Miles de afganos protestan por quema del Corán

Nuevamente los soldados estadounidenses dan muestra de su irrespeto hacia el pueblo que supuestamente intentan «salvar»

Autor:

Juventud Rebelde

KABUL, febrero 21.— Ante la mayor base estadounidense de Afganistán, Bagram, miles de afganos se manifestaron visiblemente indignados y acusaron a las tropas extranjeras de haber quemado ejemplares del Corán

«La gente protesta porque las tropas de Estados Unidos y la OTAN destruyeron y quemaron un Corán», aseguró a la prensa Roshna Khalid, portavoz regional de la provincia de Parwan, a unos 50 kilómetros al norte de Kabul, reportó PL.

Jalid precisó que los manifestantes portaban copias del Corán quemadas por las tropas de ocupantes y que se efectuaron disparos para dispersar al grupo, sin que se registraran víctimas.

Uno de los asistentes, Sami Ullah, afirmó que coreaban «Muerte a los estadounidenses» y que uno de ellos recibió un tiro de fusil automático.

Mientras, la agencia de noticias afgana AIP indicó que los participantes quemaron un quiosco y un testigo aseguró haber escuchado disparos en las inmediaciones de la base-prisión de EE.UU. Asimismo la fuente dio cuenta de la gran cantidad de personas congregadas ante las puertas de Bagram que sumaron unas 2 000 según AFP.

Otra concentración de unas 500 personas tuvo lugar en Kabul, cerca de las principales bases de la OTAN en la capital, en la carretera de Jalalabad, pero ya se dispersó más temprano, declaró a la AFP el  portavoz de la policía, Ashamat Estanakzai.

«Hemos tenido conocimiento de estos actos, hemos intervenido inmediatamente  y los hemos detenido. Los documentos recuperados serán inmediatamente  entregados a las autoridades religiosas competentes», anunció el comandante estadounidense de las tropas de la OTAN, John Allen, quien presentó sus excusas al pueblo afgano, como si eso bastara.

Allen comunicó en una nota a la prensa que «Estamos investigando el suceso y dando pasos para garantizar que esto no suceda de nuevo. Les aseguro... les prometo... que esto no ha sido de ninguna manera intencionado».

Sin embargo, los hechos demuestran que las profanaciones del libro sagrado y otros símbolos religiosos islámicos por soldados de Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), son más frecuentes de lo que quieren reconocer. No se trata solo del Corán, sino de las más elementales normas de conducta.

A principios de enero, un vídeo de cuatro marines estadounidenses orinando sobre los cadáveres de presuntos talibanes fue colgado en internet y levantó  una enorme polémica, aunque no provocó ninguna manifestación en Afganistán. Unos días después, un militar afgano que mató a cuatro soldados franceses e  hirió a otros 15 justificó su acto por lo ocurrido en el vídeo.

Otras imágenes, que muestran a soldados británicos pidiendo a niños afganos que les toquen los genitales a través de su ropa, también «asquearon» al Gobierno afgano pero no perturbaron el orden público.

En abril de 2011, diez personas murieron y decenas más resultaron heridas en manifestaciones que duraron varios días después de que el pastor estadounidense Terry Jones quemara un Corán en Florida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.