Taipei superó a Cuba

El equipo norteamericano derrotó a Japón 5 carreras por 1 y pasa a la final que comenzará esta noche en el estadio Latinoamericano en la capital cubana

Autor:

Raúl Arce

El poder ofensivo de los norteamericanos definió su triunfo y la clasificación a la final del torneo. Foto: FISU Estados Unidos mantuvo su invicto en siete presentaciones y derrotó a Japón, cinco carreras por una, para avanzar a la final, esta noche en el estadio Latinoamericano, del III Campeonato Mundial Universitario de Béisbol.

Un par de batazos fuera de los límites del estadio Nelson Fernández, en San José de las Lajas, afincaron el triunfo de los norteamericanos: los pegaron el receptor y cuarto bate, John Pablo Arencibia —primera entrada, un corredor a bordo— y el jardinero Julio Borbón, en el sexto inning, los dos a costa del abridor Takayuki Kishi.

Jake Arrieta tiró las primeras pelotas desde la trinchera estadounidense, y fue sustituido por Cole St Clair —a la postre triunfador— en el quinto capítulo, cuando los asiáticos marcaron su única rayita.

St Clair hizo abanicar el aire a seis oponentes en 3,1 innings, pero el juego lo cerró Daniel Moskos, con tres ponches en el noveno.

Totales: JPN (1-3-0), EUA (5-10-0).

Ganó: Cole St Clair (2-0); perdió: Takayuki Kishi (1-1).

Al cierre de esta página, el equipo cubano enfrentaba a su similar de Taipei de China en busca del otro pasaje a la final del torneo, que desde las 8:45 p.m. de hoy tendrá como escenario al diamente del coloso del Cerro.

El perdedor saltará en horas de la tarde a la grama de San José para definir frente a los japoneses el ocupante del tercer puesto de la lid.

EE. UU. GANÓ EL 15-16

Estados Unidos noqueó al anfitrión Venezuela en el partido final del campeonato panamericano de pelota juvenil AA (15-16 años) 13 carreras por 3, en jornada efectuada en el estadio Daniel «Chino» Canónico de Barquisimeto.

El abridor de los norteamericanos, Ryan Weber, transitó la ruta completa, permitió las carreras de Venezuela pero guillotinó a nueve y regaló dos boletos. Con el bate ligó de 2-1, doblete productor de un par de rayitas.

Los norteamericanos madrugaron al pitcher local a quien le hicieron cuatro anotaciones en el mismo inicio del choque.

El manager campeón, Garry Lefevre, se fue impresionado por las bondades climáticas de Barquisimeto y la excelente organización de la competencia, reporta el diario digital El Impulso.

«Aquí había buenos equipos como Cuba y Venezuela. Todos los días jugamos fuerte. Los cubanos tienen mucha tradición y para ellos, como a nosotros, significó mucho el peso de la tradición», comentó.

Lefevre señaló que la selección campeona será desmembrada a finales de año, porque todos suben de categoría, y por ello asistirá a San Cristóbal, Venezuela, a la Copa Mundial Juvenil 2007, con un grupo nuevo, hecho que representa un reto.

La delegación de Cuba, que se quedó con el metal de bronce en la justa panamericana al derrotar a México, 8 carreras por 4, contó con el lanzador relevista Yohan Socarrás.

Por los antillanos, Lázaro Valdés ligó de 4-3 con par de remolques y José Iglesias de 5-2 con dos fletadas. Por los aztecas Sebastián Valle despachó un cuadrangular fuera del estadio y bateó para 4-3 con un par de compañeros impulsados.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.