Solucionar los problemas de la Pelota desde la base

Hay que explotar las potencialidades reales en cada territorio para sostener la calidad del nuestro deporte nacional como una fortaleza de la cultura e identidad cubana, sostuvo Heriberto Suárez, director nacional de Béisbol

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— La dignificación del béisbol cubano radica en el reconocimiento de las deudas y deficiencias, en primer lugar, y en segundo orden en el concurso de entrenadores, directivos y autoridades de cada territorio para que la Serie Nacional se convierta en el evento deportivo, sociocultural e identitario más importante del país.

Lo anterior trascendió de un análisis realizado en Isla de la Juventud, donde Heriberto Suárez, director nacional de Béisbol, enfatizó en la urgencia de transformar los estilos de trabajo en las provincias en función de solucionar los problemas de la pelota cubana en la base. «Tenemos que explotar todas las potencialidades; hoy existen 3 457 entrenadores en el país, pero todavía persisten errores; eso se soluciona si se homogeniza la preparación física, técnica y táctica a partir de la ciencia. Todo en béisbol está escrito; las diferencias radican en la integración del equipo con la universidad, el Gobierno y el consejo científico de cada provincia», dijo.

En ese sentido, Felipe Gálvez, de la Universidad local, recordó que la participación activa de la casa de altos estudios pinera en la preparación de Los Piratas durante la Serie Nacional 54, ayudó al equipo a ubicarse en el segundo lugar, resultado histórico de la Isla de la Juventud.

«Para lograr mejores resultados, primero explicamos bien, demostramos correctamente y, dentro de lo posible, hacemos una oportuna corrección de los errores; ahí puede estar la clave del éxito en la preparación», sugirió Gálvez.

Juan Ramírez, del combinado deportivo Arturo Lince, de Nueva Gerona, instó a la generalización de las investigaciones del deporte en el territorio, que cuenta con 132 especialistas y másteres, al tiempo que sugirió prestar también atención en materia de recursos a los combinados, pues de ahí salen las futuras matrículas para las escuelas de Iniciación Deportiva.

Durante el encuentro, Heriberto Suárez llamó a buscar alternativas domésticas para mejorar las instalaciones de béisbol en el territorio, hoy solo con tres en buen estado, una regular y 11 en malas condiciones. Convocó, además, a fortalecer la escuela de arbitraje en Cuba y transformar la imagen y utilidad de las animaciones locales durante los partidos.

El directivo se pronunció por lograr mayor afluencia de público a las instalaciones, mejorar la calidad del espectáculo y la participación de glorias deportivas, como vía para consolidar la historia de la Pelota cubana en las nuevas generaciones, y explicó que ante las carencias de recursos y la imposibilidad de resolverlos todos, se precisa del esfuerzo y la integralidad de todos en virtud de la calidad y la dignificación del pasatiempo nacional, la cultura e identidad cubanas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.