El pintor del Arte Origen

Jorge Luis Delgado se remonta a 30 000 y 40 000 años atrás. Trae de vuelta el arte de los comienzos y contribuye a entender cómo vivía y actuaba el hombre de las cavernas

 

Autor:

Aracelys Bedevia

Inspirado en los orígenes de la civilización y especialmente atraído por el mundo de los mayas, incas y taínos, se acercó a la pintura rupestre Jorge Luis Delgado. Este artista de formación autodidacta retoma y recrea los pictogramas antiguos, con la necesaria sensibilidad para captar los contrastes y la atmósfera de color reinante en montañas y lúgubres cuevas, y traspolarlas al mundo moderno.

Su obra rinde culto a una parte esencial de la memoria de la Humanidad, que por antiquísima y también por desconocimiento, a veces se subvalora. Entre ocres, carmelitas, negros y blancos aparecen en sus lienzos figuras y fondos que revalorizan la forma de trazar y comunicar las ideas.

Jorge Luis Delgado se remonta a 30 000 y 40 000 años atrás. Trae de vuelta el arte de los comienzos y contribuye a entender cómo vivía y actuaba el hombre de las cavernas.

A su amistad con el prestigioso geógrafo cubano (ya fallecido) Antonio Núñez Jiménez atribuye su decisión de incursionar con seriedad en la expresión gráfica real de la antigüedad. «Debo a Núñez todo lo que sé. Él confió en mí, puso en mis manos libros y me dio el impulso», expresó.

Delgado desarrolla un arte netamente figurativo desde hace 20 años y estudia el surgimiento más remoto de la iconografía pictórica. «Estos primeros artistas tienen tanto valor como los actuales. No dejaron su firma. Pero sí una obra valiosa e incuestionable», enfatizó.

Anteriormente mis pinturas eran abstractas, dijo, hasta que descubrí el arte rupestre y decidí emprender este camino. «Acercarme a él me ha permitido encontrar respuesta a muchas de las problemáticas actuales».

El arte de la prehistoria gira casi siempre en torno a la alimentación, el territorio y la sexualidad, tres grandes preocupaciones del ser humano que no parecen haber cambiado en todos estos años.

La más reciente exposición de este artista, que se exhibe en los salones del hotel Sevilla, es el fruto de la maduración de un pensamiento conceptual alrededor del tema esencial de su obra: Arte Origen. Alejado de modas y recursos comerciales, y con un impresionante interés en incursionar en los más variados soportes, Delgado no solo muestra sus pictógrafos o pinturas sobre el lienzo.

Para asombro de todos, ha creado esta vez una especie de «piedra» en poliuretano, que sirve de puente entre la roca antigua y el hormigón actual. Sobre este soporte, visualmente apropiado para remitirnos de inmediato al mundo de la Edad de Piedra y conectarnos con la realidad contemporánea, hace petroglifos y descubre el futuro en el pasado.

A fuerza de tenacidad se abre paso cada día este creador, que incursiona también en el arte digital y es prácticamente desconocido, a pesar de la solidez de sus propuestas y el trabajo que lleva adelante.

Las imágenes representadas por Jorge Luis Delgado forman parte del archivo más importante que la Humanidad posee de su propia historia antes de la invención de la escritura. Muchas de ellas están amenazadas por lluvias ácidas que corroen las rocas, y por el desarrollo industrial, la urbanización, el turismo cultural.

Acercarse a la obra de este artista es también una manera de aproximarnos a un patrimonio frágil que da testimonio de la actividad creadora del hombre prehistórico y del nacimiento del arte, fruto de la evolución de las facultades cognitivas.

Nota: Los petroglifos se obtienen por grabado, martilleo, incisión, raspado; mientras que los pictógrafos (que son las pinturas que vemos en sus lienzos) surgen gracias al añadido de materiales como pueden ser los pigmentos.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.