Tributo a campeones eternos en nuestros corazones

Preside Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, acto central por el Día de las víctimas del terrorismo de Estado y a 40 años del crimen de Barbados

Autor:

Yuniel Labacena Romero

En el Día de las víctimas del terrorismo de Estado, y a 40 años de aquel hecho que truncó la vida de las 73 personas del vuelo CU-455 de Cubana de Aviación, el pueblo cubano recuerda esa página luctuosa de nuestra historia con un acto en el teatro Lázaro Peña, de la Central de Trabajadores de Cuba.

A la velada asiste Miguel Diaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, así como otros miembros del Buró Político, del Secretariado del Comité Central, de los Consejos de Estado y de Ministros, dirigentes del Partido, el Gobierno y las organizaciones de masas.

Igualmente participa una representación del Ministerio del Interior y de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, los embajadores de las repúblicas de Venezuela, Corea del Norte, Barbados y Guyana, así como los Cinco luchadores antiterroristas y las familias de las víctimas de este crimen y otros actos de terrorismo.

El acto comenzó con fragmentos del discurso de Fidel, aquel 6 de octubre de 1976, desde la Plaza de la Revolución. Minutos después se escucharon las palabras de Wilfredo Pérez, hijo del piloto de la aeronave cubana y de Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, quienes expresaron su convicción de que se haga justicia contra los asesinos de aquel hecho que aun está impune.

Y es que como dijo Fidel en la despedida del duelo a las víctimas del Crimen de Barbados  «¡Nuestros atletas sacrificados en la flor de su vida y de sus facultades serán campeones eternos en nuestros corazones!».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.