Kaliema abrió el medallero

Este sábado, Álex García será el mayor aspirante al podio

Autor:

Enio Echezábal Acosta

La santiaguera Kaliema Antomarchi obtuvo, tras cuatro fechas de sequía, la primera medalla para los judocas cubanos que intervienen en el Mundial de la disciplina, con sede por estos días en Budapest, capital de Hungría.

Incluida en el duro grupo B de la división de 78 kilogramos, la muchacha comenzó su recorrido «recetando» ippones: primero a la campeona africana Kaouthar Ouallal, de Argelia, y luego a la húngara Abigel Erdelyi-Joo.

Para cerrar la llave, debió medirse con la japonesa Mami Umeki, ante la cual cayó por ippón, a poco más de un minuto y medio de haber comenzado el combate.

Tocaba entonces enfrentarse al repechaje, en donde «barrió» a la italiana Assunta Galeona y luego a la también nipona Ruika Sato —por wazari—, resultado con el que, además de la medalla, mejoró su actuación histórica: un quinto puesto obtenido en la cita del orbe de Río de Janeiro 2013.

No obstante el primer podio antillano, los representantes del sector masculino tuvieron otro día aciago, aun cuando los pronósticos hacían esperar una mejor actuación de Iván Silva y Asley González, ambos en los 90 kilos.

El matancero Silva venció en la fase preliminar al húngaro Gabor Ver, justo antes de caer ante el ruso Khusen Khalmurzaev, mientras que Asley no llegó siquiera a obtener un triunfo, al ceder por ippón ante Nemanja Majdov, de Serbia, a la postre ganador del metal dorado.

En la fecha de cierre, las mayores opciones se concentran en Álex García (+100), quinto en Río 2016, junto a quien estarán compitiendo los debutantes Andy Granda (100) y Elianis Aguilar (+78).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.