Declaraciones de Crispina Almeida Gomes, embajadora de Cabo Verde en Cuba

Diez años después del surgimiento de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa continúa el interés de incrementar la cooperación entre las naciones miembros

Autor:

Marina Menéndez Quintero

La cooperación entre los países que un día fueron colonias de Portugal y su ex metrópoli se ha consolidado en los campos de la salud y la educación así como en la economía, mediante intercambios que tienen exponentes en grandes y pequeños empresarios y a través de las cámaras municipales.

Así lo hizo saber en declaraciones a JR, la embajadora de Cabo Verde en Cuba, Crispina Almeida Gomes, quien considera que la cultura es «la sal que nos une»; pero ese no es el único aderezo.

«No hay desarrollo sin cultura: a través de ella podemos lograr otros propósitos en los planos económico, social y político», añadió.

Podría afirmarse que este estrechamiento de vínculos se debe a la decisión, adoptada en julio de 1996, de conformar la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP): un conglomerado que agrupa a 223 millones de habitantes repartidos en siete naciones, y que está reconocido como grupo ante las Naciones Unidas.

Uno de los primeros «frutos» de la CPLP fue la fundación del Instituto de Lengua Portuguesa que radica en Cabo Verde, con el objetivo primordial de desarrollar el idioma en los países de habla portuguesa; pero todo no se ha quedado ahí.

Diez años después del surgimiento de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa el interés por continuar salvaguardando lo que los une e incrementando la cooperación no ha decaído entre las naciones miembros, como lo demuestran las actividades organizadas por sus legaciones diplomáticas en distintos lugares del mundo para conmemorar la década de esa agrupación.

Los actos en Cuba empezaron el pasado 30 de junio y concluirán en la tarde de este viernes 10 de noviembre, con la apertura de una muestra fotográfica y la degustación de platos típicos de los países miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa en la Casa Garibaldi, sita en Jústiz número 21, en La Habana Vieja.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.