El otro puente sobre el Toa - Cuba

El otro puente sobre el Toa

Una nueva pasarela va tomando forma sobre el río más caudaloso de Cuba

Autor:

Haydee León Moya

BARACOA, Guantánamo.— Una nueva pasarela va tomando forma sobre el río más caudaloso de Cuba, por el empuje que cerca de cien constructores cubanos y venezolanos dan a la obra de mayor envergadura en la etapa de recuperación de los daños causados por Matthew, a principios de octubre último, en el municipio de Baracoa.

Este miércoles amaneció hincado y fundido con hormigón reforzado hasta su base, el tercero de los 37 pilotes —enormes estructuras de acero— que emergen desde el fondo del Toa.

En esta etapa, los 48 integrantes de la Brigada Internacional Cívico Militar de Rescate y Asistencia Humanitaria Simón Bolívar, de la República de Venezuela, tienen a su cargo la conformación y colocación de los mencionados puntales, en tanto 50 trabajadores de la brigada 17 de la Empresa Constructora de Obras Ingenieras y de la Empresa Constructora Integral, ambas de la provincia de Holguín, laboran en el movimiento de tierra y otras tareas de apoyo.

«Todo es muy complejo, por las aguas que escurren de la montaña a través de numerosos afluentes que ensanchan el caudal del Toa, pero ese inconveniente no ha provocado atrasos en el cronograma de ejecución de la obra», aseguró Abel Sánchez Lores, intendente de Vialidad en Baracoa.

«Aquí llueve casi permanentemente, pero todo está bien coordinado y con previsiones de qué variantes aplicar ante las frecuentes crecidas del río. Arrancamos el día 5 de abril; a finales del mes de junio debe quedar listo el hincado de los pilotes, que en total son 52. En el área donde se construirán entonces los cinco apoyos del puente, cuya terminación está prevista para el mes de diciembre», puntualizó el máximo representante de Vialidad en el municipio.

La construcción y el montaje del puente —en el que se combinan estructuras metálicas y de hormigón— están valorados en 26 millones de bolívares, mientras las labores de movimiento de tierra y otras tareas de aseguramiento por la parte cubana tienen un costo planificado cercano a los cinco millones de pesos.

Con sus 225 metros de largo por 11 de ancho, y unos cuatro metros más alto que el anteriormente existente, la distancia entre las luces o pilas de apoyo del nuevo puente sobre el Toa será de 50 metros, el doble de las que no soportaron la acumulación de los arrastres y la contención de las aguas, y que llevaron al anterior hasta el fondo del océano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.