Obama admite una «paliza» electoral

La nueva mayoría republicana en la Cámara intentará echar atrás la reforma de salud y recortar aún más el gasto público

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 3.— El presidente de EE.UU., Barack Obama, consideró este miércoles que los alcances de la derrota demócrata en las elecciones intermedias, que le costará a su partido el control de la Cámara de Representantes, constituyeron «una paliza».

Según Notimex, Obama desestimó que la pérdida de más de 60 escaños en la Cámara Baja y el recorte de su mayoría en el Senado, represente un referéndum sobre las políticas que impulsó y que, insistió, hicieron una diferencia en la economía.

«No hay duda de que la preocupación número uno de la gente es la economía, y expresó enorme frustración sobre el hecho de que no hemos hecho suficiente progreso» en esa esfera, indicó el mandatario.

Obama insistió en que las políticas que su gobierno implementó para hacer frente a la crisis, pese a todas las críticas, evitaron que se agravara. «Estabilizamos la economía. Tenemos generación de empleos en el sector privado, pero la gente en EE.UU. no está sintiendo el progreso, no lo ven», concedió, en alusión al elevado índice de desempleo.

«Claro que no estoy recomendando a ningún futuro presidente que tome una paliza como la que sufrí anoche», dijo.

Los republicanos ganaron 60 escaños en la Cámara de Representantes, donde ahora cuentan con 238 de 435 asientos, y obtuvieron seis puestos más en el Senado, pero sin desbancar la mayoría demócrata. La derrota demócrata se amplía con la pérdida de diez gobernaciones en todo el país.

Desde ahora, señala AFP, a Obama se le complica enormemente su  agenda. El Congreso tenía pendientes importantes reformas, como la energética y  la educativa. La reforma migratoria integral aparece muy lejana, a pesar de que el aún líder demócrata en el Senado, Harry Reid, prometió que volvería a plantear un debate sobre una iniciativa muy limitada, para legalizar a los estudiantes indocumentados.

Tradicionalmente, el partido que está en la Casa Blanca pierde escaños en el Congreso en las elecciones de medio mandato, señalaron observadores.

Los republicanos han prometido que, para empezar, revocarán la vasta reforma de salud impulsada por Obama y recortarán drásticamente el gasto público.

«Queda bastante claro que la gente quiere un gobierno más pequeño, menos costoso y más responsable», dijo John Boehner, quien se convertirá en el próximo presidente de la Cámara de Representantes, citado por Reuters.

No obstante, los demócratas del Senado pueden bloquear las iniciativas de la Cámara, y la mano debilitada de Obama sigue teniendo el poder del veto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.