¡Je suis français!

La gran final del Mundial de Fútbol Rusia 2018 será hoy entre los bastante estropeados equipos de Croacia y Francia, y aunque grites en francés o en croata, la suerte está echada: ¡habrá un nuevo rey, y no habla alemán!

Autor:

JAPE

Sesenta minutos antes del mediodía dará comienzo el último encuentro del Mundial de Fútbol Rusia 2018. La gran final entre los bastante estropeados (muchas horas corriendo tras una sola pelota) equipos de Croacia y Francia. Concluye una cita que ha tenido sorpresas para todos y es por ello que son pocos los fanáticos cubanos que llegan a este día apoyando a su equipo del comienzo. Lamentablemente los representantes del área (Perú, Argentina, México, Brasil, Costa Rica, Uruguay, Colombia…) se fueron despidiendo temprano. Quizá porque pensaron que ver la final en casa, con la familia, unas cervezas y algunos amigos, era más cómodo que permanecer en Rusia con tanto corre-corre y máxima presión. Esto es algo que no muchos entienden, por muy lógico que parezca.

También he visto equipos que no se han querido ir, y tras la derrota se ponen a llorar, sin tener en cuenta aquello de que Moscú no cree en lágrimas.

Lo cierto es que, al igual que en la Serie Nacional de Béisbol, por una razón u otra los fanáticos han ido cambiando su favorito, según se ha movido el Mundial. Tengo un amigo que en este certamen ha sido español, argentino, brasileño, colombiano, belga, ruso, inglés…, y hoy le va con todas las fuerzas de su caribeño corazón a Croacia.

Otros le han ido a selecciones de las cuales ni conocen a sus jugadores, e incluso sin saber a qué continente representan. De esta manera se han desayunado con que Egipto va por África; y Arabia Saudita e Irán clasificaron por Asia, aunque no se vean tan «achinados», como Japón y Corea.

Los rasgos étnicos han sido mi principal punto de partida a la hora de «hinchar» por un equipo en la final del Mundial ruso. Dije que soy francés y explico por qué: Me gusta el juego de ambos equipos (Francia y Croacia), pero al enterarme de que en el equipo francés más del 50 por ciento de los jugadores es de origen africano (algo que se nota a simple vista) he pensado que mis orígenes también están relacionados con el continente negro. Entonces miro hacia atrás, y al ver a mi abuela no me parece posible que en mi árbol genealógico haya algún «caucasiano croata».

Al final, y esto es lo más seguro, ganará el equipo que más goles haga, ya sea en el tiempo reglamentario, en la prórroga o en los penaltis, y aunque grites en francés o en croata, la suerte está echada: ¡habrá un nuevo rey, y no habla alemán!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.