La bandera en buenas manos

El equipo cubano que asistirá al III Clásico Mundial fue abanderado horas antes de partir rumbo a Taipei de China, donde cerrará el último tramo de su preparación

Autor:

Juventud Rebelde

Este jueves, pocas horas antes de partir rumbo a Taipéi de China para cerrar su preparación, el equipo cubano recibió la bandera que defenderá en el cercano Clásico Mundial de béisbol.

Yulieski Gourriel, capitán del equipo, recibió el pabellón patrio de manos de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Ministros, en la ceremonia realizada en la base al monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución, y en la que también estuvieron presentes Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del PCC, y Christian Jiménez, presidente del Inder.

En nombre de todos los jugadores, Alfredo Despaigne y Andy Ibáñez colocaron una ofrenda floral ante la estatua del Apóstol. Poco después Frederich Cepeda leyó el compromiso de ser dignos representantes de un pueblo heroico, y recalcó que sabrán defender la patria con el mismo espíritu de los cinco compatriotas retenidos injustamente en Estados Unidos.

De Antonio Guerrero, uno de esos cinco luchadores antiterroristas, fue la carta leída en el acto, en la cual se reconoce la elevada responsabilidad y el compromiso de representar a Cuba dondequiera que sea, y la gratitud para todos los que sepan hacerlo como fieles y dignos hijos de este pueblo.

Al dirigirse a los miembros del colectivo, Díaz-Canel expresó que se había conformado el equipo de todos los cubanos, y los conminó a regresar «con la medalla de la dignidad, esa que ganan los hombres cuando son consecuentes con su tiempo, con su pueblo y con su patria».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.