Derecha liberal polaca gana presidencia en cerrados comicios

Bronislaw Komorowski, de 58 años de edad, será el jefe de Estado durante los próximos cinco años, cargo que ocupaba de forma interina desde la muerte de Lech Kaczynski en un accidente aéreo el pasado 10 de abril

Autor:

Juventud Rebelde

El liberal de derecha Bronislaw Komorowski ganó la presidencia polaca con el 52,63 por ciento de los votos, y se impuso a su adversario, el ultraconservador Jaroslaw Kaczynski, quien recibió 47,37 puntos porcentuales de apoyo, dijo PL.

La Comisión Electoral Nacional informó en la madrugada de este lunes que los datos corresponden al 95 por ciento de los votos escrutados, con una asistencia del 56 por ciento, superior a la primera vuelta de junio pasado.

«Hago un llamamiento a la unidad de todos, porque Polonia es nuestra propiedad común y no hay libertad sin solidaridad; ganó la democracia», señaló Komorowski tras conocer su triunfo.

Esta victoria allanará el camino al gobierno actual, liderado también por su partido Plataforma Cívica (PO), para acelerar las reformas estructurales que, a su juicio, necesita el país, y que afectan a la sanidad, las pensiones, la administración pública y algunos sectores económicos.

Además, el ejecutivo necesita poner en marcha medidas de austeridad para reducir su déficit público para entrar en la zona euro. Según previsiones, el mismo podría ser de 6,9 por ciento al terminar el año.

Polonia fue el único país de la Unión Europea que logró escapar de la recesión económica el pasado año.

Kaczysnki decidió felicitar a su adversario tras conocer los resultados de los sondeos en los colegios, que también vaticinaban un cerrado margen. «Tengo que empezar felicitando al ganador», dijo.

Komorowski, de 58 años, será el jefe de Estado durante los próximos cinco años, cargo que ocupaba de forma interina desde la muerte de Lech Kaczynski en un accidente aéreo el pasado 10 de abril.

El nuevo presidente de Polonia es partidario de las políticas orientadas al mercado y la privatización, además de tener una vocación proeuropea.

La Constitución polaca establece un papel más representativo para el Presidente, cuyo poder reside en el derecho de veto de las leyes que aprueba el Parlamento, las cuales en la práctica suele paralizar o ralentizar la acción del Gobierno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.