SPCR son externos e internos y que y los primeros incluyen los procedimientos sobre tierra física, pararrayos y de aviso o alerta temprana.

Internamente, predominan los supresores de sobretensión transitorios y permanentes, para las líneas de alimentación eléctricas, de datos y telefónicos.

Mencionó también el Sistema de Tierra Física, que  asegura el buen funcionamiento de los restantes, por lo que sugirió que debe prestársele especial atención y cumplirse las especificaciones técnicas, debido a queda enterrado y es muy difícil su posterior revisión visual.

Recomendó que en las edificaciones pueden ejecutarse de varias formas, entre ellas, perimetral, triangular, circular y cuadrada, teniendo en cuenta sus correspondientes indicaciones, principalmente la resistencia del terreno y equipos que serán conectados al sistema de tierra física.

Alertó de que en cualquier instante, casi mil 800 tormentas eléctricas están en progreso sobre la superficie de la Tierra y que la intensidad media de la descarga de un rayo se estima en 20 mil amperios, aunque se han detectado de hasta 200 mil.

Una protección perfecta es prácticamente imposible, pero debe diseñarse sobre la base de un riesgo o compromiso estadístico o de probabilidad.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.