Diamantes al final del túnel

Tres cubanos intervendrán este viernes en la décima parada de la Liga de Diamante, con sede en Mónaco. Mientras, Dayron Robles correrá en Barcelona

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Uno de los trabajos más duros y arriesgados que conoce el hombre se realiza tierra adentro, a cientos de metros de profundidad, donde el peligro solo se compensa -si es que se puede indemnizar la vida- con la riqueza extraída de las entrañas de lo desconocido. Los diamantes vienen siendo, a tenor con los parámetros de valor impuestos por el hombre, el tesoro más exquisito que pueden tocar las manos, y quizá por ello hasta en el deporte una competición con el nombre de esa gema acapara toda la expectativa del orbe actualmente.

Precisamente, este viernes tres mineros cubanos irrumpirán en el décimo episodio de la Liga de Diamante, con sede en Mónaco, cuando solo restan unas pocas paradas para definir a los ganadores del brillante.

La campeona defensora, Yarelis Barrios, tratará de remontar los dos puntos que la separan de la cima en el disco femenino, usurpada de momento por la croata Sandra Perkovic, dueña de ocho unidades en la actual edición. La pinareña solo ha podido hacerse de un primer lugar (válido para compilar cuatro rayas) y un segundo (dos unidades para el ranking) en cinco episodios. Ahora solo restan dos encuentros para conocer a la agraciada de esta especialidad, pues la Liga contempla siete fechas competitivas.

También deben plantarse en el proscenio europeo, y no precisamente para construir castillos de arena, dos de nuestros estelares triplistas.

El cubano Alexis Copello (cuarto lugar con cinco puntos en el listado diamantino) tendrá un poco más fácil el rodeo tras la reciente lesión del resorte francés, Teddy Tamgho (segundo con ocho y dueño de un saltazo cumbre de 17,91 metros). Sin embargo, la presencia del ucraniano Sheryf el Sherif (dueño del segundo mejor estirón de esta temporada, con 17,72 metros) ensombrece un poco el color de las huellas que pudiera dejar nuestro representante, quien ostenta el tercer salto más respetable en este semestre (17,68).

Otro veterano de susto en la justa, que por lo visto no pretende envejecer, es el sueco Christian Olsson (17,29 como mejor salto en 2011).

Igualmente en el tanque de arena, y a tres pasos de las medallas, dejará sus huellas el antillano David Girat (sexto con un solitario punto y un 17,16 esta temporada). Por suerte no se inscribió el líder de esta Liga, el británico Phillips Idowu (14 unidades).

Aún así, no parece estar al alcance de un brinco la posibilidad del diamante para alguno de nuestros muchachos, pues los favoritos para ganar la carrera por la piedra preciosa son Tamgho e Idowu. No obstante, hay que seguir dibujando buenas huellas en la arena y luchar en las dos paradas restantes. Recuerden que Copello resultó subcampeón de la primera Liga, saltando sobre los 17 metros en todas las lides oficiales en las que se inscribió, y batalló por el brillante hasta el último brinco. Así que aún no hay nada seguro para nadie, ni siquiera para los privilegiados.

Habrá que ver si Yarelis y Yargelis pueden ceñirse nuevamente la corona y si algún otro cubano se une a la excavación.

Robles en España antes de ir por el Diamante

Quizá Dayron Robles se robe el diamante de la prestigiosa competencia este año. Nuestro campeón olímpico y recordista mundial en los 110 metros con vallas marcha cuarto con cuatro rayas en el escalafón de la Liga. El norteamericano David Oliver es el líder (ocho tantos y ostenta la mejor marca del año: 12:94), pero está a pocos obstáculos del alcance del guantanamero, quien solo ha competido en una parada de la justa.

Así, con tres ciudades aún por visitar, el Lord del Guaso tiene en la potencia de sus piernas la oportunidad de consagrase en la lid más «valiosa» del deporte rey.

Justamente en unas horas Robles calentará la pista del Estadio Olímpico de Montjuic, en Barcelona, otrora sede de los Juegos Olímpicos de 1992.

«Estar en Barcelona es un honor y sería un placer rememorar las victorias cubanas allí», declaró el vallista a la agencia EFE.

Dayron tendrá como máximo rival en la ciudad catalana al campeón europeo de la especialidad, el británico Andy Turner, a quien ganó cómodamente en la más reciente reunión diamantina de París.

En esa ocasión, el cubano superó al norteamericano David Oliver en un duelo untado con pegamento, pues hubo que recurrir al fotofinish para declarar al campeón después de que ambos cronometraran 13:09 segundos.

Los dos favoritos a llevarse el oro en el venidero Mundial absoluto, con sede en Daegu Corea, del Sur, volverán a batirse entre vallas  en Estocolmo, Suecia. La carrera será el próximo 29 de julio y es muy probable que se baje de los 13 segundos. Todo el mundo está expectante, el suspense ronda. ¿Quién ganará esta vez?

En la urbe española, los especialistas apuntan que se puede lograr un buen registro, a tenor con la rapidez de la pista de color azul, similar a la de los Juegos Olímpicos de Beijin de 2008, donde el cubano firmó un espectacular 12:91.

«Me siento bien y creo que es una buena competencia para probar la maquinaria. Puede salir un tiempazo, pero todo dependerá de las condiciones meteorológicas del día», expresó Dayron, quien correrá a las 4:00 p.m. hora de Cuba.

En estos momentos, y ayudado por su victoria frente al estadounidense, la seguridad del cubano está en ascenso, algo que le hacía mucha falta desde hacía rato. «La confianza la busco conmigo mismo y el factor psicológico lo trabajo en mis entrenamientos. Si llego al Mundial en mi mejor forma será muy difícil que me superen», sentenció el recordista mundial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.