Diez años llevando agua a donde falta

Desde su creación la Empresa de Servicios Ingenieros-Dirección Integrada de Proyectos ha desempeñado un rol fundamental en la ejecución de inversione hidráulicas en el país

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

MAYARÍ, Holguín.— El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez presidió este jueves en Mayarí el acto por el 10mo. aniversario de la creación de la Empresa de Servicios Ingenieros-Dirección Integrada de Proyectos (ESI-DIP-Trasvases), cuyo desempeño, junto a otras organizaciones, ha sido capital en la ejecución de inversiones hidráulicas de gran relevancia para el presente y futuro de la nación.

Con sede principal en este municipio holguinero, la labor realizada por sus colectivos —de conjunto con fuerzas  combinadas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio de la Construcción y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos— ha favorecido la construcción de múltiples objetos de obra comprendidos en la ejecución de los trasvases Este-Oeste, Norte-Sur y Centro-Este, en las provincias de Holguín, Guantánamo y Ciego de Ávila, respectivamente.

En la provincia de Holguín, los trabajadores de la entidad concluyeron la primera etapa del trasvase Este-Oeste, que abarca conductoras como la Colorado-Naranjo y Nipe-Gibara, vitales hoy para el suministro de agua a la ciudad de Holguín y hacia el polo turístico de la provincia.

Para beneficio de la agricultura y la población en varios municipios se dieron por terminadas, también, las conductoras de Banes y Guatemala, y la segunda etapa del trasvase Mayarí-Birán, que incluyó la construcción de las presas Mayarí, Seboroquito y Esperanza, además de varios kilómetros de canales, túneles y puentes.

Asimismo, la reciente puesta en marcha de una pequeña central hidroeléctrica en la margen derecha de la presa Mayarí ha propiciado la generación de 10 580 MW, equivalentes al ahorro de 2 433 toneladas de combustibles.

En otras provincias vecinas, como Santiago de Cuba, se pusieron en explotación tres conductoras principales de abasto, mientras el trasvase Sabanalamar-Pozo Azul, a disposición de los guantanameros, dispuso bajo riego 1 200 hectáreas para actividades agrícolas en el Valle de Caujerí.

Roberto Pupo Verdecia, director de la ESI-DIP Trasvases, ratificó la voluntad de que los resultados se reviertan en lo inmediato en más producción de alimentos, e impacten en la generación de energía y la sustitución de importaciones, que permitan costear lo invertido en estas obras por la economía nacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.