Gretell Barreiro se descubre a sí misma - Cultura

Gretell Barreiro se descubre a sí misma

Soy, su primer disco, refleja sus intereses musicales y es el inicio a partir del cual continuará revelándose

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Confiesa que mientras teje se acomodan en sus hombros las musas de sus canciones, siente que está más relajada y que así puede crear mejor. Tal vez, al compás de las agujetas, se mezclaron las ideas en su mente y surgió Soy, su carta de presentación en el mundo discográfico y con la que ha intentado mostrarse tal cual es.

Gretell Barreiro Fariñas gana espacios hoy en el panorama musical cubano, y aunque seguramente heredó su talento de sus abuelos Manuel Duchesne-Cuzán y Carlos Fariñas, ella traza su propio camino sin apoyarse en apellidos ilustres ni etiquetas.

El disco Soy, nominado en la pasada edición del Cubadisco en la categoría de Canción contemporánea, demoró más de lo previsto, «porque lo he hecho en la medida en que he compuesto los temas, y creo que así debió ser», comenta.

«Quería presentar un trabajo bien pensado, desde los códigos gráficos, lo que canto y el porqué lo hago, lo que soy capaz de comunicar con mi lenguaje y mi música. Al mismo tiempo fue un proceso de búsqueda en mi interior, pues se trata de desnudarte ante los demás, que podrán sentir lo que te preocupa, lo que piensas...

«Todo se inició con el tema Iguales, que comencé a escribir en el 2006. Luego hice los arreglos y se lo presenté, al piano, a Dagoberto González Jr., violinista de Pablo Milanés, quien lo escuchó, me dio ánimos y me convidó a hacer el disco.

«Poco a poco realicé versiones a piano solo de los temas y después las transformé con la mezcla de pop, trova, ritmos afrocubanos, rock, jazz, bastante de música brasileña, que me gusta mucho; funk y reggae, todos los géneros que confluyen en el disco».

Pretendo que cada cual resignifique mi propuesta, esa que mi amigo Erick Méndez catalogó de explosiva, por querer decirlo todo de una vez, añade. «Conté mis experiencias, tomé prestadas algunas, inventé otras y así lo conformé con la ayuda de músicos excelentes como Ronny Barreto, en la batería; Rolando Luna, en el piano; Yandy Martínez, en el bajo; Miguel Comás, en la guitarra; Yaroldi Abreu, en la percusión; con la voz de Yamil Reyes y, como invitado especial, el saxofonista Germán Velazco».

Sorprende la valentía al cantar de quien estudió piano en el Conservatorio Manuel Saumell y luego en el Amadeo Roldán, de donde egresó en el 2004 como profesora, músico de cámara, pianista-instrumentista solista y pianista acompañante.

En el último año, revela, con algunos amigos probó diversos números de la trova y fue cuando hizo sus primeras voces. «Tenía mucho miedo de incursionar en algo más que no fuera música de concierto, porque, por lo general, las mujeres nos mantenemos un tanto alejadas, en ese momento, del afán de experimentar en el jazz, el blues, la trova y otros géneros. No fue hasta después de graduada que vencí esos límites que yo misma me imponía, y probé.

«Mis primeros pasos fueron de la mano del trovador Erick Méndez, con quien se me abrieron muchas puertas, por eso en 2010 di lo mejor de mí en las voces que me pidió para su primer disco.

«Luego fui una de las fundadoras de Lego, agrupación de música popular, en la que me desempeñé como pianista y vocalista. Allí mezclábamos canciones con temas instrumentales, y pude despojarme entonces de vicios y temores, y decidí buscar lo que mejor me queda para expresar lo que quiero».

En 2008, en Japón, Gretell integró un cuarteto de músicos de distintas agrupaciones, que le ofrecía a ese público diferente mucho de nuestra música tradicional cubana en un tono más contemporáneo, con guitarra eléctrica, percusión y piano.

«Conociendo e interpretando bien esa música encontramos la base de todo lo que se puede hacer después, incluso en lo que comparto hace casi un año en el Submarino Amarillo: temas de Pink Floyd, Led Zeppelin, The Police, con nuestros arreglos demuestran que mucho puede conseguirse desde la autenticidad».

Así sucedió con el espectáculo Amigas, de Lizt Alfonso. «Una experiencia maravillosa en la que interpreté temas como Vuela pena y Pérdoname, conciencia. Me gustó mucho la actuación y tal vez aprenda más de ella».

—Un segundo fonograma acapara tu atención…

—En él deseo trabajar más fuerte, ahora que tengo tan cerca el rock and roll, y quiero lograr conformar también un show que pueda ser disfrutado.

«También tengo varios proyectos audiovisuales en camino, pues he colaborado con muchos amigos. De un tema del disco Soy haremos un videoclip en los próximos meses, y en preparación está uno del tema Primavera partió, que hice con Arletys Valdés, miembro de Sexto Sentido. Me uní a Deja vu en un tema de su segundo CD Cree, y con el Continuo, en Lucidez...».

Me descubro cada día más, afirma, me nutro de diversas fuentes, y aunque coquetee con el hecho de experimentar, doy pasos seguros en mi camino, y me muestro como Soy.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.