Boxeador cubano Rigondeax invicto en 93 combates

El bicampeón olímpico cubano de boxeo Guillermo Rigondeaux aseguró en Buenos Aires que el único rival que tiene hoy en el mundo es el entrenamiento y la disciplina

Autor:

Juventud Rebelde

Buenos Aires, 19 marzo._ El bicampeón olímpico cubano de boxeo Guillermo Rigondeaux aseguró aquí que el único rival que tiene hoy en el mundo es el entrenamiento y la disciplina que debe mantener para una exitosa carrera deportiva, reporta PL.

"El rival más difícil es el entrenamiento. Cuando uno entrena bien no hay contrario, porque las cosas te salen con más facilidad y estás mucho más seguro. Cualquier adversario uno lo vence fácil con un riguroso entrenamiento", declaró en exclusiva a Prensa Latina el también doble campeón mundial de los 54 kilogramos.

Rigondeax lleva 93 victorias consecutivas y de ese total las tres últimas las obtuvo en el segundo torneo clasificatorio que desde el pasado 15 de marzo y hasta mañana se celebra en Buenos Aires para los Panamericanos de Río 2007.

Explicó que el pasado mes no participó en la primera eliminatoria en Venezuela porque estuvo enfermo y "también me ausenté en el Playa Girón, en Cuba. Por eso vine aquí", precisó.

Afirmó que cada día aprende en el boxeo, aunque "por momentos hay mermas de calidad por el retiro de muy buenos atletas, sin embargo, aparecen impetuosos muchachos y eso te obliga a seguir superándote".

Rigo, como le dicen sus compañeros de equipo, afirmó que es el único atleta cubano que puede llegar a cuatro Olimpíadas por la edad. "Ahora tengo 26 años, pero primero vamos a luchar la tercera de oro que esa es la fundamental".

Después, agregó, pensaremos en la cuarta, si no llegó a la tercera no puedo aspirar a la cuarta.

Interrogado sobre la renovación en el equipo Cuba, respondió que pese a la juventud (un poco más de 22 años de promedio), tenemos ya nueve clasificados para Río y faltan dos hombres que posiblemente en esta lid argentina podamos hacerlo.

Cuba se presentó aquí con un trío que encabeza Rigondeaux, ya con su boleto en mano para tierras cariocas, acompañado de Inocente Fiss (64 kilogramos) y Emilio Correa (75).

Fiss define este lunes su pase a Río en el combate semifinal contra el salvadoreño Carlos Hernández.

La competencia sólo otorga el "pasaje" a los finalistas y al medallista de bronce que pierda con el campeón en las categorías mayores a 64 kilogramos.

En ese compás de espera permanece Correa, quien anoche perdió ben un reñido combate (108-111) con el mexicano Marco Hernández.

Con esta derrota, el mediano caribeño debe esperar por una victoria de Hernández en la final para que lo arrastre de manera automática al pergamino de bronce y, por ende, a su clasificación para

Río.

De lo contrario tendrá que presentarse en una tercera clasificatoria prevista para celebrarse del 21 al 29 de abril próximo en Trinidad y Tobago.

En el torneo argentino, que cuenta con la participación de 110 boxeadores de 22 países, se reparten cuatro pases para participar en los Panamericanos en las categorías menores a 60 kilogramos, y tres para los pesos mayores, es decir, 36 boletos.

mgt ocs

PL-51

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.